Economía

Grecia planea una emisión de bonos de hasta 2.000 millones de dólares

Grecia está planeando vender bonos por valor de entre 1.500 y 2.000 millones de dólares a inversores asiáticos y de EEUU, según anunció un funcionario del ministerio de Finanzas que tilda de "basura" las especulaciones de la prensa sobre la situación fiscal del país.

"Estamos buscando ampliar la base de inversores más allá de Europa", explicó Spyros Papanicolaou. Los bonos se emitirán en euros y dólares y, dependiendo de la demanda, también en yenes, según explicó al diario The Wall Street Journal en una entrevista telefónica.

El funcionario añadó que el total emitido "dependerá del apetito de los inversores", pero 1.500-2.000 millones de dólares es el mínimo.

Papanicolau ha explicado igualmente que el ministro de Finanzas, George Papaconstantinou, liderará un roadshow para inversores en febrero y visitará Pekín, Shanghai, Tokio y probablemente Singapur. También irán a Nueva York y quizá la Costa Oeste de EEUU.

Además, Grecia pedirá pronto autorización a la Securities and Exchange Commission para vender bonos en Estados Unidos.

Rumores e informaciones sobre nuevo problemas

A pesar de todos los problemas del país, Papanicolaou explicó al diario que Atenas no recibirá garantías de la Unión Europea para la planeada emisión de bonos.

Además, acusó a los medios de comunicación de exagerar los problemas fiscales de Grecia, ya que el país es un "miembro plenamente integrado de la Unión Europea y, más importante, de la Eurozona". Hablar de otra cosa es "basura", añadió. "Grecia no es un país latinoamericano", explicó, "somos un rico país europeo con un alto nivel de vida".

Sin embargo, hoy vuelven las noticias sobre una nueva posible revisión del déficit del país, que podría alcanzar entre el 13 y el 15%, según recoge MarketWatch.

European Voice publica hoy que la Unión Europea está estudiando dar un préstamo al país "fuertemente condicionado" para evitar que acabe recibiendo la ayuda del FMI, como se había especualdo en algún momento. El diario, que forma parte del grupo de The Economist, señala que los funcionarios europeos están preocupados por el impacto en los bancos de la Eurozona de un hipotético impago de Grecia.

Otra opción que se está discutiendo en Bruselas sería la de dar garantías por parte de algunos países de la Eurozona si las condiciones se deterioraran rápidamente. Grecia se ve como particularmente vulnerable ante una pérdida de confianza de los mercados que podría llevar a lo que el medio llama una "huelga de prestamistas".

En el seno europeo también se teme que los problemas de Grecia se extiendan a otros países, particularmente España, Irlanda, Portugal e incluso Italia.

Sin embargo, el ministro de Finanzas Papaconstantinou ha repetido hoy que su país es capaz de manejar la crisis por sí mismo y que no va a pedir ayuda a nadie. "No esperamos que venga nadie a ayudarnos", explicó en una conferencia en Atenas. "Grecia ni ha pedido ni espera nada de eso".

comentarios64WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin