Economía

El Impuesto de Sociedades se igualará en toda Europa en 2011

La Comisión Europea (CE) tendrá lista en los primeros meses de 2011 una propuesta de base imponible común consolidada del Impuesto sobre Sociedades (BCCIS).

Así lo ha anunciado en una intervención con europarlamentarios el comisario de Fiscalidad y Unión Aduanera, el lituano Algirdas ?emeta. Se trata de una iniciativa que se incluye en el programa de trabajo de la CE para el año próximo "como una iniciativa estratégica para aprovechar el potencial del mercado único para el crecimiento".

La medida, que deberá ser aceptada por unanimidad de los Estados miembros, servirá para facilitar la inversión directa a quienes invierten en más un país de la UE, fundamentalmente extranjeros.

La viabilidad del proyecto normativo es muy grande, según comentó el comisario europeo, puesto que ha pesar de contar con una base impositiva común, los Estados seguirán decidiendo sobre los tipos, de acuerdo con sus necesidades, sus sistemas sociales, servicios públicos y políticas tributarias. De esta forma, consideró que no reduce la soberanía de los Estados miembros en materia fiscal.

Se trata de un importante avance para eliminar muchos de los actuales obstáculos fiscales para las operaciones trasfronterizas, puesto que la imposibilidad de que las empresas puedan prever los costes tributarios de sus inversiones actúa como un desincentivo para la inversión extranjera directa.

La Ce presenta la propuesta como clave en el Acta Única de Mercado, que fue aprobada el pasado 27 de octubre de 2010.

La BICCIS es un sistema de normas comunes para el cálculo de la base imponible de las empresas, pero no afecta a los tipos impositivos, que seguirán estando en manos de los Estados miembros.

En la actualidad, la existencia de veintisiete regímenes fiscales tan dispares obliga a que las empresas deban enfrentarse a una carga administrativa y económica que desalienta, si no impide, sus actividades en el Mercado Único y afectan negativamente a su competitividad, sobre todo en el caso de las pequeñas y medianas empresas.

?emeta reconoció que "el mayor apoyo a la BICCIS proviene de las empresas, tenemos una clara evidencia de esto, puesto que cuando se trata de veintisiete diferentes Estados miembros con otros tantos sistemas diferentes del Impuesto sobre Sociedades resulta un auténtico desastre que deben afrontar cada uno de ellos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud