Economía

¿Un triste aniversario? Una década de precios al alza con el euro

  • La inflación ha subido el 31% desde 2002 y los sueldos sólo un 13%

Nos comíamos las uvas, nos íbamos de fiesta para celebrar la Nochevieja y un par de días más tarde, a modo de tregua, en concreto el 2 de enero, una nueva moneda entraba en nuestra vida: el euro. Corría el año 2002 y de ese modo se cumplía con la última fase de nuestra integración monetaria en la Unión Europea. El euro cumple diez años en una celebración marcada por la crisis.

Se cumplen diez años de la efeméride y hoy el euro lo que hace es protagonizar las portadas de esta crisis de deuda y confianza que asola a los países que componen la eurozona, pero... ¿qué ha supuesto esta década de moneda única a pie de calle? ¿qué impacto ha tenido en nuestros bolsillos adoptar la divisa que comparten economías tan dispares como Alemania, Francia, Italia, Grecia...?

Para empezar un dato: salarios y precios no han caminado de forma paralela a lo largo de estos diez años. En el primer trimestre de 2002, el sueldo medio de un español fue de 19.802 euros, según la encuesta de estructura laboral del INE. En 2009, último año del que se disponen de datos, este dato fue de 22.511 euros, lo que supone que hasta ese año han escalado un 13 por ciento. ¿Y qué ha pasado con la carestía de vida?

La variación del IPC desde diciembre de 2001 hasta noviembre de 2011 arroja un 31 por ciento. Casi el doble. Menos dinero en nuestros bolsillos para pagar cosas que nos cuestan más caras.

En los primeros meses de aquel ya lejano año, el redondeo al alza de precios fue un clamor. El euro equivalía a 166,386 pesetas pero rápidamente se asimiló que todo aquéllo que costaba cien pesetas pasaba a costar un euro, por ejemplo. Y lo que ya suponían los consumidores ha sido confirmado por sucesivos estudios y eurobarómetros.

Pan, leche, huevos...

El más reciente, de la OCU, nos confirma que desde la introducción del euro en 2002, los precios de la alimentación han subido un 48 por ciento, la vivienda se ha encarecido un 66 por ciento y el transporte, entre un 45 y un 58 por ciento. Incrementos que se sitúan muy por encima del poder adquisitivo de los españoles, recordemos ese 13 por ciento de incremento en los sueldos.

Pero es que, si vamos al detalle, encontramos que productos tan básicos como el pan, la leche, el aceite de oliva, la carne, etcétera cuestan hoy el doble o más de lo que costaban hace sólo una década. El pan, un 85 por ciento más; la leche, un 48 por ciento más; el aceite de oliva, un 33 por ciento más, y la carne, un 36 por ciento más. Según los estudios que recoge la OCU, la cesta de la compra costaba a los españoles una media de 765.378 pesetas al año, es decir unos 4.600 euros. Este mismo conjunto de alimentos cuesta en 2011 unos 6.800 euros al año, casi el doble.

Trasladarnos también nos cuesta mucho más caro desde que el euro entró en nuestras vidas. El tren es un 45 por ciento más caro que en 2002; el autobús, un 48 por ciento más y el transporte urbano ha subido un 58 por ciento. Pero es que el carburante, cuya subida sirve para explicar la de los transportes en general, ha escalado un 82 por ciento a lo largo de estos diez años.

Estas cifras dibujan un escenario que tuvimos ocasión de apreciar desde el primer momento. Desde lo más cotidiano como tomar un café hasta la compra más compleja, como pueda ser la de una casa. Hoy, los datos confirman que los precios en los bares para consumiciones habituales de café, cervezas, etcétera, empezaron a costar en 2002 un 7 por ciento más caro, aparcar el coche en un parking nos costaba un 13 por ciento más y las entradas al cine se encarecieron un 9 por ciento de media.

Las tarifas postales merecen un capítulo aparte: en los primeros cuatro meses de 2002, el coste de los servicios se incrementó en un 51 por ciento. Las tarifas han seguido subiendo y enviar una carta o un paquete hoy sale un 107 por ciento más caro que en septiembre de 2001.

En suma, el euro ha encarecido los precios de los productos y servicios "más cotidianos" en España un 60 por ciento en los diez años que lleva vigente, según datos de la Confederación Española de Organizaciones Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu).

La organización ha afirmado que, en algunos casos, la moneda única ha llegado a incrementar los precios un 100 por cien, "como son los casos de las tarifas de correos, del Metro de Madrid o los precios en bares y restaurantes". La asociación ha explicado que "sólo" se han producido bajadas en productos relacionados con la tecnología, "sobre todo en ordenadores y vídeo consolas".

Ante estos datos, Ceaccu ha denunciado la "desproporción" entre la evolución de los ingresos de las familias y los precios, y ha asegurado que "ese desfase nunca llegó a recogerse en el IPC, ya que la modificación de su método de cálculo se produjo, precisamente, en el año 2002".

El fenómeno del redondeo

El fenómeno del redondeo al alza de los precios no fue exclusivo de España. Según un eurobarómetro del año de introducción de la moneda única, en todos los países, sin excepción, se percibía el aumento de precios. Así, el 80 por ciento de europeos respondían con un sí a la pregunta de si tenían la sensación de que con la conversión al euro los precios habían sido redondeados al alza. En España, ese porcentaje se elevaba al 86 por ciento; en Holanda, al 91 por ciento; en Francia, al 79 por ciento; en Alemania, al 87 por ciento y en Portugal al 65 por ciento.

A un año de la introducción del euro, en 2003, la Fundación Eroski llevó a cabo una encuesta a cerca de 2.000 españoles sobre sobre los efectos en la vida cotidiana de la entrada en vigor de la moneda comunitaria. De este modo, el estudio constató que era absolutamente general (lo sentía así el 98 por ciento de los ciudadanos) la percepción de que el euro había encarecido los precios y, en esta misma línea, que estaba muy extendida (41 por ciento, frente al 10 por ciento que piensan que ha resultado beneficiosa) la opinión de que ha perjudicado la economía personal o familiar.

Una sensación muy arraigada entre los consumidores en esos primeros momentos de convivencia con la moneda única, según la encuesta de Eroski, es que el dinero duraba menos tiempo en la cartera que antes: nueve de cada diez afirmaban que un billete de 50 euros cunde menos que su equivalente en pesetas antes de la llegada de la nueva moneda.

En 2006, los españoles, sin embargo, apoyábamos la introducción del euro. En un eurobarómetro de 2006, un amplio 60 por ciento de españoles se mostraba a favor de la introducción de la moneda única, frente a un 27 por ciento que se posicionaba en contra.

Si hay un sector en el que la adopción del euro no resultó barata para España fue el de la restauración. Durante los preparativos y la introducción de la moneda única, nuestro país sufrió la mayor subida de los precios aplicados en restaurantes y cafés entre los países de la Eurozona, según un informe de la UE en 2007 que destacaba que el incremento fue de más del 40 por ciento entre finales de 1998 y 2006.

Este trabajo indicaba que la media de subida en la zona euro se situó cerca del 30 por ciento. En Alemania, el incremento no llegó al 15 por ciento, en Bélgica y Francia no superó el 25 por ciento, y en Italia se quedó por debajo de la barrera del 30 por ciento.

En algunos Estados miembros fue patente un "salto" en los precios de restaurantes y cafés a partir de la entrada en circulación de la moneda única, si bien en países como Alemania u Holanda este ajuste, "claramente visible", dio paso a "tenues" subidas en los años siguientes.

En el caso concreto de nuestro país, el estudio indicaba que se venía produciendo ya una subida más acelerada en los años previos a la introducción física de los billetes y monedas de euro, pero fue con su puesta en circulación cuando la brecha con los demás países se ensanchó. Los autores del informe también destacaban que el comportamiento de los precios de restaurantes y cafés se ha extendido a otros servicios, especialmente a aquellos relacionados con el ocio, la reparación y la limpieza.

La burbuja inmobiliaria

Por otra parte, y si nos referimos al mercado de la vivienda, en el que la burbuja de precios sí se ha manifestado con toda su crudeza, la intervención de la moneda única no parece haber sido uno de los detonantes.

Hasta el punto que el FMI se molestó en elaborar un estudio, Los efectos del precio de la vivienda y de la política monetaria en una unión monetaria, que viene a concluir que España no habría podido evitar el estallido de la burbuja inmobiliaria aunque hubiera estado fuera del euro y hubiera tenido pleno gobierno sobre su moneda.

La revalorización de la vivienda en España durante el periodo de 1997 a 2007 ha sido del 191 por ciento según datos recogidos por The Economist, la segunda mayor de la OCDE y superior a la de países donde no se duda de la existencia de una burbuja, como el Reino Unido (168 por ciento) o Estados Unidos (85 por ciento). Según la Sociedad de Tasación, en diciembre del año 2000, el metro cuadrado costaba de media en España 1.453 euros. Once años de precios inflados en el sector del ladrillo lo han situado en 2.419 euros, un 66 por ciento más.

Lo cierto es que el fenómeno de la burbuja inmobiliaria (y del consumo en general) coincidiendo con la década de convivencia con el euro ha sido estudiado por los expertos a veces sin demasiado consenso. En un informe del Real Instituto Elcano de 2006 ya se incidía en la tasa de inflación en España, mayor que en las principales economías europeas.

En concreto, en opinión de Paul Isbell, autor del informe, "la política monetaria que se ha impuesto a España desde el BCE ha sido excesivamente laxa, estimulando el consumo, los préstamos y el crecimiento. Este choque asimétrico positivo -lo contrario de lo que Alemania ha estado experimentando- no sólo permite explicar el diferencial de crecimiento positivo que España ha registrado respecto al promedio de la zona euro, sino también la acumulación constante de desequilibrios, como el incremento de la deuda de las unidades familiares y la potencial burbuja del mercado de la vivienda".

Sin embargo, en 2003, el Servicio de Estudios del BBVA afirmaba que el llamado "efecto euro" había contribuido a encarecer la vivienda en España un 12,7 por ciento, según un informe sobre situación inmobiliaria entre los años 2000 y 2002. El informe subrayaba que la adopción del euro y su entrada en circulación representó el 12,7 por ciento de la subida total. recordaban, no obstante, el carácter cíclico de este mercado, muy vinculado a la evolución de la actividad económica general. Nos quedaban por vivir aún años de burbuja antes de sufrir el caótico pinchazo.

comentarios22WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 22

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

franklin
A Favor
En Contra

lo que lleva sabiendose 10 años, que es una estafa...

Puntuación 5
#1
ala
A Favor
En Contra

el euro ha sido un timo para todos los trabajadores y un acierto para especuladores y políticos que han visto incrementados sus patrimonios a costa del poder adquisitivo de los que depende de una nómina.

Puntuación 12
#2
Medios de desinformacion
A Favor
En Contra

Esto es tan mentira como la encuesta que dice que la gente esta a favor la monarquia.Nos mienten constantemente y lo peor de todo esque muchos les creen.

Puntuación 10
#3
MM
A Favor
En Contra

SENTIMENTALISMOS Y MILONGAS APARTE, YO, EN EL 2002, ERA MUCHÍSIMO MíS FELIZ QUE AHORA; HACÍA MUCHÍSIMAS MíS COSAS CON UN SUELDO QUE POR AQUEL ENTONCES ERA NORMAL, PERO TAMBIEN ERAN NORMALES EL COSTE DE LA VIDA Y EL DINERO DABA MíS DE SÍ QUE EN ESTA MIERDA DE ÚLTIMOS AÑOS.

¿OS DíIS CUENTA QUE LA POLÍTICA NOS AMARGA LA VIDA Y LITERALMENTE NOS ARRUINA??????????

Puntuación 24
#4
Littlebrother
A Favor
En Contra

Enorme falsedad. Verónica Rodríguez y Pedro Calvo mienten a conciencia.

Puntuación 1
#5
El hada madrina
A Favor
En Contra

Y puliendo una lámpara sale un genio que daseos. Los precios los marcan los que dirigen las empresas. Los sueldos también, menos a los funcionarios (que no han tenido una subida media del 13%, sino una buena bajada). Ya nadie se acuerda de esos años de una 14% de inflación. Así, que seguir echando la culpa al redondeo.

Puntuación -6
#6
Maqui
A Favor
En Contra

La pérdida de capacidad adquisitiva desde la entrada en el euro, aunque ya se perdía desde el año 97, especialmente los funcionarios, es brutal. Los únicos beneficiados de la época de vacas gordas de crédito a tutiplen etc. fueron los "empresarios" y autónomos defraudadores. ¿A quién fue a para la deuda de las familias, casi un billón de euros?

Puntuación 7
#7
Lister
A Favor
En Contra

Arturo Fernández, "flamante"vicepresidente de la CEOE y empresario de hostelería, pegó el pelotazo con el paso de la peseta al euro con el redondeo. Ya lo ven ahora pidiendo sacrificios a los trabajadores que cada vez tenemos menor poder adquisitivo

Puntuación 8
#8
mercados
A Favor
En Contra

Hola, parte es verdad, y parte mentira. Añadir solo esto:

cuanto España entro a formar parte del euro, ya estaba muy devaluada (recordais cuando se devaluo un 10% más otro 15% y despues un 20%), y cuando se puso el tipo de cambio con respecto al euro: fue el remate, algunos paises como Francia se quejarón que estabamos jugando con ventaja o haciendo trampa con el tipo de cambio, .... ¿quien engaña?.

Pues es sencillo: ¡nuestros gobernantes!; los medios de comunicación nunca en su historia han sido imparciales, buscando la verdad, sino los intereses propios o sectoriales. ¿Cuantos lios nos han metido nuestros gobernantes, en cuantas guerras?; ya sean regimenes democraticos o dictaduras. ¿Cuando le exigiremos que digan la verdad, que gobiernen honradamente, nada de picarezca.

Nunca en España. se han comportado honradamente, decir la verdad es muy dificil para nuestros politicos.

¡tan dificiles son las reformas estructurales!.

¡cuando vamos a cambiar el chic de culpar a los demas!.

El euro es lo mejor que nos ha pasado, un avance supremo de la inteligencia europea; y no un mal.

Puntuación 2
#9
EPO
A Favor
En Contra

Casi el doble? en periodismo falta una asignatura de matematicas 13x2=26, 13X3=36 es casi el triple lo que se a encarecido la vida respecto al sueldo

Puntuación 6
#10
noticia?
A Favor
En Contra

pues hace diez años que esto se sabe...

Puntuación 2
#11
EPO
A Favor
En Contra

4600x2=9200, creo que esta muy lejos de lo que el llama casi el doble 6800. Las matematicas esta claro que no e el fuerte del periodista jeej

Creo que es un 50% de incremento. Supongo que el puede decirme que tengo faltas de ortografia, a no que el tambien las tiene

Puntuación 1
#12
juan
A Favor
En Contra

Y todavia dice el PP y la patronal que hay que bajar mas los salarios. Debe ser que no les parece suficiente esa brutal desproporcion entre inflacion y sueldos desde que el PP nos estafo metiendonos en el euro sin ni siquiera hacer un referendum.

Puntuación 4
#13
FER
A Favor
En Contra

ESTO ES SENCILLAMENTE MENTIRA.

YO PAGABA A MIS TRABAJADORES EN TORNO A LAS 100.000 120.000 PTS Y AHORA CON DOS AÑOS DE CONJELACION SALARIAL ESTAN EN 1300 EUROS,OSEA,215.000 PTS...

NO ENGAÑEMOS O POR LO MENOS,NO MANIPULEMOS.

Puntuación -4
#14
Sorp
A Favor
En Contra

Nos han atracado por todas partes y todos tan contentos.

¿Cómo puede ser el genero humano trabajador tan TONTO?

Puntuación 3
#15
Josu
A Favor
En Contra

No se quieren enterar y prefieren ahondar en la entelequía de volver a la peseta. ¡Enterensé! A partir de ahora los mercados europeos no se ajustan por precio, tal como hicieron en los noventa Francia, eSPAÑA y Portugal, entre otros, porque eso es lo que aún pretende Polonía y muchos que la tienen por ejemplo.

A partir de ahora el ajuste sólo puede venir por el lado de la oferta, por lo tanto, aquellos que no converjan en productividad y eficiencia serán más pobres cada vez; porque estamos en un sistema injusto que siempre empuja hacia la esquina del ring al débil para darle una soberana paliza ante un público enfervorizado. Las ayudas comunitarias sólo hacen la función des caramelitos de propaganda que sirven para endulzar las acometidas furiosas de La Bestia Liberal.

Puntuación 1
#16
Lister
A Favor
En Contra

#14

FER, con tu comentario se pone en evidencia la "calidad" de los "empresarios" en España. Poder o capacidad adquisitiva quiere decir lo que se puede comprar con el sueldo. Dices que pagabas en el 2002 a tus trabajadores alrededor de 110.000ptas. y ahora 1300€ (215.000ptas.) y no te paras a reflexionar lo que hacian con las 110.000ptas. de antes y las 215.000ptas. de ahora. Penoso...

Puntuación 3
#17
OBSIDIANA
A Favor
En Contra

.

.

--LA VIVIENDA UN 200 %-----

.

.

Puntuación 4
#18
FER
A Favor
En Contra

17-

Y TU NO TE HAS PARADO A PENSAR QUE A LOS DEMAS TAMBIEN LES AFECTA LA INFLACION Y DEMAS SUBIDAS DE IMPUESTOS,ENERGIA,SS...

PONTE TU UNA EMPRESA Y ME DICES...QUERIDO LIESTER...ASI SABRAS LO QUE SE GANA DE EMPRESARIO EN ESTE PAIS...

QUE PARA CRITICAR COMO TU HACES,VALE HASTA ZP...JEJEJJE SEGURO QUE TU IDOLO.

Puntuación -3
#19
Jubilado
A Favor
En Contra

10 años del € Alzas de los precios.

Este artículo demuestra que el IPC es un -valor o dato- que no sirve para nada por estar mal calculado, o estar manipulado.

Hace pocos días apareció un dato, creo que estaba elaborado por Facua, en el que se daba como subida de los precios un 43%, si no me equivoco.

El disparate de subida de precios de este País ha sido generado mayormente por los intermediarios, que de tramo en tramo de intermediación han redondeado todo lo que les ha venido en gana.

Pero tampoco les voy a echar toda la culpa a ellos, los pequeños comerciantes, hosteleros y grandes superficies se sumaron de inmediato a estos ¡pequeños! reajustes de precios, con la escusa de los céntimos de euro que en muchos casos eran 5 cts.

No es culpable el euro, los culpables son aquellos que han pensado que una moneda fuerte es para gastar fuerte. ¡No! Una moneda fuerte es para que controlemos mejor nuestros gastos y que los posibles sacrificios para ahorrar nos permitan mirar al futuro con mas tranquilidad que con una moneda que se devalúa cada vez que se entra en crisis, con lo que los posibles ahorros conseguidos con sumo esfuerzo se vayan al garete cada poco.

Puntuación 1
#20
Vulcano
A Favor
En Contra

Salir del euro implica, sobre todo, recuperar instrumentos de política económica que tradicionalmente tenían los estados de la UE, y de los que hoy incluso siguen disponiendo EE.UU, Reino Unido, China y la mayor parte de los estados del mundo. Me refiero a utilizar la política monetaria y financiera para favorecer la consecución de objetivos como el impulso de la actividad económica dirigida a satisfacer las necesidades básicas de la ciudadanía, vía tipos de interés y tipos de cambio. También pasa por recuperar el control ciudadano de los mercados financieros y de las instituciones que operan en ellos, avanzando en el impulso y consolidación de una banca pública y cooperativa que atienda con criterios sociales aquellos ámbitos básicos de la vida que la banca privada deja de lado o bien atiende con criterios de usura.

Puntuación 0
#21
A Favor
En Contra

La culpa no la tiene el euro, la tiene la especulación masiva, el deseo de enriquecerse lo más rápidamente posible sin controlar el entorno y el no establecer políticas económicas de 20 a 30 años vista.

Para que todo ésto pueda (y deba suceder), España debe asumir sus carencias, sus estripicios y ganarse la confianza del entorno de manera humilde. La solución más sencilla se establece en crear Organismos de Poder relacionados con el desarrollo económico que sean independientes de lospartidos políticos pero que sean los principales encargados de su asesoramiento.

recordar que sin Europa y sin el Euro, seríamos mucho menos España, este país no hubiera vivido tasas de crecimiento por encima del 4% durante la senda de los felices 2000. Pero ahora toca pagar los excesos y regularizar el sistema. Los griegos o los irlandeses (cada uno con su particular sistema económico), se pasaron mucho más de ese 4% y lo están pagando con creces.

No le echemos la culpa al Euro... que ser parte de la Unión Europea quizás sea la única moneda de cambio que tenga el país para anticipar la salida de la crisis. Una ruptura de la moneda europea, sería contemplar la Tragedia española jamás imaginada y como los españoles somos mucho más dramáticos que los griegos, las consecuencias ya digo, serían inimaginables.

Puntuación 0
#22