Economía

Jeffrey Sachs: hay que impedir que continúe la carrera global por bajar impuestos empresariales

  • Las multinacionales están enfrentando con éxito a unos gobiernos con otros
  • Los partidos están en manos de intereses que exacerban la desigualdad
  • Pide coordinación internacional para acabar con esta carrera fiscal ruinosa
Jeffrey Sachs, economista y profesor de Columbia. Foto: archivo

El economista y director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia Jeffrey Sachs cree que las divisiones sociales sobre las políticas fiscales de los gobiernos desarrollados se están acentuando. Y asegura que es lógico, ya que los recortes sociales vienen de la mano de reducciones de impuestos empresariales, exacerbando unas desigualdades en la riqueza que se han visto potenciadas por la globalización.

En un artículo en el diario británico Financial Times, Sachs, que es asesor del secretario general de la ONU, Ban-Ki-Moon, y director del Proyecto del Milenio de la misma organización, realiza un alegato contra la carrera por reducir impuestos que se está llevando a cabo a nivel global.

El economista recuerda que tanto en EEUU como en el Reino Unido se ha producido una transferencia profunda de riqueza dede las clases medias y bajas hacia los ricos en los últimos 30 años, pero la respuesta a sus problemas fiscales actuales ha sido recortar los servicios públicos y al mismo tiempo reducir los gravámenes empresariales. "El contrato social está en peligro", asegura

Sachs cree que las fuerzas políticas y económicas que están desgarrando nuestras sociedades son muy fuertes. La primera es la globalización, que ha puesto una presión extrema en los salarios de los trabajos menos cualificados y al mismo tiempo ha dado nuevas oportunidades de inversión al mundo financiero y empresarial, asegura. El resultado es que los ingresos del 1% más ricos se han disparado.

Ante esta situación, en la que el capital se puede mover fácilmente, los gobiernos han entrado en una competición por reducir los impuestos a las empresas buscando atraer capital a sus países, un race to the bottom (carrera a la baja) en el que finalmente los ricos salen beneficiados por partida doble: por la propia fuerza de la globalización y por la respuesta a este fenómeno por parte de los gobiernos, asegura Sachs.

Otra razón que sugiere el economista para esta "generosa atención a los recortes de impuestos para la élite es, por supuesto, el escabroso papel del gran dinero (big money) en las campañas políticas", y destaca que esto es especialmente vergonzoso en EEUU. Allí, según Sachs, la principal diferencia entre los dos grandes partidos es que las petroleras suelen financiar a los republicanos y Wall Street a los demócratas. "Por lo demás, ambos partidos están en manos de intereses que exacerban las peligrosas desigualdades generadas por la globalización".

El problema del déficit

El resultado de esta situación, asegura el economista, es el déficit. Sachs reconoce que el Reino Unido merece crédito por luchar contra él antes de que sea demasiado tarde y también asegura que EEUU, tras años de keynesianismo naif y oportunismo fiscal, comienza a seguir esa línea.

Pero el problema de ambos, según el profesor de Columbia, es que "quieren hacer lo imposible: dirigir una economía del conocimiento, del siglo 21, moderna, de alta tecnología y próspera sin la base fiscal necesaria; principalmente para satisfacer a las clases altas y a las multinacionales, que amenazan con irse a otros regímenes fiscales más favorables o dirigir sus contribuciones a cualquier otro si no consiguen los recortes de impuestos que ansían obsesivamente".

El economista cree que durante demasiado tiempo el debate sobre política fiscal se ha basado en falsas premisas. El centro-izquierda ha tendido a querer disminuir la importancia de los déficits presupuestarios, mientras que el centro-derecha ha hecho lo propio respecto a los impuestos a los más ricos.

Elevar los impuestos a los ricos

"Una posición más responsable coge un poco de las dos partes. Necesitamos reducir los déficits, pero de manera justa, eficiente y sostenible, elevando los impuestos a los ricos, que están disfrutando de un boom en su nivel de vida de una forma sin precedentes en la historia".

Sin embargo, añade que los países no pueden actuar por su cuenta. "Las defensas políticas en el Reino Unido y en EEUU contra el poder de los ricos están viniéndose abajo. Las multinacionales y sus desproporcionadamente ricos dueños están enfrentando a unos gobiernos con otros, y con éxito. El juego está claro, y está funcionando extremadamente bien".

Por ello, Sachs propone, como punto de partida, que los miembros de la OCDE reúnan a sus ministros de Finanzas para delinear unos principios básicos de justicia presupuestaria: "que los ajustes fiscales hacia el equilibrio son necesarios pero que se deben llevar a cabo de una manera justa; que las necesidades básicas de los ciudadanos deben ser protegidas en los periodos de rigor fiscal; que las recientes tendencias hacia niveles de desigualdad sin precedentes requiere de mayores, no menores, impuestos para las rentas más altas, incluidos los beneficios empresariales; y que la coordinación fiscal y regulatoria entre países es vital para impedir una carrera fiscal a la baja ruinosa".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum14

Liberal
A Favor
En Contra

¿Que va a decir este?

Con un sueldazo millonario pagado por los contribuyentes.

¿Para que sirve la ONU?

Puntuación -33
#1
Lvdora
A Favor
En Contra

Pues si alguien buscaba un credo, que no siga buscando. Perfecta disección de lo que está ocurriendo en el mundo, no tiene desperdicio, es un aviso para navegantes...

Puntuación 37
#2
anonimo
A Favor
En Contra

Ni una palabra sobre la manipulación de los tipos de cambio (ver China) o de la inflación que generan Bancos Centrales con tipos de interés artificialmente bajos.

Aparte, ¿ha salido muchos ciudadanos de China de la pobreza gracias a la globalización?. ¿No ha pasado lo mismo con gran parte del suroeste asíatico?.

Lo que no se puede es mantener el estado del bienestar como se ha hecho hasta ahora: emitiendo deuda y generando posteriormente inflación para compensarla.

Puntuación 1
#3
A Favor
En Contra

Pocas veces suelo estar tan de acuerdo con un articuo como lo estoy con este.

Hace falta empezar a tomar medidas globales que recojan unos minimos de cumplimiento fiscal, de derechos laborales etc que sean comunes para todos los paises.

Si en la ecuacion de la productividad consiguiesemos que las variables de los derechos laborales y de la carga fiscal se transformasen en constates para todo el mundo podriamos conseguir una productividad realmente basada en la tecnologia y el valor añadido y no en la explotacion laboral y la abolicion del estado de bienestar

Puntuación 32
#4
Garrington
A Favor
En Contra

En el inicio de la Gran depresion el 1% mas rico controlaba el 25% de la riqueza, la cosa fue cambiando cuando los ricos comenzaron a pagar impuestos acorde con lo que ingresaban, en la epoca de Eisenhauer hasta un 70% pagaban. Al final el 1% mas rico controlo el 10% de la riqueza (que no es poco).Al princi`pio de esta crisis el 1% mas rico controlaba el 24,7% de la riqueza(ahora todavia mas). Desde los 80 en casi todos los paises se han ido bajando poco a poco los impuestos a los ricos. Ahora hay banqueros que tributan al mismo tipo que un cajero de su banco, politicos que la declaracion les da a devolver, las Sicav solo pagan un 1% de impùestos, el 80% de empresas del ibex tiene dinero en paraisos fiscales, el verdadero tipo impositivo despues de deducciones varias para las grandes empresas no es del 33% como dice la ley, si no del 15% etc etc etc, mas razon que un santo.En esto al menos.

Puntuación 25
#5
Paco
A Favor
En Contra

Estoy totalmente de acuerdo, es el poder de las multinacionales a instalarse donde más convenga,sin respetar derechos humanos ni medioambientales que tanto esfuerzo ha supuesto, es la desaparición de la clase media ,sobre la cual recaen la mayoria de los impuestos, hay que acabar con el dumping social , medioambiental, instalando barreras éticas de libre circulación de mercancias

Puntuación 15
#6
rgomez
A Favor
En Contra

Queda claro que el Consenso de Washington que empezó a aplicarse durante los ochenta ha quedado obsoleto o desfasado visto el resultado final de treinta años de aumento brutal de las desigualdades sociales y el apoderamiento monstruoso de una pequeña parte de la población de la inmensa mayoría de la riqueza de los países. Se debe empezar a reflexionar sobre un cambio en la filosofía económica que ha imperado estos últimos años, de forma coordinada con todos los países más importantes, en orden a establecer un sistema económico más JUSTO, sostenible y no tan alocado y especulativo.

De no aplicarse este nuevo paradigma, tiempo al tiempo y veremos como esto revienta por los cuatro costados amén de este nuevo feudalismo económico en que se ha convertido la economía del planeta.

Puntuación 7
#7
askito
A Favor
En Contra

" Si en la ecuacion de la productividad consiguiesemos que las variables de los derechos laborales y de la carga fiscal se transformasen en constates para todo el mundo podriamos conseguir una productividad realmente basada en la tecnologia y el valor añadido y no en la explotacion laboral y la abolicion del estado de bienestar": una ecuación nunca reflejará eso. El capital tiene una lógica distinta, y como bien dice Sachs, es el único factor realmente móvil.

Por lo demás, eso mismo ya lo decían otros muchos hace 20 años (Castells, Amin,etc). Este es muy politicamente correcto, para eso le pagan. Por ahí arriba han dado buenas recetas...

Puntuación 2
#8
consumidor
A Favor
En Contra

Bien, tomen medidas ustedes mismos: Paguen más dinero por comprar productos hechos según lo que ustedes consideran "justo". Es así de sencillo, no hace falta que suban impuestos. Simplemente usen su poder como consumidores. Compren ropa "Made in Spain" en vez de "Made in China" (se encuentra), compren calzado "Made in SpaiN" en vez de "Made in China", compren naranjas autóctonas en vez de sudamericanas, compren espárragos de Navarra, en vez de los chinos importados.

Eso sí, estén dispuestos a pagar el precio aquí. Sean coherentes.

Puntuación 7
#9
solo se que no se nada
A Favor
En Contra

Amén, este artículo debería de ser primera plana en todos los periodicos mañana.

Puntuación 10
#10
Gobernator
A Favor
En Contra

Yo creía que la miseria la provocaban los gobiernos cargando de impuestos a las rentas del trabajo para financiar sus mariscadas y la de sus amigos.

Es curioso que la mayor prosperidad se haya dado en épocas donde no habían casi impuestos y la gente podía enriquecerse sin que llegara el cobrador del frac del gobierno a pedir su parte.

Todo esto que predica este señor ya se hizo desde la segunda guerra mundial hasta los 70, provocando un colapso de los Estados, ya que salía más rentable no dar un palo al aire que trabajar y que te lo quitasen todo.

Veo que en este país la gente sigue mentalizada con la idea de intentar que su vecino le pague la pensión, el cole de los niños, etc. País de vagos.

Puntuación -2
#11
Gobernator
A Favor
En Contra

Yo creía que la miseria la provocaban los gobiernos cargando de impuestos a las rentas del trabajo para financiar sus mariscadas y la de sus amigos.

Es curioso que la mayor prosperidad se haya dado en épocas donde no habían casi impuestos y la gente podía enriquecerse sin que llegara el cobrador del frac del gobierno a pedir su parte.

Todo esto que predica este señor ya se hizo desde la segunda guerra mundial hasta los 70, provocando un colapso de los Estados, ya que salía más rentable no dar un palo al aire que trabajar y que te lo quitasen todo.

Veo que en este país la gente sigue mentalizada en que su vecino le pague la pensión, el cole de los niños, etc. País de vagos y gentuza.

Puntuación -1
#12
timoteo
A Favor
En Contra

Inmejorable articulo,que debería ser de lectura obligada para la clase politica,empresarial y sindical.Las multinacionales se han aprovechado de la globalización.Han hecho suyo el lema de la progresía:"abajo las fronteras.Somos ciudadanos del mundo.nuestra patria es la humanidad".

Quiere decirse que las izquierdas politica y sindical están a favor de ésta "distribucion de la riqueza" que va arrruinar a los trabajadores occidentales.No dicen ni pio,no proponen el proteccionismo comercial y financiero para evitar esa sangria.Callan,luego otorgan.

Puntuación 0
#13