Economía

Merkel y Sarkozy proponen reformar el Tratado de la UE sin tocar eurobonos ni BCE

  • Este jueves se han reunido con el nuevo jefe del gobierno italiano Mario Monti
  • Los cambios no afectarán al estatuto del Banco Central Europeo (BCE)
  • La canciller insiste en que no cambiará su opinión sobre los eurobonos

Francia y Alemania se han comprometido a hacer una propuesta antes del 9 de diciembre "para modificar los tratados de la Unión Europea", según ha anunciado este jueves el presidente francés Nicolas Sarkozy al término de la reunión que ha mantenido en Estrasburgo con la canciller alemana Angela Merkel y el nuevo jefe del gobierno italiano Mario Monti.

"Francia y Alemania harán propuestas en los próximos días para modificar los tratados (europeos) con miras a mejorar la gobernanza de la zona euro y la convergencia de las políticas económicas". No obstante, los cambios no afectarán al estatuto del Banco Central Europeo (BCE), según ha confirmado Merkel.

Para la canciller, lo primero es dar pasos para avanzar hacia una mayor unión fiscal, por ejemplo reforzando el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para que pueda imponer sanciones automáticas, así como implementar los acuerdos adoptados a finales de octubre, pero ha matizado que estas mejoras no le llevarán a cambiar de postura sobre el BCE o los eurobonos. Así lo ha precisado Merkel, tras anunciar que el presidente Sarkozy comparte con ella el principio de que el banco es "independiente".

"Hay que coordinar más nuestras políticas si queremos una moneda estable", ha insistido Merkel después de que el presidente francés anunciara que los detalles de las propuestas de reforma se conocerán antes del Consejo Europeo del 9 de diciembre próximo.

Por su parte, el gobierno italiano, Mario Monti, ha reiterado ante los líderes de Francia y Alemania el compromiso de su país para eliminar el déficit presupuestario en 2013.

En la cita, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, habría intentado convencer a la canciller alemana, Angela Merkel, para que permita al Banco Central Europeo (BCE) intervenir de manera decisiva en la resolución de la crisis deuda, después de que hayan aparecido los primeros síntomas de contagio a la propia Alemania. No obstante, al término de la reunión han precisado que cualquier modificación de los tratados de la UE no afectarán al BCE.

Intervenir en los presupuestos

El presidente francés ya dio muestras recientemente de su disposición a satisfacer las exigencias de Merkel al sugerir la posibilidad de aceptar modificaciones en los tratados que permitan intervenir en los presupuestos nacionales de los Estados miembros que incumplan las reglas, aunque hasta ahora la canciller germana se ha mantenido inmovil en su postura de que el BCE tiene prohibido actuar como prestamista de último recurso.

Ayer Bruselas dio sus primeros pasos hacia la introducción de unos bonos de deuda comunes para la Eurozona. Eso sí, la medida, a la que se opone frontalmente Alemania, solo sería factible si se vincula a un control de las cuentas de los Estados.

Relacionados

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud