Economía

Los sindicatos se la juegan: han gastado 5 millones en merchandising para la huelga

Seguro que hoy ya ha conseguido ver a algún sindicalista uniformado. A última hora de ayer empezaron a movilizarse y durante toda la noche han estado totalmente afanados en armar el ruido suficiente para convencer a los trabajadores españoles de que deben sumarse a la huelga. Arranca la primera huelga general en España contra el Gobierno de Zapatero.

El escenario en el que han puesto todas sus fuerzas es Madrid, donde las organizaciones tenían la intención de no respetar los servicios mínimos. Y es que si se vence en la capital de España se vence en todo el país.

Sin embargo, el objetivo de la convocatoria se ha desvanecido y ya no son muchos los que se acuerdan de que en junio el Gobierno presentó su reforma laboral sin el acuerdo social.

La crisis, los empresarios, la congelación de las pensiones e el lema para que no se aprovechen, rescatado de la movilización de diciembre, parecen ser los argumentos más utilizados en estos últimos días.

El uniforme de los sindicatos

Si todavía no ha visto a ninguno, los podrá reconocer fácilmente. Suelen ir de rojo y todos vestidos casi de la misma manera. Camiseta, chaleco, gorra: todo ello decorado con las siglas de su sindicato (CCOO o UGT).

También van cargados con folletos explicativos sobre el paro de hoy, 29-S, silbatos, banderines, chapas y pegatinas dispuestas sobre suindumentaria. E incluso pancartas con mensajes alentadores para los asalariados.

En definitiva, casi cinco millones de euros, y calculando muy por lo bajo, es decir, sobre una base de un millón de ejemplares, es lo que se gastarán los sindicatos en merchandasing para animar su gran día, según un presupuesto solicitado a la empresa de material promocional Busilis.

Hoy, sesión de control

Un día en el que se juegan mucho, más que el Ejecutivo de Zapatero, que al margen de la convocatoria acude hoy tranquilamente a la sesión de control a centrar toda su atención sobre los Presupuestos para 2011.

Incluso, la confianza del Gobierno le llevó a convocar a las organizaciones sindicales la víspera del paro para presentarles las cuentas del próximo ejercicio.

Y la respuesta sindical no se hizo esperar: "Es una tomadura de pelo". "No vamos a atender a esta maniobra de manipulación", sentenció el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud