Economía

Economía/Empresas.- Qantas sugiere una pieza defectuosa o un mal diseño como causas del fallo del motor

El avión pasó su primer chequeo de motores en Alemania, en la filial de mantenimiento de Lufthansa

SIDNEY, 5 (EUROPA PRESS)

Una pieza defectuosa o un fallo de diseño podría haber sido la causa del fallo de motor del Airbus A380 de Qantas que realizó el jueves un aterrizaje de emergencia en Singapur, ha sugerido este viernes el presidente de la compañía, Alan Joyce.

"Creemos que muy probablemente es un fallo de material o alguna especie de problema de diseño", ha asegurado desde Sydney, para añadir que si no hay problemas reanudarán sus operaciones. El proceso llevará al menos 48 horas, por lo que todavía no puede establecerse una fecha para la reanudación de las operaciones.

Joyce confirmó que otro de los motores había fallado a la hora de apagarse después del aterrizaje, pero aclaró que ello pudo deberse al incidente con el motor que se incendió. "Todavía estamos investigando las causas de eso", matizó.

Singapore Airlines ha reanudado ya los vuelos de sus once A380, la segunda flota más numerosa de estos 'superjumbos' después de la que dispone Emirates. El fallo se produjo en uno de los cuatro motores Trent 900, fabricados por la británica Rolls-Royce.

"El hecho de que (el avión) haya sobrevivido a la avería es un punto a favor del diseño. Hace 20 años seguramente se habría estrellado", estima John Page, profesor de Ingeniería Aeroespacial de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia), según recoge la prensa local.

"DEMASIADO PRONTO PARA ESPECULAR SOBRE LAS CAUSAS".

Por otro lado, Qantas rechazó enérgicamente las afirmaciones del secretario federal de la Asociación de Ingenieros de Australia Autorizado Aeronaves (Alaea), Steve Purvinas, en las que se aseguraba que un ingeniero había dimitido tras el incidente de ayer.

Al respecto, el consejero delegado de Qantas, Alan Joyce, negó tal hecho y subrayó que todavía es "demasiado pronto para especular sobre la causa del fallo de motor de ayer".

"La inmensa mayoría de nuestro mantenimiento de aeronaves se lleva a cabo en Australia", aclaró Joyce en un comunicado, para añadir que las aeronaves que se fabrican en el extranjero, por lo que es inevitable la necesidad de reparar en el extranjero algunos aviones.

"El A380 involucrado en el incidente de Singapur se sometió recientemente a su primer chequeo de mantenimiento en Lufthansa Technik en Alemania", señaló el ejecutivo.

Lufthansa es proveedor de mantenimiento y además operador del A380, mientras que los motores Trent 900 son revisado en las instalaciones de Rolls-Royce.

"Sugerir que Lufthansa y Rolls-Royce no tienen los conocimientos y experiencia para llevar a cabo la aeronave más alta calidad y controles es absurdo", concluyó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin