Economía

Crisis global: ¿cómo salvar el capitalismo?

Noriel Roubini.

Las economías avanzadas están al borde de una doble recesión y los estados se han quedado sin munición para reactivar el crecimiento y evitar caer en la gran depresión 2.0

La reciente volatilidad de los mercados financieros internacionales y la brusca corrección de los mercados de capital -que raya en un mercado bajista en algunos países- apuntan a que casi todas las economías avanzadas están al borde de una doble recesión. La crisis económica y financiera de 2008 y 2009 (provocada por un exceso de deuda y apalancamiento en el sector privado) dio paso a un reapalancamiento masivo del sector público mediante estabilizadores automáticos, estímulo fiscal contra-cíclico, apoyo y rescate de bancos y entidades financieras para evitar que la gran recesión se convierta en una gran depresión 2.0.

La consiguiente recuperación en gran parte de las economías avanzadas fue anémica, dado que el doloroso proceso de desapalancamiento -menos gasto y más ahorro para reducir la deuda- debilitó el crecimiento de la demanda y el empleo. Ahora, sin embargo, una combinación de riesgos de cola y sucesos de cisne negro -precios del petróleo y materias primas en aumento, disturbios en Oriente Medio, el terremoto de Japón, la crisis de la deuda en la eurozona y el impasse fiscal y rebaja de la calificación de EEUU- han supuesto un aumento masivo de la aversión al riesgo y unas cifras peores de lo esperado. El incremento del miedo, la volatilidad del mercado de capital y unos datos macroeconómicos nefastos han frenado la economía de EEUU y la periferia de la eurozona, Reino Unido y Japón.

Incluso los mercados emergentes en rápido crecimiento y las economías dependientes de la demanda de estos países -exportadores como Alemania y economías ricas en recursos como Australia- se están ralentizando bruscamente. Sin embargo, al igual que un avión que alcanza la velocidad mínima de vuelo, o se acelera o uno empieza a caer. El depósito se está quedando sin carburante que permita a las economías pisar el acelerador porque los políticos y las instituciones lo han vaciado en estos tres últimos años.

Mezclando las metáforas, hasta el año pasado los políticos siempre tenían algún conejo que sacar de la chistera y provocar la reflación de activos y recuperación económica: tipos oficiales a cero, facilitación cuantitativa o Quantitative Easy 1 y 2, facilitación crediticia, estímulo fiscal, delimitación, suministro de liquidez del orden de miles de millones de dólares y rescate de bancos y entidades financieras. Lo han intentado todo y ya no queda casi nada en la chistera.

La política fiscal se encuentra en rémora tanto en la eurozona como en el Reino Unido y pronto en EEUU. Incluso en este último país, la cuestión se reduce a la cantidad de rémora a medida que las autoridades locales, estatales y ahora también federales recortan el gasto, reducen los pagos de transferencias y pronto subirán los impuestos. Otra ronda de rescates bancarios es inaceptable políticamente e inviable. Casi todos los países, sobre todo los europeos, tienen tantas dificultades que los rescates no son sólo inasequibles sino que el riesgo soberano va encaminado a un riesgo bancario, dado que la mayor parte del papel estatal está en manos de las entidades financieras.

Más leña al fuego

¿Ayudaría la política monetaria? En realidad no. La facilitación cuantitativa se apoya en unos tipos de inflación muy por encima de los objetivos en la eurozona y el Reino Unido. La Reserva Federal (Fed) podría iniciar pronto una tercera ronda de facilitaciones cuantitativas pero será pequeña y vendrá tarde. Los 600.000 millones de dólares (418.000 millones de euros) de la inyección de liquidez o QE2 del año pasado y un billón de dólares en recortes fiscales y transferencias nos dieron una ventaja de crecimiento de apenas el 3 por ciento en un trimestre (el cuarto), para acto seguido hundirse por debajo del 1 por ciento en la primera mitad de 2011. La tercera ronda será mucho más pequeña y surtirá menos efectos de reflación de activos y restauración del crecimiento.

No es posible que todas las economías avanzadas tengan divisas débiles. Las monedas necesitan depreciarse y mejorar su balance comercial para poder restaurar el crecimiento pero no pueden hacerlo todas a la vez. Como es lógico, para que una sea débil, otra debe ser fuerte y si un balance comercial mejora, otros tendrán que empeorar. En este juego, unos ganan y otros pierden. Por ello se prevén guerras de divisas, con las primeras batallas en Japón y Suiza, en un esfuerzo por debilitar sus tipos de cambio. Pronto seguirán otros con tipos oficiales más bajos, más facilitación cuantitativa e intervención en el tipo de cambio.

En la eurozona, la hucha de los rescates se queda corta. Italia y España podrían perder acceso al mercado (después de Grecia, Irlanda y Portugal), y se acumula la presión en Francia. Sin embargo, Italia y España son demasiado grandes para quebrar, rescatarse o salvarse. Por ahora, el BCE va a ofrecer algunas compras de bonos para tender un puente a los gobiernos de la zona, con una votación sobre el uso más flexible del fondo europeo de estabilidad financiera (FEEF) para comprar bonos italianos y españoles. Aun así, a finales de año o primeros de 2012 los 440.000 millones de recursos del FEEF podrían consumirse si Italia o España perdiesen acceso al mercado. Entonces, salvo que la hucha del fondo de rescate se duplique o triplique -con la firme oposición de Alemania, ya que derivaría en una unión casi fiscal que podría poner en riesgo su calificación de triple A-, la única opción restante es una reestructuración ordenada pero coercitiva de la deuda italiana y española, como ha ocurrido en Grecia. La reestructuración coercitiva de las deudas senior y junior vendrá después.

El único sector con una hoja de balance correcta es el corporativo de alto rango y bajo apalancamiento, pero los riesgos de cola han llevado a las empresas a adoptar una actitud precavida, en huelga de inversiones y contratación dada la niebla de incertidumbre y el valor opcional de esperar en términos de riesgo. Ahí surge, no obstante, un círculo vicioso: las empresas no contratan -en realidad, cada vez hay más despidos- porque la demanda final no es suficiente, pero si contratan menos o despiden más, no hay bastantes empleos ni ingresos laborales, por lo que el consumo y la demanda final se debilitan, garantizando una segunda recesión.

El capitalismo en peligro

En los últimos años el empeoramiento secular de la distribución de los ingresos se ha incrementado puesto que durante y después de la crisis financiera los ingresos se han trasladado del trabajo al capital y de los sueldos a los beneficios mientras las empresas recortaban gastos y empleos para sobrevivir y prosperar. Lo que tiene sentido por sí solo es un elemento agregado destructor de los ingresos salariales y la demanda agregada. La propensión al gasto de los trabajadores y hogares es mayor que la del sector corporativo, más dado al ahorro. Así, la redistribución salarial disminuye la demanda cuando ya existe una abundancia de capacidad en unas economías avanzadas con crecimiento anémico y con falta de demanda por el desapalancamiento de hogares y gobiernos.

El doloroso proceso de desapalancamiento de hogares, bancos, entidades financieras, empresas muy apalancadas y gobiernos apenas ha comenzado y las reducciones de deuda se harán necesarias si los países son incapaces de crecer, ahorrar.

Marx tenía razón cuando sostuvo que cuando la globalización y la intermediación financiera se desbocan, y la redistribución de los ingresos y la riqueza del trabajo al capital se limitan, pueden provocar la autodestrucción del capitalismo. Pero sólo la tenía en parte porque su opinión de que el socialismo era un sistema económico mejor que el capitalismo resultó ser totalmente errónea. Desde luego, si no hay suficientes ingresos laborales por las crecientes desigualdades entre ingresos y riqueza, se produce una ausencia estructural de demanda agregada, sobre todo cuando la carga de la deuda no permite a los hogares pedir prestado para tender el puente entre unos ingresos anémicos y los objetivos del gasto.

Los últimos disturbios en Oriente Medio y el Reino Unido, junto con las manifestaciones populares a gran escala en Israel y aumento de la ira popular en China se deben, en todos los casos, a los mismos problemas y tensiones: aumento de la desigualdad ingresos-riqueza, pobreza, paro y desesperanza en la clase trabajadora e incluso la clase media, que siente la presión de una reducción de los ingresos y las oportunidades. En EEUU hemos vuelto a una segunda edad dorada con una desigualdad ingresos-riqueza que alcanza los máximos de 1929, al comienzo de la gran depresión, tras los dorados años veinte. Tras cinco rondas de recortes fiscales insostenibles en 2001-2010, los ingresos federales del fisco se sitúan en su punto más bajo en sesenta años, al 14 por ciento del PIB, cuando la media histórica en el país es del 19 por ciento.

¿Cómo se soluciona?

Para que el capitalismo y las economías de mercado sobrevivan y prosperen como es debido, debemos huir del laissez faire y retomar el balance correcto entre los mercados y el suministro público de bienes. El modelo anglosajón y la economía vudú de la oferta y el enfoque continental europeo tradicional de un estado de bienestar impulsado por el déficit se han ido a pique en ambos casos. Hace falta una tercera vía intermedia que incluya los siguientes pasos.

Los estados deben apostar por la creación de empleo, en parte mediante más estímulo fiscal del gasto productivo del gobierno. Introducir una fiscalidad más progresiva para reducir las desigualdades. Implementar la austeridad fiscal a corto plazo, con disciplina tributaria a medio y largo plazo para evitar un descalabro fiscal. Reducir la carga de la deuda de hogares insolventes y otros agentes también insolventes, no sólo ilíquidos. Políticas de crecimiento que conduzcan a la inversión en destrezas, productividad, nuevos sectores emergentes, políticas firmes energéticas y medioambientales. Supervisión y regulación firme del sistema financiero. Aplicar políticas monetarias más fáciles y prestación por parte de los bancos centrales de apoyo de prestamista de último recurso a soberanos y bancos para evitar escapes de auto cumplimiento y reducir la carga de la deuda de hogares insolventes y otros agentes también insolventes, no sólo ilíquidos.

Con el tiempo, inversión en capital humano y destrezas para aumentar la productividad y permitir que los trabajadores de las economías avanzadas compitan y prosperen en esta economía globalizada.

De otro modo, el proteccionismo volverá a levantar cabeza. La alternativa son más recesiones de doble ola, estancamiento, depresión, guerras de divisas y comerciales, controles de capital, crisis financieras, insolvencias soberanas e inestabilidad social y política generalizada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum42

escepticón
A Favor
En Contra

Este tipo es el único, con BECERRA, que lleva diciendo lo mismo hace años y que acertó en la predicción de la crisis.

habría que hecerle más caso que a todos esos creadores de brotes verdes y de cataplasmas que no han servido más que para que siga todo igual o peor y para que algunos conserven sus capitales.

Puntuación 55
#1
Maestro
A Favor
En Contra

Me llama mucho la atención que se hable de salvar el capitalismo. Y es que el capitalismo, si se salva, lo hará por sí mismo. Al menos siempre se salvó de las anteriores crisis por su facilidad de cambiar, mutar y malearse. Por lo demás, haciendo un poco de autocrítica, la crisis española no es más que un cúmulo de despropósitos colectivo. Vivir con un estilo de vida muy por encima de nuestra realidad económica. Ahí queda eso...

Puntuación 50
#2
ASturiaNO
A Favor
En Contra

Ya hace mas de dos años pronosticamos una doble recesión( W )

Nadie nos creyó.

Decíamos que el crecimiento del PIB era sólo aparente(EEUU,ALEMANIA,FRANCIA)Nadie nos creyó.

Comentabamos la crisis de deuda que se avecinaba:nadie nos creyó.

Dijimos que los QE no valdrían para nada y que sólo provocarían inflación elevando productos energéticos y materias primas(otro obstáculo mas que ha traído hambre y que las empresas tengan un problema adicional para su creación):

Nadie nos creyó.

Sólo hay un camino purgar la liquidez que hay en el sistema y programas de ajuste estrictos que lleven a los Estados, familias y empresas a reducir su deuda.

Y el problema vuelve a ser el sistema financiero sostenido por los Estados que temen que su caída sea la sepultura de la forma en que se financian.

Eurobonos con una garantía sobre la deuda soberana del 50% y que el resto sea el Estado el garante último.

Y a abrirle los ojos a Alemania porque su sistema financiero está para cerrar la boca(Francia,Italia,... lo mismo).

Puntuación 35
#3
A Favor
En Contra

Creo que es un buen momento para estar bien diversificados, y no hablo sólo de tener acciones y algunos otros instrumentos financieros. Sino de algo más amplio como aconseja en su libro Robert Kiyosaki: http://www.enqueinvertir.com/un-inversionista-sofisticado.php

Puntuación -22
#4
Abel
A Favor
En Contra

El sistema está agotado, tanta injusticia acumulada necesita un ajuste severo. Se puede envidar al futuro, echar un farol a la cruda realidad, pero las matemáticas son muy tozudas, y los problemas de deuda se solucionar con dinero, y si no lo hay, se quiebra y borrón y cuenta nueva. Lo sencillo es lo útil.

Puntuación 32
#5
david
A Favor
En Contra

D'aqui a poco ya solo le preocupara de cómo salvar su cabeza de la furia del pueblo.

Puntuación 20
#6
un pokito de por favor
A Favor
En Contra

Roubini es un payaso profesional, él lo sabe. Habla de salvar el capitalismo, el capitalismo??? más bien hemos de salvar al capitalismo del Estado y éste señor aboga por más y mayor estatismo, justamente lo que nos ha llevado a las crisis y depresiones.

Puntuación 27
#7
sergio
A Favor
En Contra

muy bueno

Puntuación 9
#8
Usuario validado en Facebook
Eugenio Bigorra Montero
A Favor
En Contra

esto se soluciona poniendo aranceles a China y volviendo a producir en nuestro país y pleno empleo en dos días . Los chinos a sembrar arroz lo que han echo en estos últimos 5.000 años.

Puntuación 10
#9
Cesar
A Favor
En Contra

Jajaja, aquí todos los que no son “neocon”, se les llama socialistas, o payasos. No queridos, esta crisis se creó desde las entidades bancarias, y se creó para poner un parche al verdadero problema, la gente necesitaba crédito para consumir lo que el sistema producía.

Ha dado en el clavo, el déficit estructural de demanda agregada se debe a la gran acumulación de riqueza en unas pocas manos, que hace que la mayoría de la población (si no tiene crédito) no pueda acceder a bienes y servicios que produce el sistema. El crédito fácil se acabó, y ahora lo que queda es un déficit de demanda agregada.

Las empresas se enfrentan a dos problemas: insuficiencia de pedidos, e insuficiencia de crédito.

Por favor, que los “neocon” expliquen por qué falla la demanda, y falla el sistema financiero.

Hay mucha gente que repudia regímenes como el de Cuba o Venezuela y están de acuerdo con esto, porque esto no se incardina en ningún movimiento estatalizador, sino en un movimiento de pensamiento que estabilizó la economía antes y después de la II Guerra Mundial, durante medio siglo.

Quererlo ver como un movimiento comunista, es estar cegado por ideología política.

Puntuación -2
#10
Pep-e
A Favor
En Contra

Suponiendo, claro, que alguien quiera salvar ESTE capitalismo.

Puntuación 15
#11
Vicent
A Favor
En Contra

Se permite producir con esclavos a los paises emergentes, y luego que metan sus productos aquí. Alguien que cobra lo justo para sobrevivir no es más que un esclavo.

Puntuación 10
#12
Gurú
A Favor
En Contra

Tantos estudios y tiempo perdido para llegar a la conclusión de que capitalismo es crisis!!. Es para mear y no echar gota!!

Puntuación -4
#13
yo
A Favor
En Contra

salvar al capitalismo es muy facil.

basta la innobacion directa.

es decir, si la cohesion de tus paises se rompe por algo como una crisisi.

simplemente, demostrar a los dueños del petroleo, qeu podemos ser malos.

organizamos una guerra, asesinamos un poquito.

nos hacemos con la riqueza, eso si, para no tener porblemas de guerrilla, armamos a gente descontenta, y buscamos la vendicion de ala, y al final.

todo de nuevo bien, y todos uniditos, pues a base de lo que nosotros no permitimos en nuestras inversiones, les obligamos a otros, que su petroleo de minusvalia durante 30 años que pagan la reconstruccion.

y aparte, logramos todo el petroleo del mundo de minusvalia, bajando un 20% su precio real.

Puntuación -2
#14
Abundio2.0
A Favor
En Contra

Respecto a la guerra de divisas, MONETIZAR METALES PRECIOSOS COMO EL ORO Y LA PLATA, Lease a D. Hugo Salinas Price.

Puntuación 2
#15
zayrus
A Favor
En Contra

La CORRUPCIÓN y el MÁS ESTADO han sido los responsables de esta crisis... y después de aplicar como remedio para solucionarla lo mismo, ahora nos vienen con éstas... menudos "espabilaos"

Puntuación 12
#16
Garrington
A Favor
En Contra

Para el 10 sencillo, claro y tremendamente exacto. Lo que no entiendo es como en años la clase trabajadora no se daba cuenta de la trampa, de que sin credito no podian hacer nada. Desde Alemania que va a quedar destrozada, pasando por china EEUU etc, todos o casi todos van a caer y se va a ver mas miseria y violencia de la que lo que la gente se pueda imaginar.

Puntuación 0
#17
dolores de parto
A Favor
En Contra

El modelo capitalista ha caido, como está escrito en su propia naturaleza, en una espiral de avaricia desmesurada.

Como decía Hegel, llegará un modelo que sea síntesis de los sistemas capitalista y comunista. Pero hasta entonces: dolores de parto...

Puntuación 9
#18
herodoto10
A Favor
En Contra

No se puede ser tan catastrofista. El peor de los escenarios debería estar ya descontado pues los índices bursátiles han caído más del 15% -en el caso del Ibex el 40% en 6 meses- y los beneficios empresariales de las grandes empresas españolas que tienen el 70% del negocio en países como Brasil o Méjico con fuerte crecimiento, apenas se van a resentir. Muchas de esas empresas dan y seguirán dando dividendos de alrededor del 10% ¿Donde y en que productos seguros se obtiene más. Más seguro que el ladrillo no había nada y ya hemos visto y ¿la burbuja del oro y la plata cuando se pincharán?, sólo que se le ocurra a algún país en apuros vender su oro y plata. Así que no nos dejemos convencer por los malos augurios.

Puntuación -4
#19
Gato
A Favor
En Contra

Con la globalización se abrió la caja de los truenos.

Puntuación 9
#20
¿Capitalismo?
A Favor
En Contra

parte 2: El Estado siempre ha connivido con la Banca por razones más que obvias, otorgándoles unos privilegios contrarios a los principios generales del derecho, engañándonos y confundiendo préstamo con depósito, dándoles el privilegio de estafar con dinero bancario legal, dejando a los falsificadores en juegos de niños y aun son esos mismos los que pretender hacernos creer que el sistema capitalista ha entrado en crisis es algo más que grotesco, solo posible a base de adoctrinar a las masas y hacerles creer que justamente los creadores de riqueza (que somos todos) son unos explotadores y el Estado sus salvadores.

Puntuación 31
#21
DIOGENES
A Favor
En Contra

Cuando traemos a Marx a colación hay que echarse a temblar. Este tipejo perdía y perdía en la Bolsa. Era un malvado especulador el padre del comunismo. Y encima perdía dinero que luego tenía que prestarle Engels.

Pues bien, este iluminado pensó que los hombres eran buenos, a pesar de no serlo él mismo, y por eso el comunismo triunfaría. Craso error. Los hombres son malos. Muy malos. El axioma central es falso así que toda la teoría se cae. Como ha demostrado la realidad una y otra vez. A costa de la vida de millones.

El capitalismo no puede caer. Es físicamente imposible. Y me rio cada vez que veo a los aprendices de iluminado en este y otros foros, o a los zarrapastrosos del 15M defendiendo lo imposible. El capitalismo es el puro funcionamiento de la naturaleza y por eso no puede caer. Porque es el estado de mínima energía, segundo principiio de termodinamica. El sistema de la selección natural del más adaptado. Por eso no puede caer. Sólo las formas complejas de organización pueden caer. Pero tanto las simples como las complejas funcionan de un modo capitalista.

El problema es que sólo las formas complejas de organización pueden sostener la vida de tantos millones de hombres como existen en el mundo.

Lo que dice Roubini es una estupidez. Está sobrevalorado. Debería tener presente que la velocidad del dinero ha disminuido drásticamente y como consecuencia no hay dienro suficiente para las transacciones que quedaron pendientes al empezar la crisis. Había subprime y había operaciones estupendas que se han estrangulado por falta de dinero. Es eso lo que ha empeorado todo. Tenemos a un paciente que se está desangrando y nos da miedo ponerle sangre, no nos pasemos y sufra de hipertensión. Lógicamente mucho antes ya estará muerto desangrado. Los Quantitative Easing no han sido un fracaso. Han mantenido bajo el dólar que era lo que se pretendía. Han subido los precios de lo que tenía que subir porque el petroleo es escaso, porque las materias primas vivían en un paraíso irreal. Vamos a un mundo de escasez y lo normal es que las cosas suban de precio. Somos demasiados y eso implica inflación crónica. No es malo que las cosas suban si tienen que subir. Lo malo es que se despilfarren por idiotas con la camiseta “no future” que en cuanto la vida se tuerce quieren vivir de la subvención.

Es una falacia que los estados no puedan bajar las monedas pues eso es inevitable si el superávit de tu proveedor te está arruinando. Lo que sí es una barbaridad es que China se libre de sus dolares comprando deuda de los EEUU. Es China la que no deja que caiga el dólar como sería lo natural si no interviniera. Sin embargo se culpa a EEUU. Viene a ser como aquel asesino que dijo en su defensa que la culpa fue de la victima por ponerse en la trayectoria de la bala.

La razón es trivial. El proceso sano es así. Si EEUU compra mas de lo que puede se queda sin dolares, esos dolares viajan a China, mientras las importaciones hacen el camino contrario. En China producen inflación pues la moneda extranjera en economias abiertas es igual al dinero interno. Entonces la inflación reduce la competitividad china que exporta menos pues sus precios de los inputs son más altos. En EEUU pasa lo contrario la falta de moneda produce deflación lo que reduce los precios de sus inputs y lo vuelve más competitivo. El sistema se ajusta.

Eso es lo que está impidiendo China con EEUU y EEUU con Europa y Alemania con nosotros los pobres. Y no quieren eurobonos los puñeteros boches. Estos son los jetas del mundo. Los verdaderos culpables de la crisis. Ahí los tienen no busquen chivos expiatorios en los bancos.

Crear gasto publico artificial es un suicidio. En sistemas corruptos como los nuestros es incrementar el número de parásitos y las relaciones de clientelismo. En el caso de Cuba ahora mismo vive de lo que le da Venezuela como antes vivió de lo que le dio la Unión Sovietica. Sencillamente la gente se acostumbra a la cartilla de racionamiento. Trabaja en función de lo que recibe, como siempre. Y dedica sus energías a burlar el sistema, a la picaresca. Eso acaba con el sistema como está pasando en Cuba, pasó en la URSS y pasará en cualquier lugar en que se recurra a semejante estupidez. Después del capitalismo lo que viene no es el comunismo es la barbarie. Y llegará, hace poco que pasamos el punto de no retorno.

Puntuación 8
#22
Capitalismo ???
A Favor
En Contra

parte 1b: soluciones el fiasco estatal a base de recurrentes empobrecimientos y vuelta a empezar sin solucionar el subyacente, intervienes precios, presión fiscal, expansión a su vez del Estado y de la deuda, vuelves a robar a la población, continuas con la vorágine, no puede tener otro final que un crack.

Puntuación 15
#23
Capitalismo????
A Favor
En Contra

Si te imponen coactivamente el dinero fiduciario, expandes la deuda interviniendo el tipo de interés (el precio del dinero convertido en precio de la deuda) a tipos reales negativos, desequilibrando el ahorro, provocando asimetrías, fijas un sistema bancario con reserva fraccionaria y lo ocultas expansionando aun más el problema y la deuda.

Puntuación 0
#24
Falangista ecologista
A Favor
En Contra

La política monetaria estará basada en el dinero natural (sin intereses, con tasa de uso y con respaldo basado en el trabajo y en la productividad real), lo que favorecerá la reducción de costes (en este caso del capital) y la competitividad (aparte de posibilitar una realista reducción de la jornada laboral, algo no factible en el sistema actual, pese a los avances de la técnica, por culpa de la propia dinámica capitalista).

Puntuación 2
#25