Economía

Economía.- Cortes de Castilla La Mancha expresan "máximo respeto" a las decisiones de Caja Guadalajara sobre su futuro

El PP se niega a ofrecer "un papel en blanco" y el PSOE defiende una operación "ejemplar"

TOLEDO, 25 (EUROPA PRESS)

El pleno de las Cortes de CASTILLA (CAS.MC)La Mancha aprobó hoy, con la abstención del PP y los votos del PSOE, mostrar su "máximo respeto" las decisiones que adopte Caja Guadalajara en relación a su fusión con Cajasol, especialmente habiendo sido adoptadas por unanimidad en su consejo de administración, así como al proyecto de fusión planteado entre ambas entidades.

Al término del debate general sobre el proceso de fusión en Caja Guadalajara, el PSOE --que intentó votar aparte varios puntos de la resolución del PP-- rechazó finalmente la propuesta 'popular', que también mostraba su respeto a la decisión del Consejo de Administración pero valoraba "negativamente" la actuación del Gobierno regional.

Previamente, la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, señaló que Andalucía y Castilla-La Mancha "ganamos una nueva entidad financiera más fuerte, más sólida, que podrá acompañar mejor a los proyectos de ambos territorios y a las propuestas de empresarios", con la fusión entre la entidad guadalajereña y Cajasol.

"Guadalajara gana y Castilla-La Mancha gana", indicó Araújo, que pidió el "máximo respeto hacia las decisiones de Caja Guadalajara" y la de sus órganos de gobierno y se mostró a favor de "despolitizar las cajas", ejemplo de lo cual sería "aceptar las decisiones que se toman" en ellas.

Previamente, recordó que fue el 19 de diciembre de 2009 cuando se habló de una integración real por parte del presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, respaldada por la asamblea de la entidad, que cerró el pasado ejercicio con un balance superior a 1.700 millones de euros.

Según detalló, la sede social de la nueva entidad tendrá su sede central en Sevilla, aunque con independencia de ello, la sede territorial e institucional será la actual sede de Caja Guadalajara en esa ciudad, e insistió en el compromiso de apoyo y mantenimiento de la obra social a nivel local y de algunas de las actividades que desarrollaba la caja guadalajareña.

PP: "UN GRAN Y SONADO FRACASO"

A continuación, la portavoz del PP, Ana Guarinos, cuestionó estas últimas palabras de la vicepresidenta al criticar que diga "que ganamos cuando se pierden las dos últimas cajas de Castilla-La Mancha", siendo este asunto "uno de los grandes y sonados fracasos" del presidente regional, José María Barreda.

Guarinos, que recordó cómo la fórmula elegida inicialmente para la fusión "no tiene nada que ver con la final", se preguntó si ha habido otra oportunidad para Caja Guadalajara y si "se han explorado otras opciones y no solo las de dos comunidades autónomas socialistas".

De otro lado, se interesó por la compra de un edificio de Caja Guadalajara en esa ciudad, preguntándose cuánto se ha pagado por él y con cargo a qué partida, algo que fue respondido posteriormente por la vicepresidenta del Ejecutivo, que cifró en 17 de euros la compra, realizada por parte de una empresa pública regional.

Finalmente, abogó por "no dejar en manos de otros la capacidad de decidir sobre el futuro de la comunidad autónoma", criticó que, "al igual que con Caja Castilla La Mancha nos va a quedar solo la marca, el nombre comercial, y su señoría tan contenta", y se interesó especialmente por el futuro de los trabajadores.

DECISION AUTONOMA

Por parte del PSOE, el diputado José Molina, que definió este como "un asunto muy serio, en el marco de la reestructuración del sistema financiero", insistió en que la decisión del proceso se ha realizado de forma "autónoma" por parte de los respectivos consejos de administración, que han apoyado el modelo elegido.

"Es una decisión oportuna e inteligente", a la que los socialistas "mostramos nuestro apoyo", añadió el parlamentario del PSOE, que recordó que la solución adoptada por Cajasol y Caja Guadalajara también garantiza mantener el carácter social de la entidad guadalajareña.

Por su parte Guarinos afirmó que el PP nunca va a ofrecer un "papel en blanco". "Queremos algo más que la marca y el nombre comercial", dijo la diputada, que se preguntó, tras el proceso, "¿ahora qué?".

Finalmente, tanto el portavoz del PSOE como la vicepresidenta del Ejecutivo consejera de Economía y Hacienda abundaron en que "no vamos a perder dos cajas sino a tener dos entidades financieras más fuertes que hasta ahora". Tras contestar a cada una de las críticas de Guarinos al proceso, Araújo afirmó que si el objetivo de la parlamentaria del PP era sembrar dudas, "no lo ha conseguido, las deudas están en su cabeza y si usted tiene dudas debería hacérselo mirar".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin