Economía

Economía/Empresas.- Nozar presenta un 'agujero' de unos 600 millones de euros

Nozar presenta un déficit patrimonial de unos 600 millones de euros, dado que cuenta con un activo de casi 1.000 millones de euros para atender una deuda de alrededor de 1.600 millones.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Así consta en el informe que la administración concursal de la inmobiliaria de la familia Nozaleda ha presentado ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras del documento.

Según este informe, Nozar cuenta con una lista de unos 700 acreedores, de los que una treintena corresponden a entidades financieras.

El pasivo de la inmobiliaria que recoge el informe es más del doble respecto al de 700 millones de euros que declaró la empresa cuando en septiembre de 2009 solicitó el concurso voluntario.

El incremento es consecuencia fundamentalmente de un reciente auto judicial, que convirtió el concurso en necesario y llevó a un año antes (noviembre de 2008) la fecha de referencia de la suspensión de pagos, por considerar que es el momento en que la empresa comenzó a ser insolvente.

Según las mismas fuentes, este retraso en la fecha de comienzo del concurso es también la causa principal de que la administración concursal de Nozar proponga rescindir y anular un conjunto de decisiones tomadas por los Nozaleda en la inmobiliaria. Se trata, fundamentalmente, de "compras y pagos indebidos".

Una vez el juez ratifique el informe de Nozar presentado por sus administradores, se abrirá un plazo para la presentación de alegaciones. La resolución por parte del juez de dichos recursos marcará el final de la fase común del concurso.

La segunda parte será la de negociación del eventual convenio de acreedores que, en su caso, presente la inmobiliaria. La ratificación de este plan sobre el calendario y condiciones de pago de deuda marca el fin de un proceso concursal y la superación de la tutela judicial.

UNO DE LOS MAYORES CONCURSOS.

Nozar protagonizó en septiembre de 2009 uno de los mayores concursos de acreedores registrados en el sector de la construcción desde el inicio de la crisis y fin del 'boom' inmobiliario, junto con Martinsa Fadesa, Habitat y, más recientemente, Sacresa.

Tras un año en suspensión de pagos, el juez titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid emitió la referida sentencia por la que convirtió en necesario el concurso, si bien mantuvo las facultades de gestión de la familia Nozaleda.

Además, convino en relevar a los administradores concursales de la empresa, todo ello ante la "urgente" necesidad de dar un "giro sustancial en la gestión del procedimiento para evitar su dilación".

En dicho auto, el juez instó a la nueva administración concursal a presentar en el plazo "inexcusable" de dos meses el informe sobre la situación de la empresa, plazo que expiró en la jornada de este martes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin