Economía

Municipios, autonomías... Las deudas que esconde el Estado

En España, municipios y autonomías, amén de otras administraciones, triplican el endeudamiento al margen del Estado para financiarse. Es lo que las arcas públicas no cuentan.

La cifra global de todas las administraciones se eleva a unos 692.000 millones de euros, una cifra, que como rubrica el suplemento de Mercados de El Mundo, infunde cierto respeto. Pero, insiste el diario, asusta aún más por el hecho de que no incluye los más de 66.000 millones de euros que ayuntamientos y comunidades autonómas han emitido a base de "vías alternativas", o lo que es lo mismo, las que no se realizan mediante las tradicionales letras, bonos y obligaciones.

Vías alternativas, vías sencundarias

Con la caída en picado de los ingresos fiscales, la emisión de la denominada deuda B de municipios y autonomías se ha triplicado en el último año. Sobre todo en las empresas público privadas. También lo han hecho lo propio algunas empresas dependientes del Estado.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, aseguró esta semana que España no ha realizado operaciones especulativas para ocultar su deuda. Lo corrobororan las agencias de rating consultadas por Mercados.

Sin embargo, las administraciones públicas se han financiado a través de las vías secundarias. La forma tradicional de financiación se hace mediante dos fórmulas: la concesión de créditos por parte de las entidades finacieras y la emisión de deuda (letras, bonos y obligaciones públicas). En este último caso, la emisión de deuda de una administración autonómica y localo debe contar con la autorización del Ministerio de Economía.

La deuda de las otras administraciones

Según se desprende de los últimos datos del BdE, la deuda global de las autonomías superaba los 84.000 millones en el tercer trimestre de 2009 frente a lsos 57.000 de años atrás.

Pero lo preocupante, subraya El Mundo, es el asombroso incremento de recursos a otras vías paralelas de financiación. Es el caso de las emisiones colocadas al resto de las administraciones o la deuda directamente emitida por las sociedades públicas.

El problema pasa ahora porque las emisiones públicas de todos los países están saturando el mercado. Y no mucho dinero para el resto, por lo que las dificultades para lograr financiación por el resto de las vías será cada vez mayor, señala una fuente experta.

Las cifras de financiación alternativa salen del cruce de dos tipos de contabilidad de la deuda. El primero de ellos, el que se conoce como Protocolo de Déficit Excesivo excluye este tipo de financiación alternativa. El segundo, el de las cuentas financieras de la economía española sí los incluye.

Las empresas satélites

Por si fuera poco, las autonomías y los ayuntamientos han seguido aumentando el número de empresas satélite, cuya deuda (acumulación de déficit) se contabiliza aparte.

En 2009 se ha detectado un aumento espectacular de la creación de estas empresas que se utilizan en su mayor parte para centrifugar partidas de gasto y de déficit. Eurostat, la agencia estadística europea, permite su creación siempre y cuando a menos, el 50% de sus ingresos procedan del sector privado.

El despilfarro de las autonomías, el cajón de sastre

Por cada sociedad pública disuelta por Estado en los últimos 15 años, las autonomías han engendrado siete, pasando de 455 sociedades a 807. Incluyendo fundaciones y consorcios, las entidades con presencia pública de las Administraciones central, autonómica y ayuntamientos superan las 3.8000.

Se trata, señala Mercados, de una sangría contagiosa que ha llevado a diputaciones y alcaldes a controlar la mitad de las sociedades mercantiles públicas y que les permite eludir los controles administrativos de todo tipo, incluso en la contratación de terceros -sin licitación pública-.

comentarios28WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 28

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

español
A Favor
En Contra

Inmigrantes que se vayan a casa ya y dejen sitio para la gente de aquí. ZP que los trajo que dimita. No queremos mezquitas, ni velos, ni conguitos, ni champiñones.

Puntuación 2
#25
zp dimite
A Favor
En Contra

Si en las próximas elecciones alguien vota a ZP es que no sabe lo que hace. Este hombre se merece la carcel por mentit y arruinar este país y a sus gentes.

Puntuación 4
#26
Ojosano.org
A Favor
En Contra

Los comentarios racistas me los paso por los huevos.

Estoy de acuerdo que habría que empezar a operar por el sistema de C.C.A.A. y toda la tropa de sinvergüenzas intocables que gozan de privilegios que los demás no tenemos... La historia se repite y esto cada vez se parece más a los años del despotismo ilustrado.

Puntuación 3
#27
paquito
A Favor
En Contra

Esto es el preludio de otra guerra civil...

Puntuación 0
#28