Economía

Economía/Empresas.- Sony y Toshiba estudian fusionar su negocio de pantallas pequeñas LCD en una única compañía

TOKIO, 7 (EUROPA PRESS)

Japón está buscando proteger su liderazgo en la producción de pantallas utilizadas en 'smartphones' y 'tabletas' con un plan para fusionar las operaciones en este campo de las empresas niponas Sony y Toshiba en una nueva compañía cuyo principal accionista sería el Gobierno, según informa el 'Financial Times'.

Según fuentes conocedoras de la operación, SONY (JP6758.TK)y TOSHIBA (JP6502.TK)están manteniendo negociaciones para trasladar su producción de pequeñas pantallas LCD a una 'joint venture' junto a Innovation Network Corporation of Japan (INCJ), un fondo de inversión que ha recibido más del 90% de su capital del Estado.

Los productores japoneses mantiene actualmenten el control de un tercio del creciente mercado de este tipo de pantallas, aunque están comenzando a sufrir la presión de sus rivales de Corea y Taiwan. Así, temen que les ocurra como en el negocio de las pantallas LCD para televisión, cuya producción se ha ido trasladando a competidores más baratos de otros países asiáticos.

Una de las razones por las que Japón no logró mantener su mercado de LCD para televisión fue que la producción se dispersó entre muchas compañías electrónicas del país, ninguna de las cuales fue capaz de alcanzar un tamaño suficiente para alcanzar rápidamente un gran volumen de producción con unos bajos márgenes.

El pasado año, Toshiba controlaba el 9% del mercado de pantallas pequeñas de LCD, mientras que Sony tenía el control de un 6%. La fusión de ambas superaría ligeramente la cuota de mercado de la japonesa Sharp, la empresa líder en el mercado, y dejaría atrás a la coreana Samsung, con una cuota actualmente por debajo del 12%.

El diario añade que, según el periódico nipón Nikkei, el INCJ, el último de los muchos vehículos de inversión del Gobierno japonés, tiene previsto comprar hasta 100.000 millones de yenes (850 millones de euros) en nuevas acciones de la empresa fusionada, lo que supondría una participación de entre el 70% y el 80%.

Ambas empresas han colgado en sus páginas de Internet sendos comunicados en los que desmienten haber hecho este anuncio y rehúsan valorar las informaciones publicadas, ya que no hay ninguna decisión tomada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin