Economía

EEUU anuncia un nuevo plan de rescate financiero de hasta 2 billones de dólares

Timothy Geithner, secretario del Tesoro estadounidense. Foto: Archivo

El nuevo secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, ha anunciado los detalles del nuevo plan de estabilidad financiera, que en realidad es una modificación del TARP de Paulson. Como ya se adelantó ayer, se creará un fondo público, que tendrá gestión compartida con el sector privado, y al que se destinarán 500.000 millones de dólares iniciales, presupuesto que podría ampliarse a un billón de dólares.

Por su parte, la Fed ha asegurado en un comunicado que está "preparada" para proporcionar 1 billón de dólares al Tesoro mediante la ampliación del TALF, el plan ya vigente de recompra de activos respaldados por activos financieros. Esta línea de crédito anunciada el pasado mes de noviembre contemplaba una cantidad inicial de 200.000 millones de dólares.

Hasta 2 billones de dólares

El objetivo del programa es "dar ayuda adicional a los mercados financieros e instituciones para cumplir las necesidades de crédito de los hogares y los negocios", afirmó la autoridad monetaria presidida por Ben Bernanke.

El plan, que podría ascender por tanto a una cuantía de 2 billones de dólares, "pondrá toda la capacidad del Gobierno de Estados Unidos para reforzar nuestro sistema financiero para volver a poner a la economía en marcha", señaló Geithner.

Según explicó el secretario del Tesoro,"esta iniciativa reestablecerá el mercado de crédito secundario, reducirá los costes de los préstamos y contribuirá a que el crédito fluya de nuevo".

Ayer, el presidente del Consejo Económico Nacional, Lawrence Summers, adelantó la medida que se estaba planteando el Gobierno estadounidense de crear un fondo de ayuda a los bancos, que sería financiado en parte con capital privado, a través del que absorber los activos tóxicos de las entidades. Hoy, Geithner ha confirmado ambos puntos, por lo que el sector privado tendrá una participación importante en este plan.

Ayuda con condiciones

Por otra parte, el Tesoro estadounidense destinará 50.000 millones de dólares del TARP para frenar los procesos de ejecución de hipotecas. El Gobierno de Barak Obama hará todo lo que esté a su alcance para suavizar y suavizar el fuerte impacto de la severa crisis inmobiliaria que está afectando al conjunto de la economía.

En cuanto a los bancos, los beneficiados de la cuantiosa ayuda, Geithner ha anunciado que el plan viene acompañado de mayores restricciones.

Así, se limitará el pago de dividendos, se restringirán las operaciones corporativas y se pondrá tope a las retribuciones de los directivos.

comentarios27WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 27

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ugatza
A Favor
En Contra

A ver , que lo que no ha gustado es la limitación al reparto de dividendooooooooooooooooooooooooos, digo yo

Puntuación -3
#25
obamita
A Favor
En Contra

Un plan así no puede sentarle a nadie bien.

De donde va a salir todo ese dinero???.

Tras la deflación vendrá la hiperinflación. Es una argentinización mundial. Cero al plan Obama.

Puntuación 4
#26
Estilo de vida Internet
A Favor
En Contra

Valdra de algo? Yo creo que no. El problema es mucho mayor en cantidad y ademas, el gran problema, valga la redundancia es el propio sistema. Ya no vale.

Puntuación 1
#27