Economía

Extremadura plantea un nuevo modelo de financiación que busque la complementariedad a los ingresos y a la economía

  • Fernández Vara "lo que queremos, desde Extremadura, es que nos dejen volar ahora que tenemos alas"
Madrid

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado este lunes que Extremadura tiene, como todas, "sus problemas y dificultades", pero también, ha recalcado, sus "inmensas oportunidades", lo que permitirá a las nuevas generaciones desarrollar proyectos de vida a través del empleo y el acceso a una vivienda.

Ha destacado además que "la lucha contra la despoblación se construye sobre el empleo y la vivienda".

El jefe del Ejecutivo regional ha realizado estas declaraciones en Madrid durante su intervención en el desayuno informativo "Extremadura, Tierra de Oportunidades", organizado por Prensa Ibérica. Un encuentro al que también ha asistido el portavoz de la Junta de Extremadura, Juan Antonio González.

En este marco, Fernández Vara ha recordado que entre las décadas de los 60 y 80 las industrias se asentaron en el norte con mano de obra del sur, lo que provocó que "se instalara en España una conciencia de que ese era el modelo de estrategia industrial".

Una situación que, a su juicio, "se ha terminado" y que en estos momentos "lo que queremos, desde Extremadura, es que nos dejen volar ahora que tenemos alas", ha reivindicado.

Así, ha señalado que el Ejecutivo regional trabaja para avanzar hacia "un próximo modelo de financiación, buscando una complementariedad a nuestros ingresos y a la economía que poco a poco vayamos generando desde Extremadura, como consecuencia de los procesos de desarrollo que se están llevando a cabo".

Y es que, según ha explicado, el objetivo es que "todo lo que se ha hecho hasta ahora haya servido para dejar de ser una región que precisa de lo que Europa entendía como región de convergencia", sentando las bases para que "Extremadura pase de ser una región de emigración a ser una región de inmigración ordenada".

De esta manera, en los últimos cuatros años se ha puesto en marcha, "una revolución silenciosa" que ha contado, a su vez, con un elemento "fundamental" que es "la estabilidad política".

Igualmente, ha mencionado que el Ejecutivo regional ha llevado a cabo, a lo largo de las dos últimas legislaturas, un proceso de concertación social "muy amplio" con los agentes sociales y económicos de la región porque "la paz social también era una tarea importante".

El mandatario extremeño también ha puesto en valor que desde el año 2015 el Gobierno autonómico ha ofrecido poder tener "un acuerdo presupuestario", a través del diálogo para buscar un espacio de encuentros, así como el cambio en "la mecánica" de la Administración regional "dejando de trabajar por competencias para empezar a trabajar por proyectos", situándola a la vanguardia "de las ofertas que le podíamos hacer a las empresas".

Respecto a esto último, ha indicado que "un detalle muy apreciado" por las empresas que desean instalarse en Extremadura es una de las "regiones con mayor seguridad ciudadana" y eso es, ha asegurado, "un valor que cotiza", al tiempo que ha valorado que también ofrezca un acceso a la vivienda a "un precio asequible y razonable".

"De lo que se trataba era de hacerle ver al que viene de que ha llegado al lugar del mundo donde mejor lo van a tratar", al tiempo que las empresas permitirán, mediante sus proyectos, "contribuir al desarrollo de la historia de una región", ha aseverado.

Además, ha subrayado que Extremadura, que "llegó tarde a la revolución industrial de hace 150 años", va a ser "la primera que llegue a la revolución industrial verde del siglo XXI", porque es una tierra que "tiene empeño, ambición y coraje", ha acentuado.

En referencia a la pandemia de la Covid-19, Fernández Vara ha recordado que esta provocó "una aceleración de tendencias, procesos y ciclos históricos de cambio" que han permitido posicionar a Extremadura como un destino inversor para el sector industrial. "Las empresas elijen Extremadura porque le ofrecemos lo mejor para sus empresas", ha aseverado.

Infraestructuras ferroviarias

Por otro lado, el responsable del Gobierno autonómico ha subrayado que "este país tenía una deuda con Extremadura, la deuda de la vergüenza" en materia de infraestructuras ferroviarias.

En esta línea, ha reconocido "la voluntad política" del Gobierno central en los últimos seis años, con una inversión de 1.700 millones de euros, para desarrollar una alta velocidad "mixta", de pasajeros y mercancías, de manera que permita que los productos que se fabrican en Extremadura "lleguen a todos los puertos de la Península Ibérica en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible", ha subrayado.

Prosperidad compartida

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo extremeño ha defendido los conceptos de "prosperidad compartida" y "capitalismo ético" como objetivos que permitirán "combatir la pandemia de la desigualdad", que "solo tiene una vacuna que es la política". Para lograrlo, ha abogado por "potenciar el crecimiento, la economía y ayudar a las empresas" para que "podamos tener un sistema de convivencia que permita ayudar, con lo que cada uno aporta, a la gente que peor lo está pasando".

En cuanto a la inflación, Fernández Vara ha apuntado que este es uno de los problemas "más graves" que tenemos en estos momentos y que "nos exige a todos intentar poner cosas en común". Ejemplo de ello, ha destacado, es el ofrecimiento del Gobierno extremeño al resto de grupos parlamentarios con representación en la Asamblea para alcanzar "un acuerdo presupuestario" para el ejercicio 2023.

En referencia a las energías renovables, ha asentido que "tenemos una inmensa apuesta por el desarrollo de las nuevas energías en nuestro país".

En esta línea, ha avanzado que "vamos a mandar a la Unión Europea una decisión que vamos a tomar en los próximos meses en relación con todas las zonas ZEPA de Extremadura" porque "no vamos a reducir el número global de zonas protegidas que tenemos, pero sí vamos a evitar que haya tantos municipios, como tenemos ahora, en los que todo el suelo es protegido, con lo cual no se puede hacer ni una piscina ni una residencia de mayores", ha lamentado.

Por ello, ha abogado por ser capaces en estos momentos de "conciliar" y para lograrlo, ha afirmado, esnecesario "salirse al encuentro".

Por último, el presidente extremeño ha instado a seguir trabajando por el futuro de Extremadura porque "en la vida nada pasa por casualidad, todo es fruto del trabajo, esfuerzo y sacrificio".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments