Economía

¿Habrá más subidas de impuestos? El Gobierno podría recuperar Patrimonio y elevar Sociedades

  • El Gobierno podría recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio
  • Estudia eliminar deducciones del Impuesto de Sociedades
  • Los tributos que afectan al tabaco y la gasolina podrían aumentar

Hoy, el Gobierno de España mostrará sus cartas. El Consejo extraordinario de Ministros aprobará el plan de ajuste que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ya detalló al Banco Central Europeo el pasado domingo 7 de agosto. Con él, Rodríguez Zapatero intenta garantizar la consolidación presupuestaria. Sin embargo, podría haber sorpresas.

Los medios de comunicación especulan esta mañana conque el Gobierno podría incluir más medidas de las ya previstas.

La primera podría llegar en el Impuesto de Sociedades, con modificaciones que irían más allá de lo previsto. El diario Cinco Días publica, citando a fuentes empresariales, que el Ejecutivo podría aprobar modificaciones en este tributo, eliminando parte de las deducciones aplicables, que en la actualidad rebajan el tipo efectivo medio del 30% al entorno del 10%. Según los expertos, se trata del impuesto con más recorrido para su modificación.

Por otro lado, el diario Expansión asegura que Moncloa podría incluir una recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio, bonificado al 100% desde 2008 y cuya recuperación ha sido demandada por diversos grupos políticos.

Con todo, el periódico mantiene que no se recuperaría con la misma forma que tenía antes, si no que se modificarían los tipos y las bases, que serían más moderados, y se buscaría que afectará más a las clases más altas. Eso sí, su recuperación podría demorarse unas semanas.

Dos paquetes de medidas

Salvo cambios de última hora, el Gobierno tiene previsto dividir las iniciativas en dos paquetes y aplazar las medidas de ámbito socio laboral hasta finales de agosto, según confirmó ayer el Ministerio de Trabajo.

El primer plan, destinado a cumplir el objetivo de déficit público, saldrá adelante hoy. En él, se recogen los cambios fiscales (aumento de los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades y, posiblemente, subida de los impuestos a la gasolina y al tabaco, tal y como aseguran los Inspectores de Hacienda), el recorte del gasto farmacéutico (se recetarán principalmente medicamentos genéricos) y el establecimiento de un techo de gasto para las comunidades autónomas. Lo que parece que se quedará en el tintero es la aprobación de la fecha de salida a bolsa de Loterías.

El segundo paquete verá la luz el último viernes de agosto. Exactamente, en el Consejo extraordinario de Ministros del próximo día 26. Este grupo de medidas será el lavado de imagen del Gobierno. Después de meter la tijera al gasto en pleno mes de agosto, el Ejecutivo prepara la vuelta al cole con el anuncio de la prórroga del subsidio de los 400 euros -que beneficiará a los desempleados que hayan consumido las prestaciones de paro durante seis meses más, hasta mediados del mes de febrero- y la aprobación de una tanda de medidas laborales que persiguen el fomento de la creación de empleo.

Entre ellas, se encuentra la flexibilización del contrato a tiempo parcial. El Gobierno deja en manos de los empresarios la posibilidad de modificar el 10 por ciento de la jornada laboral del trabajador para adaptarla a los picos de producción. Para compensar a los sindicatos de esta decisión proempresarial, se reforzarán las coberturas sociales del contrato: la de paro y la de jubilación.

Además esta iniciativa irá de la mano de la aprobación del modelo de formación dual alemán, que compagina formación teórica y práctica y que se dirige a reciclar a los jóvenes desempleados sin cualificación.

Otras dos iniciativas rematarán esta batería de medidas laborales: la prórroga del subsidio de ocho días de indemnización para los despidos procedentes por parte del Fogasa y más bonificaciones para la conversión de contratos temporales en indefinidos.

Más facilidades para Rubalcaba

Estos cambios, junto con el anuncio de que los sindicatos admiten moderación salarial más allá de 2012, allanarán el camino hacia las urnas del candidato socialista. Cabe recordar que fue el propio Alfredo Pérez Rubalcaba quien solicitó al Gobierno hace unas semanas que prorrogara la ayuda de los 400 euros, una decisión que el Ejecutivo había aplazado hasta dicha fecha.

Retrasar la fecha de aprobación de las medidas laborales también ayuda a que el Ministerio de Trabajo intente arrancar a los sindicatos un pacto in extremis. A día de hoy, en la agenda del Gobierno no hay marcada ninguna reunión con los sindicatos, pero la previsión del Ministerio era mantener encuentros con los agentes sociales para intentar consensuar las medidas.

Plan de ajuste

El paquete de austeridad que el Consejo extraordinario de Ministros estudia hoy se desglosa en dos vertientes: recorte de gasto y cambios fiscales.

En primer lugar, se prevé que el Gobierno establezca una regla de gasto para las comunidades autónomas. En el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 27 de julio, los Gobiernos regionales se comprometieron con el Ministerio de Economía a fijar un techo de gasto conforme a sus previsiones. Una vez que la reunión de mañana lo establezca, los parlamentos autonómicos tendrán que ratificarlo.

También se obligará a los médicos a recetar medicamentos genéricos y a los laboratorios a realizar un 15 por ciento de descuento en las medicinas que no tengan genérico si están más de 10 años en el mercado.

En cuanto a la parte fiscal, se prevé que se incrementen los pagos de octubre y diciembre del Impuesto sobre Sociedades con el fin de adelantar dinero a la Administración. Una iniciativa que ha sido rechazada por la patronal. Además, se decidirá si finalmente se lleva a cabo una subida del Impuesto sobre Hidrocarburos y sobre las Labores del Tabaco.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud