Economía

S&P sitúa a Grecia en la antesala del impago efectivo: recorta el rating a 'CC'

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha rebajado en dos escalones la deuda soberana de Grecia, desde 'CCC' a 'CC', con perspectiva negativa. De esta forma, deja el país a sólo un paso de considerarle en situación de insolvencia, tras el acuerdo alcanzado el pasado jueves por los líderes de la Eurozona sobre el nuevo rescate a Grecia.

La calificadora estima que el país heleno tiene una alta probabilidad de impago "con alguna expectativa de recobro", lo que significa que no será capaz de pagar por lo menos algunas de sus cuentas.

S&P, que de esta manera sigue los pasos de Moody's y sitúa la califación de Grecia en una situación cercana a la insolvencia, cree que la propuesta de reestructuración de la deuda soberana griega supondría un default selectivo según su metodología.

La agencia considera que esta decisión supone un canje de bonos obligado, según las declaraciones de las autoridades europeas, que es probable que se traduzca en pérdidas los acreedores privados. Así, según sus criterios, un emisor en dificultades es aquel que no paga a tiempo ni de forma completa.

Asimismo, S&P recuerda que el objetivo de este intercambio es reducir el riesgo de una impago en el corto plazo y dar al Gobierno griego más tiempo para llevar a cabo la consolidación fiscal y las reformas políticas.

Términos desfavorables para los inversores

Según el plan del nuevo rescate, la contribución de la banca se orquestará mediante un programa de canje o renovación de los bonos griegos que vencen en los próximos años por otros con un plazo de vencimiento superior, a 30 años. En opinión de S&P, estos términos son "desfavorables" para los inversores.

Así, cree que los tipos de interés pagados en los nuevos bonos están "significativamente por debajo" de los que existen en el mercado secundario, y, como consecuencia, considera que la reestructuración es perjudicial para los inversores, ya que ofrece menos valor que el prometido en la emisión original. "Según nuestro criterio, esto nos lleva a concluir que las reestructuración supone un default selectivo", añade.

En cambio, no considera que la compra de deuda soberana griega en los mercado secundarios sea un default selectivo, ya que estas operaciones son voluntarias tanto por parte del comprador como del vendedor. Sin embargo, las compras de títulos de deuda con grandes descuentos son una indicación de la debilitada calidad crediticia del emisor, otro motivo para rebajar la calificación hasta 'CC'.

Asimismo, incide en que mantiene su rating de recuperación en la calificación '4', lo que implica una probabilidad de entre el 30% y el 50% de recuperar el capital, teniendo en cuenta que el recorte del 20% del valor se producirá en la primera ronda de la reestructuración.

comentariosforum14WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 14

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

fer-1
A Favor
En Contra

¿Y para decir que Grecia tiene un riesgo cierto de impago le hacen falta profesionales a esta empresa o con uno le valdría?

Puntuación 9
#1
Para Iberdrola
A Favor
En Contra

¿ Comprara ACS más papelitos ?

¿ Iberdrola seguira haciento hasta el infinito ampliaciones de capital ?

¿ se fusionara iberdrola con otra empresa , y más ampliaciones de capital ?

Puntuación 6
#2
J.R.F.
A Favor
En Contra

El impago,es de los bancos de Grecia,no de los ciudadanos de Grecia,puesto que los bancos cobran sus deudas expropiando a los moradores.Sres periodistas,dejen de manipular noticias,cada día tienen menos credibilidad en base a estos hechos.

Puntuación -6
#3
paco
A Favor
En Contra

Cuando surgio la opcion del primer rescate, viendo como estaba Grecia y viendo que habian mentido para entrar en la UE, habria que haberlos echado fuera y haberles reclamado el abono de todo el dinero que hubiesen recibido hasta la fecha en concepto de ayudas. Al no hacerlo asi el mensaje que se lanza a futuros candidatos a ingresar en la UE es terrible, y el que estamos lanzando al mundo con esta forma de actuar es patetico. Las agencias de rating seran buitres a la orden de su amo, pero no estan haciendo otra cosa que decir en voz alta lo que la UE esta intentando tapar con media mano.

Puntuación 5
#4
Usuario validado en elEconomista.es
Dou Llones
A Favor
En Contra

Pero que importa Grecia, si EE.UU. se va a declarar en concurso de acreedores ya. (El problema es que los chinos no van a ir al cobrador del frac, sino que la pueden liar gorda)

Puntuación 4
#5
Usuario validado en elEconomista.es
Dou Llones
A Favor
En Contra

¡Ah! y hasta la ZZZ-, le quedan muchos escalones. ¡Payasos!

Puntuación 0
#6
Usuario validado en elEconomista.es
Kitanovsky
A Favor
En Contra

Al 5: los chinos han jugado con fuego y el fuego quema. Han dado crédito constantemente a cambio de que les compren, y así sucesivamente. Es lo que hay!

Puntuación 3
#7
Luis
A Favor
En Contra

Y dale!, alguno todavía cree que USA va a suspender pagos.

Puntuación 10
#8
fer-1
A Favor
En Contra

De acuerdo con el 7 la deuda Americana con China es en dólares "su moneda" y si cierra solo en parte su comercio con China, les hunde.

Puntuación 1
#9
que peste!!
A Favor
En Contra

Triple C:

Caca

Caca

Caca

Puntuación 2
#10
Tomadura de pelo
A Favor
En Contra

Y todavia son generosos.

Puntuación 0
#11
A Favor
En Contra

Este fin de semana llegarán a un acuerdo los "yanquis " y otra vez para arriba. Jueves y Viernes rojo como la sangre.

Puntuación 5
#12
cacareando
A Favor
En Contra

10... Caca es lo que tienes en la cabeza !!!

no tienes la menor idea de nada !!!

Puntuación 3
#13
Vulcano
A Favor
En Contra

Atenas recibió el pasado año un empréstito de 110.000 millones de euros y en estos días la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le entregarán otros 120 000 millones para que no caiga en el impago (default) de su deuda internacional cuyos principales acreedores son Alemania y Francia. Es un cubo sin fondo que mientras más dinero eche, más se desperdicia.

Para obtener los enormes parches de capitales, Grecia fue obligada a imponer un recio plan de austeridad con recortes de sueldos y pensiones, elevación impositiva a los productos de primera necesidad, disminución al máximo en los gastos públicos y sociales y la privatización incondicional de las propiedades estatales. Los analistas aseguran que si en estos momentos en esa nación una cada cinco personas vive por debajo del nivel de pobreza, en los próximos cinco años esa cifra se duplicará.

El país helénico ha puesto todo en venta, desde trenes, puertos, aeropuertos, bancos, correos, loterías, electricidad, empresas de agua hasta las autopistas con el fin de recaudar 50 000 millones de euros para el 2015 y reducir la enorme deuda del país (de unos 350 000 millones de euros).

Puntuación 0
#14