Economía

S&P reconoce el progreso de Islandia: mejora su perspectiva a estable

  • El país crece con fuerza y se acerca el final de los controles de capital

La agencia de calificación Standard & Poor´s ha decidido mejorar la perspectiva de Islandia de negativa a estable después de que su economía volviera a crecer tras el colapso bancario de 2008. S&P ha mantenido el rating en BBB-, un escalón por encima de ser considerado basura.

"La economía islandesa se está recuperando de la caída sistémica de sus tres mayores bancos y ha vuelto al crecimiento económico positivo después de dos años de contracción severa", explica la agencia en un comunicado.

La semana pasada, el pequeño país nórdico anuncio que su economía ya era lo suficientemente estable como para ir reduciendo los controles de capital por parte del banco central, introducidos desde que sus tres mayores bancos impagaran 85.000 millones de dólares de deuda hace tres años.

Mejor que la Eurozona

Además, se espera que Islandia crezca más rápido que la Eurozona este año, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional, mientras que el coste de los seguros contra el impago del país está por debajo de la media de la Eurozona.

"Se ha realizado un progreso significativo en la reestructuración del balance privado y esperamos que el proceso esté prácticamente finalizado para mediados de 2012", dijo S&P. La mejora de la perspectiva "equilibra nuestra visión sobre la mejoría de los fundamentales de su economía con el riesgo asociado a la posible eliminación de los controles de capital en los próximos años".

La economía islandesa crecerá un 2,5% este año y el que viene, mientras que la Eurozona lo hará un 1,6% y un 1,1%, según las estimaciones del FMI. El año que viene, el superávit por cuenta corriente se incrementará hasta suponer el 3,2% del PIB, mientras que el paro se quedará en el 6%. Parece el fin de la pesadilla islandesa, que ha tenido que ser intervenida por el FMI, sufrir una fuerte inflación y ver como su moneda se hundía.

Esta recuperación ha permitido al banco central ir suavizando los controles de capital que el gobierno estima que habrán concluido en 2013. Esto permitirá a los inversores extranjeros deseosos de deshacerse de coronas islandesas venderalas a inversores que deseen apostar por la isla, según el banco central.

"El rating de Islanda está constreñido por la alta deuda externa y pública que pensamos que podría ser mayor incluso si no fuera por los controles de capital que han limitado la capacidad de los residentes de invertir fuera del país y la capacidad de los extranjeros de cambiar sus coronas por monedas extranjeras", explicó la agencia.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud