Economía

Sí, podemos: medidas para salir de la crisis

El colectivo de economistas Jorge Juan ofrece una visión dura, pero optimista, de las tareas que debe emprender España en 'Nada es gratis: cómo evitar la década perdida tras la década prodigiosa'.

El 15 de mayo de 2011, miles de jóvenes salieron a las calles de España para protestar por lo que consideraban, con fundamento, falta de oportunidades en su vida: alto paro, bajos sueldos, viviendas difíciles de adquirir y otros obstáculos para comenzar su vida adulta. La mayoría temían ser parte de una generación perdida. Muchos españoles compartían estas ansiedades y miraban con desazón al futuro.

¿Cómo hemos llegado a esta situación? ¿Qué podemos hacer? ¿Es posible evitar que los peores augurios se cumplan y suframos una generación perdida?

Una oportunidad perdida

De 1995 a 2008, la economía española vivió una nueva Belle Époque. Vigorosas tasas de crecimiento del PIB vinieron acompañadas de una inusitada creación de empleo y de un comportamiento positivo de las finanzas públicas. Aunque algunos comentaristas alertaban sobre problemas a largo plazo, las preocupaciones no ensombrecían la euforia.

El fuego incontrolado de la crisis financiera mundial que se extendió, desde un foco aislado en los mercados de títulos hipotecarios americanos en el verano de 2007, a los sistemas financieros que dependían en exceso del crédito externo, como el nuestro, reveló que este optimismo tenía pies de barro. Tras la orgía de crédito de los años del boom inmobiliario, ha quedado un sistema financiero enormemente endeudado y que, como mostramos en Nada Es Gratis: Cómo evitar la década perdida tras la década prodigiosa queda en una situación crítica. Sus activos, en sus dos terceras partes, vía promotores, constructores o hipotecas a las familias, están ligados al sector inmobiliario. Sus pasivos dependen de una financiación exterior cada vez menos disponible.

La gran creación de empleo se había concentrado en sectores de bajo valor añadido, como la construcción y el turismo, y mantenía un alto grado de temporalidad. Lo que es más grave, la caída del desempleo dio una excusa para posponer sine die la reforma del mercado de trabajo. Las aparentemente saneadas finanzas públicas eran un espejismo fruto de las extraordinarias recaudaciones tributarias causadas por la burbuja (...).

A este análisis se puede contestar que la política económica de aquellos años poco podía hacer para contrarrestar estas corrientes. Se crecía con poca productividad por dos razones. Una, porque en un país como España en 1995, cualquier creación masiva de puestos de trabajo tenía que ser cubierta por trabajadores de menor calidad media que los que ya estaban empleados. Y segundo, porque el nivel educativo de los españoles es bajo y contamos con pocas personas de nivel intermedio para cubrir muchos puestos claves en las empresas. Las finanzas públicas no podían acumular superávit mayores a los que ya registraban porque partidos, agentes sociales y comentaristas acechaban para devorarlo con bajadas de impuestos, estaciones del AVE o programas varios.

¿Y el boom inmobiliario? Parte venía de unos tipos de interés reales bajos, que imperaban en un mundo con demasiado ahorro y pocas oportunidades de inversión en actividades productivas. (...)

Un problema más profundo

Estas excusas no carecen por completo de valor, pero esconden un problema más fundamental. De 1995 a 2008 España culminó un ciclo histórico de convergencia institucional con Europa que había comenzado con el Plan de Estabilización de 1959. Durante 50 años nos habíamos ocupado de deshacer los entuertos que nos aterraban a mediados del siglo pasado, en el plano político y económico.

Pero, sin querer menospreciar el esfuerzo de todos aquellos involucrados en estos logros, la lista de deberes que España tenía que completar durante el medio siglo de convergencia a Europa estaba clara. España sólo debía mirar a Francia o Alemania y copiar lo que estos países hacían bien. Y por medio de nuestra adhesión a la Unión Europea heredábamos (...) un acervo institucional (...) mucho más fino que el nuestro. Es más, durante décadas, nuestros dirigentes podían tintinear el señuelo de la homologación con Europa como el bálsamo de Fierabrás que justificaba medidas que, por sí solas, hubiesen sido de difícil venta a una población instintivamente reacia al mercado como mecanismo de asignación de recursos.

Por eso a principios de 2007 España había agotado la senda de modernización (...). Básicamente, teníamos el mismo nivel de renta que Francia o Alemania y unas instituciones de calidad semejante. Pero sabiendo que la estación final del trayecto se acercaba, nos debimos preparar para el nuevo trayecto y no lo hicimos. Este fue el error clave de la política económica de todos estos años.

Evitar una generación perdida

La crisis que sufrimos es una crisis de deuda. Los mecanismos normales de ajuste existentes en otras crisis no funcionan en éstas. Las familias y las empresas quieren reducir su deuda y la única manera de hacerlo es bajando el consumo y la inversión. Esto deprime la demanda agregada de la economía y dificulta la recuperación, al eliminar los incentivos de los agentes menos agobiados por las deudas a consumir o invertir.

España precisa dos cosas. Primero, reestructurar el sistema financiero de una vez. Esto no puede hacerse a base de traspasar los balances privados al sector público. Lo importante es separar las instituciones sistémicas, aquellas que pueden poner en peligro el conjunto del sistema financiero, de las que no lo son. Las sistémicas, que en España no son más de cuatro (Santander, BBVA, la Caixa y Bankia), si requiriesen ayuda, deberían recibirla del Estado, pero sólo a cambio de condiciones draconianas de control y reforma del gobierno corporativo y tomando el Estado unas participaciones de capital que aseguren que el Tesoro sea compensado (...) en el medio plazo. Las instituciones no sistémicas deben ser reestructuradas y, en caso de insolvencia intervenidas, con la consiguiente imposición de pérdidas a los bonistas, y subastadas. Pero dado el alto nivel de endeudamiento y apalancamiento del sistema financiero español, en ningún caso debe hacerse cargo el contribuyente español de estas pérdidas.

Segundo, es imprescindible recuperar el crecimiento económico, para que los agentes privados y públicos puedan hacer frente a sus obligaciones. (...) Para lograr ese crecimiento no nos van a servir las políticas de demanda. (...) La única alternativa es hacer reformas estructurales que incrementen la tasa de crecimiento a medio y largo plazo. La economía española sufre de innumerables ataduras que, al eliminarse, pueden permitirle dar un salto importante (...).

Las reformas no sólo ayudan a que se desplace la oferta agregada, sino también a que crezca la demanda. Mejores perspectivas incrementarán el deseo de las familias y empresas de consumir e invertir. (...) En otras palabras, tenemos que hacer políticas de oferta precisamente porque tenemos problemas de demanda.

Tres prioridades

El crecimiento sostenido sólo se puede conseguir poniendo a la economía en una nueva senda basada en incrementos de la productividad. De las muchas reformas que hemos discutido, tres son en nuestra opinión prioritarias.

Primero, reformas educativas que reduzcan el fracaso escolar, mejoren la formación de nuestros jóvenes y creen instituciones de excelencia mundial (...).

Segundo, el mercado laboral no funciona. Es necesario eliminar la nociva dualidad entre trabajadores indefinidos y temporales, que destruye todo incentivo para la formación laboral. Con cinco millones de parados parece difícil pensar en una reforma más imperiosa. Es necesario cambiar en profundidad el marco de las relaciones laborales y apostar por un contrato laboral único que termine con la maraña de contratos temporales que sufrimos.

Además, hay que hacer todo lo posible para conseguir que la negociación colectiva permita a las empresas adaptarse a sus cambiantes condiciones económicas: descentralizar la negociación, asegurar que los convenios decaen en un plazo razonable y modificar las normas de representación y eficacia jurídica de los convenios para que los agentes sociales tengan de verdad el interés de todos los trabajadores y empresas en cuenta en sus posturas. (...)

Tercero, como documentamos en el libro, es necesario eliminar trabas administrativas para la creación de empresas y asegurar la unidad de mercado. Se trata de conseguir incrementar la creación de empresas y hacer lo posible por facilitar su crecimiento. Las empresas españolas no son necesariamente menos productivas que las de otros países una vez que tenemos en cuenta el tamaño. Simplemente, España tiene demasiadas empresas pequeñas que no crecen por las ataduras a las que se enfrentan. (...)

¿Y cómo procedemos?

Una vez concretados los parámetros de las reformas necesarias, queremos dar un paso más y plantear un método para ponerlas en marcha. Se trata de evitar los atajos del tipo "haremos el primer coche eléctrico", que van a crear una isla de desarrollo en un desierto, y de movilizar los recursos de España en la dirección del cambio.

Para ello hace falta dar tres pasos. En primer lugar, plantear una visión, un objetivo que queremos cumplir en la economía española, para inspirar a los ciudadanos y movilizarlos para el cambio. Una y otra vez los españoles han demostrado que, cuando los políticos son claros y sinceros, saben responder y aceptar los sacrificios necesarios para lograr el bienestar de todos.

En segundo lugar, hace falta crear un programa integrado y consensuado de cambio, con iniciativas claras, unos responsables de su ejecución y un calendario detallado.

Finalmente, hacen falta medidas objetivas que muestren que los programas de reformas se llevan a cabo. En particular, sería ideal ponerse como objetivo alcanzar un nivel de competitividad, medido con los parámetros del Foro Económico Mundial u otros del mismo estilo. Usar una métrica así permitiría evaluar con sencillez a los diferentes ministerios.

Para tener éxito en un gran programa de reformas estructurales que acerque a la economía española a las del norte de Europa, hace falta una visión común, un programa de medidas concretas y una métrica que indique el progreso.

Pero hace falta algo más. Hace falta un liderazgo que ilusione a los españoles, que les haga ver que España, como vimos en el capítulo 10, incluso con todos los retos a los que se enfrenta, tiene unos activos muy importantes en su balance. Es necesario movilizar lo mejor de los españoles y hacerles ver que aunque nos encontramos en un momento crítico y nada es gratis, es también un momento en el que todo es posible con trabajo, con esfuerzo y con voluntades comunes.

Sí, se puede evitar una generación perdida.

comentarios87WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 87

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mariano
A Favor
En Contra

Hace tiempo lei algunas propuestas que pepin hacia en su blog y la verdad es que deberian ser tomadas en cuenta porque todos saldriamos beneficiados.

Puntuación -22
#1
Pedro
A Favor
En Contra

Lo primero que hay que hacer es echar a todos los inmigrantes que nos sobran, una vez que nos hayamos librado del lastre todo será mucho más facil.

Puntuación 42
#2
LUSARE
A Favor
En Contra

Ya hemos colgado los resultados de esta media semana en www.lusare.net.

Claro que podemos. Si hacemos piña como se ha demostrado en los deportes nacionales cuando nuestras selecciones nos representan, porqué no vamos a salir de esta?

Puntuación 1
#3
Pepero
A Favor
En Contra

El partido socialista ha sido una lacra para España

Puntuación 62
#4
Juang
A Favor
En Contra

Todos esto está muy bien..., pero se olvida del fraude fiscal que se calcula existe en España (80.000 millones al año...), y se olvida de las grandes del IBEX que tienen cuentas/empresas en paraísos fiscales, o de los pequeños empresarios (si pequeños), que tienen su Mercedes o BMW pagando con los ingresos de su pequeña empresa , y de los que cargan a las cuentas de su empresa las reparaciones de su barco, o de los viajes familiares a todo trapo, o las comidas diarias con "amigos", o de pagar sus abonos al campo de golf, o sus gimnasios..., se olvida también que al final pagan más impuestos los trabajadores de sueldos de nivel medio que las grandes fortunas, etc. etc. etc..., como siempre los expertos se olvidan con demasiada facilidad que a las empresas también se les deben apretar las tuercas, no solo al trabajador. Los empresarios tiene más fácil "llorar" en la prensa que los trabajadores, se les escucha más ya que son noticia más importante. ¿Ha oído algún empresario español o alguna gran fortuna que dijera que iban a apoyar con más impuestos en momentos difíciles?, en otros países si se han oído pero en España.., nada les basta..., en fin, así vamos.

Puntuación 133
#5
El TIO de la VARA
A Favor
En Contra

Hace falta que se vayan los moros que están chupando del bote, los rumanos que nos están saqueando el país, y los políticos corruptos al paredón. Necesitamos gente currante y políticos honrados y comprometidos con el pueblo. Ah, y una España no 17.

Puntuación 120
#6
jaume r
A Favor
En Contra

aqui solo casca el ahorrador, el trabajador, la clase media.

Sabeis la gente que trabaja en negro y recibe ayudas de papa estado?, sabeis el fraude fiscal que existe en España?

de esto ni se comenta, pq?

Puntuación 132
#7
PSOEALPARO
A Favor
En Contra

PSOE - Zapatero- Rubalcaba -Chavez -Bono- Blanco- Griñan - Montilla- Salgado -Pajin-Jimenez-Chacon -Mendez-Toxo , ignorantes , incompetentes, irresponsables, 22 % PARO , 45% en JOVENES , MAS de 5.000.000 PARADOS , 400.000 familias embargadas , 500.000 Cierres de empresas , IVA al 18 % , ++3,5 % coste de la vida , Impuestos a GOGÓ , leyes estupidas , estatutos innecesarios , Jubilacion a 67 años, Desmemoria historica , Aborto a 16 años, Rapiña y despilfarro en Automias/ Aeropuertos/Compañias municipales/ Organismos inutiles/ TVs Autonomicas /4 Dialectos / 17 mercados reinos de taifas, ETA cobrando subsidios . 10 Millones votantes ENGAÑADOS . PSOE RUINA POBREZA y DEVASTACION por 20 años.

Puntuación 46
#8
miz
A Favor
En Contra

Aqui todo el mundo opina pero los verdaderos responsables de la crisis miran desde lo alto como si la ruina que tenemos encima no fuese con ellos. Eso si a pagar impuestos y más impuestos para sufragar el FROB. Si teneis tiempo hay una buena reflexion sobre esta crisis en lee-gratis com el relato Ladrillos y banqueros

Puntuación 45
#9
pepinero
A Favor
En Contra

La primera medida, sin ella no son posibles las demás, es que se consiga una amplia mayoria absoluta el proximo 20N

Puntuación -22
#10
Apátrida
A Favor
En Contra

La generación perdida y la década perdida no son las actuales sino las de los años 2000 cuando con los medios disponibles por el crecimiento no se usaran en desarrollo sino en consumo irracional.

La reestructuración del sistema financiero debería ser troceando las entidades sistémicas para que dejasen de serlo y así no tener que asumir con los recursos públicos los errores de las organizaciones privadas y en ningún caso traspasar la deuda de los particulares via impagos a la banca y de la banca al Estado y del estado al Banco Central Europeo y del Banco Central Europeo al FMi como medio de que el sistémico no sea el sistema financiero en si mismo.

La reforma del mercado laboral basada en un contrato laboral único es una idea lógica pero de escaso impacto cuando se basa en aplicarla a contratos nuevos y no se firman estos contratos, desgraciadamente habría que aplicarla a los contratos ya firmado pues para solucionar 5 millones de parados hay que perjudicar a los 18 millones de ocupados.

La negociación colectiva debería ser suspendida al igual que en un Estado de Guerra se suspenden derechos fundamentales hasta restablecer las condiciones mínimas para un funcionamiento no perjudicial para el conjunto nacional.

El liderazgo es algo secundario que sólo en regímenes totalitarios y personalistas puede dar algún fruto.

Es decir medidas mucho más firmes que las que se están proponiendo.

Puntuación 5
#11
juang
A Favor
En Contra

PSOEALPARO..., ¡¡ NO DIGAS MAS TONTERIAS !!, se deben poner opiniones con un poco de criterio por favor.

Puntuación -2
#12
Bob Esponja
A Favor
En Contra

La mejor solución: meter en un barco a socialistas,banqueros y chorizos en un barco y dejarlo en alta mar.

Puntuación 3
#13
Sorp
A Favor
En Contra

Los economistas, viendo la trayectoria que esta llevando esta crisis, creo que no valéis absolutamente para nada. Así considero que es mejor que os quedéis callados.

Es mi opinión personal, por supuesto.

Puntuación 10
#14
Kaesar
A Favor
En Contra

"tenemos que hacer políticas de oferta precisamente porque tenemos problemas de demanda". Es decir, que hay que bajar costes laborales de cuyas rentas viven 28 millones de personas, para reactivar el consumo. Touche.

¿En qué mundo viven señores?

Puntuación 5
#15
El tio Paco
A Favor
En Contra

BOB ESPONJA, en la sección de los chorizos entiendo que has metido a los del PP??? Si es así, tienes mi voto positivo.

Puntuación 0
#16
currante
A Favor
En Contra

APíTRIDA nº11.....Debes de ser uno de esos empresarios que tiene una cuenta en Suiza y no paga a sus trabajadores cuando cae un euro su beneficio..Vete a cascarla hombre que siempre nos toca pagar a los curritos..

Qué ocurriencia.."Hay que perjudicar a 18 millones para que 5 millones puedan trabajar"...Ojalá se te atragante la comida hoy mismo.

Puntuación 6
#17
yo
A Favor
En Contra

Hace mucho tiempo había un estudiante de Derecho en Galicia que pretendía organizar un viaje de fin de curso"¦Sin embargo, dicho viaje nunca llego a buen puerto, pues alguien se había llevado el dinero que los demás estudiantes habían puesto para pagar su estancia"¦Es entonces cuando ese estudiante de Derecho fue universitariamente conocido como "Pepiño limpia-cajones" (VERÍDICO!!)"¦ La historia se vuelve a repetir"¦

Puntuación 17
#18
Pedro
A Favor
En Contra

Lo primero de todo seria eliminar todas las ayudas sociales de vivienda, educacion, sanidad etc...a las personas que lleven menos de 10 años aqui y ayudarlas en su repatriacion.

Puntuación 24
#19
Prieto
A Favor
En Contra

Prioridad y bonificacion aal empresario en el trabajo para el español nacido aqui, solo los trabajos vacantes y que no se ocupasen quedarian para el mercado libre.

Puntuación 19
#20
europeo13
A Favor
En Contra

Me temo que nada de seto será tan fácil de cumplir, mientras no cambiemos todos y digo todos los españoles de mentalidad, Una sociedad donde en empresario y trabajador remen en una misma dirección, donde los Políticos de turno no sean unos saqueadores, donde el pueblo pueda decidir su destino como mínimo con un referéndum anual y una sociedad donde se premia al trabajador y al honrado. A los españoles se nos va la fuerza por la lengua, nos sobran pillos, pijos y pelotas.

Puntuación 14
#21
nzv.,cx
A Favor
En Contra

Parece que todos hablan mucho de "flexibilizar" el mercado laboral, es decir, hacer que los salarios se moderen o bajen, y siempre se olvidan de que para que los trabajadores aguantemos eso primero deben "flexibilizar" el mercado de la vivienda, es decir, hacer que los precios de las viviendas y los alquileres se reduzcan a la mitad para que puedan ser pagados por familias con sueldos bajos sin asfixiarse.

Respecto a lo de la reforma educativa y a crear "instituciones de excelencia mundial", yo les diría que España pasa por tener las escuelas de negocios que se dicen de las mejores del mundo, y sin embargo no deben serlo tanto, cuando son precisamente esas "élities" de los que han pasado por esas supuestamente excelentes escuelas los que con su pésima gestión de las entidades y mercados financieros nos han conducido a la burbuja inmobiliaria y de crédito que dió lugar a esta crisis.

Puntuación 17
#22
mznxcmbv
A Favor
En Contra

Estoy harto de la manera de hablar de políticos y economistas. Parece que se empeñan en que sólo les entiendan cuatro gatos. Bla Bla bla con siempre la misma jerga que la gente no entiende. Propongo que en lugar de decir "traspasar los balances" dijesen traspasar las pérdidas", que dejen de abusar de la palabra balance, que dejen de hablar de "apalancamiento", "apalancado" etc y hablen de deuda, endeudamiento, endeudado..., lo de "sanear balances" cambiarlo por reconocer pérdidas, cambiar lo de "perdidas de los bonistas" por pérdidas de los acreedores.... No está en el artículo, pero agradecería a políticos y economistas que nunca mas pronuncien la palabra "transversalidad", que prácticamente nadie la entiende.

Puntuación 10
#23
Pedro
A Favor
En Contra

El Plan de Estabilización de 1959 fue creado y llevado a la práctica por Tecnócratas, no por políticos. Los políticos no pueden sacarnos de ésta PORQUE NO SABEN. ¿Cuántos políticos hay en el consejo de Administración del Banco de Santander? Por eso funciona.

Puntuación 8
#24
maria
A Favor
En Contra

sino combatimos el efecto llamada en cuestiones como la inmigración de poco servirá la recuperación si es que puede haber con tanta inmigración parasita.

Puntuación 14
#25