Economía

El precio del transporte público ha subido muy por encima del IPC desde 2009

Madrid, 19 sep (EFE).- Desde 2009, en plena crisis económica, el precio del abono transporte en la Comunidad de Madrid, que vale tanto para el Metro como para el Cercanías y autobuses de la EMT, ha subido muy por encima del IPC, y la diferencia en los últimos años se ha ido haciendo cada vez más acusada.

Así lo refleja un estudio elaborado por UGT Madrid, al que ha tenido acceso Efe, en el que se analiza la evolución de los precios del transporte público madrileño y, a partir de los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, se ha calculado el IPC (IPC.MX)general y del transporte en la Comunidad de Madrid desde el año 2000 al 2018.

Del año 2000 al 2008, la diferencia entre el IPC general y el IPC del transporte no era tan acusada e incluso el IPC del transporte llegó a aproximarse al IPC general en el periodo 2001-2003.

En el año 2008, con el inicio de la crisis, el IPC del transporte bajó casi 5 puntos, aproximándose al IPC general, "pero nunca llegando a tener un valor inferior al mismo, subraya el informe.

A partir de 2009, el IPC del transporte volvió a subir, llegando a estar casi 16 puntos por encima del IPC general en el año 2012 y en el año 2013, 17 puntos por encima. Estas subidas coincidieron con el final de la crisis económica en España.

Por tanto, desde el año 2008 hasta la actualidad, la diferencia entre el IPC del transporte y el general se ha ido haciendo cada vez más acusada, y, según UGT, "todo hace pensar que el IPC del transporte seguirá creciendo siguiendo las mismas pautas a partir de 2019".

"No se entiende que en plena crisis económica sigan subiendo los precios del transporte, teniendo en cuenta el gran número de parados en nuestra región y de personas a las que se les han acabado las prestaciones por desempleo junto con el problema de calidad del aire que tiene la Comunidad", critica UGT-Madrid.

Además, hace hincapié en que estas subidas han recaído fundamentalmente en los títulos monomodales, es decir, los abonos de transporte mensual y anual, por zonas, que son los títulos más usados por los trabajadores madrileños cuando se dirigen a sus puestos de trabajo.

En 2000 el abono mensual en la zona A costaba 27,77 euros, mientras que en 2019 sale por 54,60 euros. Si se le hubiera aplicado estrictamente la subida del IPC su coste sería de 41,15 euros, es decir, 13,45 euros menos. Por tanto, la subida real ha superado a la subida según el IPC en un 50,13 %. Y lo mismo ocurre en el resto de zonas.

También se ha estudiado la evolución de los precios del billete sencillo para el metro y para la EMT, así como la del Metrobús de 10 viajes para esas mismas zonas.

La subida real del billete para la EMT y Metro de Madrid fue de 7,96 euros. La subida con IPC en 19 años hubiera sido de 2,04 euros. Por tanto, la subida real ha superado a la subida con el IPC en un 48,53 %.

El precio del billete de 10 viajes para la EMT y el metro es de 12,20 euros mientras que el precio según el IPC sería de 6,28 euros. Luego en 2019, un usuario de la EMT y Metro de Madrid, cada vez que compre el billete de 10 viajes, pagará 5,92 de más.

Respecto al billete sencillo para la EMT y el metro, el precio es de 1,5 euros (hay otras modalidades de billetes sencillo pero se toma el billete mas básico), mientras que el precio según el IPC sería de 1,23 euros. Por tanto, en el año 2019 el precio del billete individual es 27 céntimos más caro que respecto al del IPC.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint