Economía

Las eléctricas piden una colocación de mil millones del déficit tarifario

El sector eléctrico está más arrinconado que nunca. La falta del tipo de descuento en ventanilla del Banco Central Europeo y sus reticencias respecto al proceso de colocación del déficit de tarifa suponen, en realidad, una vuelta de tuerca para el proceso.

Tras este traspiés reconocido por el Gobierno, ahora las eléctricas temen que la colocación pueda retrasarse al año que viene y por ese motivo reclaman al menos que se realice una colocación inicial de 1.000 millones de euros, en el mejor de los casos, antes de que finalice este ejercicio.

Fuentes del sector explicaron a elEconomista que Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa y HC Energía creen que el Ejecutivo será incapaz de hacer una primera colocación por 3.000 millones entre noviembre y diciembre.

Por ello, estas empresas están en negociaciones con el Ministerio de Industria para que por lo menos se haga una pequeña colocación este año en lugar de esperar al próximo año para lanzar la primera emisión.

La raíz del problema es que el día en que estaba previsto la publicación del folleto de la colocación en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el promotor encargado del proceso -el Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (Fade)- pidió al supervisor bursátil que retrase la publicación al ser consciente de que eran precisas las garantías del BCE para conseguir un mayor éxito en la colocación, así como un menor coste.

Por este motivo, ahora el Gobierno tendrá que esperar a que el Banco Europeo celebre su consejo de Gobierno el próximo 18 de noviembre para ratificar las nuevas garantías, aunque desde las eléctricas se confía en que se llegue a un acuerdo la próxima semana en el comité de este organismo.

Así, ante los mensajes de tranquilidad del Ejecutivo de que el retraso sería solventado en cuestión de "pocos días", resulta que habrá una demora de, por lo menos, más de un mes.

Y es que en el caso de que la CNMV apruebe el folleto al día siguiente de la ratificación del BCE, se tiene que abrir un plazo de otros 15 días para que las entidades bancarias -BBVA, BNP Paribas, Credit Agricole, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Banco Santander-, comiencen a solicitar títulos de esta colocación.

Con todo, el proceso estaría listo en diciembre, un mes nada proclive para operaciones, en tanto que los mercados financieros ya están cerrados para la colocación de bonos y suele ser una época de escasa actividad.

De ahí, la gran preocupación que han mostrado las eléctricas, que, a su vez, han rebajado sus pretensiones y se conforman con una pequeña colocación antes de final de año para dar señales de confianza a los mercados, y sobre todo, a las agencias de calificación crediticia, cuyas valoraciones están castigando al sector por el retraso del Gobierno en la colocación del polémico déficit de tarifa.

A esto hay que añadir el desconcierto que está mostrado el Banco Central Europeo por la complejidad del proceso. Según las mismas fuentes, desde esta institución no se entiende por qué cada eléctrica no emite su propio déficit de tarifa pero con aval del Estado. Este método sería mucho más sencillo y, de hecho, era la metodología que se utilizaba en años anteriores con el respaldo de la tarifa eléctrica, a través de la que se recupera el importe colocado entre entidades de este desajuste que tiene su origen en el año 2000 y que las eléctricas soportan en sus balances con casi 15.000 millones.

Ante los recelos mostrados por el BCE, ahora el sector espera que no se tenga que modificar todo el entramado de la colocación porque, en ese caso, el proceso se demoraría en tres o cuatro meses más.

Buena nota de las agencias

En cualquier caso, lo que sí se espera es que las agencias de rating califiquen con muy buena nota este producto, de tal forma que su valoración podría alcanzar la triple A y superar la calificación de la deuda de España. Actualmente, el Tesoro español tiene un calificación de AA1 (Moody's), AA (Standard & Poor's) y AA+ (Fich) y serán estas tres mismas firmas quienes valorarán la emisión de la deuda eléctrica, donde se tiene muy presente el respaldo de, ya no sólo tener un activo de soporte como es la tarifa eléctrico, sino la categoría de contar con aval del Estado.

Completados los 'road show'

Entre tanto, el Gobierno ya ha finalizado con los road show por las diferentes plazas europeas, asiáticas y estadounidenses.

Con los acontecimientos de los últimos días se modifica sustancialmente los planes iniciales. En tanto que la gestora del fondo, Titulización de Activos (TdA), tenía previsto lanzar una primera emisión entre el 15 y el 18 de noviembre, tras un primer retraso como consecuencia de los cuestiones requeridas por la CNMV. Un problema añadido con todos los cambios es que el tiempo juega en contra.

Según el folleto, desde la notificación de la transferencia por parte de las eléctricas, realizada el pasado 7 de julio, el fondo dispondrá de un año para la realizar las emisiones e ingresar el dinero a las eléctricas.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin