Economía

El comercio al por menor acumula 16 meses de caídas consecutivas de ventas

Las ventas del comercio minorista cayeron un 8,2% en marzo respecto al mismo mes del año pasado en datos corregidos de efectos del calendario. Este descenso es menor que la bajada récord del 9,1% de febrero. A pesar de ello, el índice de ocupación del sector se ha situado en un mínimo histórico, con un retroceso anual del 4%.

De esta forma, en marzo, las ventas del comercio minorista descendieron por decimosexto mes consecutivo, mientras que el empleo en el sector minorista retrocedió por octavo mes consecutivo.

Según lios datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 6%, mientras que las de productos no alimenticios disminuyeron un 6,5%. Entre estos últimos, las ventas en el segmento de equipo del hogar cayeron un 18,8%, las de equipo personal bajaron un 6,9%, y las de otros bienes, un 1,3%.

Modos de distribución

La desagregación del índice del comercio minorista según los distintos modos de distribución, muestra una disminución de las ventas respecto al mismo mes del año anterior en todas las fórmulas comerciales.

El menor descenso lo presentan las grandes cadenas, con una bajada del 3,6%; mientras que las grandes superficies presentan con una bajada del 10,6%, la de mayor intensidad.

Empleo

El índice de ocupación en el sector del comercio minorista, que muestra la evolución del empleo tanto asalariado como no asalariado, registra en marzo una bajada del 4%, la mayor de la serie histórica que comenzó en 2005, y disminuye en todos los modos de distribución.

La caída es más pronunciada en las pequeñas cadenas y en las grandes superficies, que registran unos descensos del 7,1% y del 7,5%, respectivamente, mientras que en las estaciones de servicio el empleo baja un 4,2% respecto a marzo de 2008.

Todas las comunidades autónomas disminuyen sus ventas de comercio al por menor y las que registran mayores descensos son Balares (-12,2%), Murcia (-11%), Comunidad Valenciana (-10%) y La Rioja (-10%).

En cuanto al empleo también hay caídas generalizadas en todas las comunidades, tanto si se incluye el empleo en las estaciones de servicio como si no se contabiliza.

Los mayores descensos se observan en Canarias, con caídas del 6,2%, y en Baleares, donde la pérdida de empleo alcanza el 5,6%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Dialogo social...
A Favor
En Contra

Pues aun no ha empezado la verdadera crisis, está empezando ahora, los meses de Mayo, Junio, Agosto y Septiembre van a ser terribles.

Van a desaparecer el 60% de los comercios actuales.

Preparaos.

Puntuación 6
#1
IBERTIENDA
A Favor
En Contra

Se nota cuando voy a hechar la basura que esta ha descendido mucho. Dentro de lo malo, La cintura-salud se beneficia !!

Puntuación 1
#2
Idealista Realista
A Favor
En Contra

MORIR CON LAS BOTAS PUESTAS (vida de un comerciante cualquiera)

Antes la gente paseaba por el barrio y hacía vida en el barrio. Después de la implantación de los grandes centros comerciales, poco a poco esa moda de pasear por el barrio cambió. Dejaron de circular y sólo se iba a los comercios a chafardear o a comprar descuidos, añadiendo grandes dosis de palique en el mostrador. La administración (que no es tonta), se dió cuenta y puso en marcha una serie de campañas de dinamización de comercios, que consistía en hacer creer que el que se propusiera actualizar/modernizar su punto de venta, mejoraría sus resultados en caja. El comerciante, cuando analizó todo el tinglado, se les pusieron por corbata porque no disponía de liquidez suficiente para hacer campañas publicitarias, poner su negocio de alto copete y hacer un programa de fidelización para los clientes. Bueno, el comerciante ya no los tenía por corbata, porque como todo lo que sube baja, pues se le cayeron al suelo. Total, que el comerciante va y se lo cree todo (porque no tiene más remedio) y se mete en el fregao. Total, por lo que me queda, ya lo tiro todo por el barranco … Y así fué y pidió una hipoteca que le permitiera afrontar todos esos gastos enormes. La poca gente que transitaba por el barrio se acostumbró a sólo comprar los productos de descuido en precios en oferta, porque como conocía al dueño y había hecho esos cambios tan chulos en la tienda es que ganaba mucho dinero a costa de los clientes y se creó una especie de animadversión cliente-comerciante muy peliaguda. Las ventas, todavía bajaron más y más hasta que el comerciante echó a todo el mundo fuera porque no podía pagar ni a sus empleados , ni la hipoteca y se quedó solo al frente en aquel comercio tan moderno y actual. Allí con el tiempo enfermó de pena y pobreza, y aconsejó a sus hijos que nunca cometieran el mismo error. El que no pudo cerrar y dedicarse a otra cosa, en el punto de venta, MURIÓ CON LAS BOTAS PUESTAS.

Puntuación 8
#3