Economía

Vegara y Ocaña ponen objeciones a continuar en Economía y Hacienda

David Vegara, secretario de Estado de Economía. Foto: Archivo

En el caserón de Aduanas, edificado por Sabatini, la jornada del viernes fue una jornada de nervios. La prolongada evidencia del relevo de Pedro Solbes no frenó las dudas sobre la continuidad de sus dos principales soportes, los secretarios de Estado de Economía y de Hacienda y Presupuestos, David Vegara y Carlos Ocaña. Salgado se desmarca de Solbes: la ministra exhorta a la banca a actuar con "prontitud".

La vicepresidenta Elena Salgado había tomado la decisión salomónica de conservar en su puesto al director del Gabinete técnico de Solbes, Luis Díez, y nombrar como adjunto de éste a quien ha sido su director de Gabinete en Administraciones Públicas, Jorge Serrano.

Este gesto no aplacó la ansiedad de muchos funcionarios; no obstante, sorprendió que fuera la propia vicepresidenta la que advirtiera de que la reunión decisiva con los secretarios de Estado se celebraría por la tarde, como ocurrió.

Las dudas de Vegara

Pocas horas antes de la reunión, David Vegara, según ha sabido elEconomista, manifestó a personas muy cercanas su propósito de renunciar a la Secretaría de Estado.

Algunas fuentes apuntaron que Vegara cuenta con una oferta política importante, relacionada con la presidencia española de la Unión Europea, en caso de no aceptar su continuidad y también una alternativa, a mayor plazo, de integrarse en una entidad financiera.

De consumarse el divorcio de Vegara, cabe colegir que son diferencias de fondo con la nueva política económica las que lo han motivado. Se confirma de esta forma que más que un cambio de ritmo, como afirmó Rodríguez Zapatero, se trata de un cambio sustancial respecto al sector financiero, con la inclusión de participaciones directas del Estado en el capital de algunas instituciones, a lo que Vegara, como Solbes y las grandes instituciones, han sido muy renuentes, y a lo que los asesores de Rodríguez Zapatero han prestado la máxima atención, en la senda de Obama.

También pesa en su ánimo que, después de estar en las listas como sucesor in pectore de Solbes, su brillante carrera se quede estancada.

Carlos Ocaña podría dejarse llevar por la decisión de Vegara. El nuevo planteamiento de la Vicepresidencia tercera, con amplios poderes en las relaciones con las comunidades autónomas, colisiona con el sistema actualmente vigente de negociación en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Por otra parte, Ocaña no ha tenido buenas relaciones con la Junta de Andalucía, por lo que la decisión de abonarles la llamada "deuda histórica" tuvo que llegar "de arriba".

Consulte la información completa en diario elEconomista, en su quiosco por tan sólo 1,2 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

Juan Crisis
A Favor
En Contra

Es para echarse a temblar, pensar que ZP va a ser el nuevo banquero de cabecera del país...

Puntuación 3
#1
evaristo
A Favor
En Contra

Nadie quiere ser complice del desaguisado montado.

Que se hunda zp el solito.

Como decia un filosofo Ingles: I've nerver known just how the blind can lead the way¡

Puntuación 2
#2
A. Lucard
A Favor
En Contra

¿Zapatero ha perdido el juicio? Sacándose la piedra del zapato con Solbes, parece enfocado a aumentar el gasto y dirigir la política económica sin nadie que le lleve la contraria.

Estamos apañados.

Puntuación 3
#3
david
A Favor
En Contra

¿No decía El Economista que David Vergara era el seguro sustituto de Solbes?.

¡¡Vaya periodismo!!, por cierto, ni siquiera han reconocido que se han equivocado.

Esta visto que periodismo lo hace cualquiera, solo basta tener la pluma agil y difamante, eso si, buen periodismo lo hacen muy pocos.-

Puntuación -2
#4