Tráfico

Dejar de conducir en hora punta a cambio de dinero: ¿solución a los atascos?

  • En Singapur ya valoran la posibilidad de implementar el sistema de incentivos

¿Qué le parecería evitar conducir su coche en horas puntas a cambio de ciertos incentivos económicos? Se trata de una iniciativa que surge como alternativa a las tasas especiales y a la prohibición de circulación que se imponen en ciudades como Londres o Singapur para acabar con el exceso de tráfico en grandes núcleos urbanos.

El creador de esta innovadora medida, un profesor de la norteamericana Universidad de Stanford llamado Balaji Prabhakar, ha desarrollado un nuevo sistema, denominado Capri, que incentiva con una participación en una lotería diaria, en la que se pueden ganar hasta 50 dólares, con el único requisito de que conduzca fuera de hora punta.

El programa, que ha estado en pruebas durante toda la primavera, ha tenido un notable éxito entre los miembros de la comunidad de la prestigiosa universidad californiana, según relata en un artículo The New York Times. Tanto que los beneficios de esta medida trascienden el mero económico: muchos de quienes se han optado por llevarla a cabo se han dado cuenta de que, saliendo unos minutos antes o después de la hora a la que acostumbraban a conducir camino de la facultad, se ahorran varios minutos de trayecto y, por tanto, de combustible.

Además, entre aquellos conductores que se han acogido a este programa ha surgido una sana competición para ver quién gana más dinero por conducir fuera de hora punta.

Modificar conductas a un nivel mayor

Prabhakar es un especialista en el diseño de redes de computación que se ha dedicado a la realización de varios experimentos conductistas. El Capri forma parte de ello, buscando modificar el comportamiento de las personas mediante incentivos, que mejoran la consecución de los objetivos, con respecto a la impositiva legislación, gracias a que suelen conseguir la adhesión interna voluntaria por parte del sujeto.

Pero, más allá de investigaciones académicas, la idea de este profesor universitario es elevar el alcance de su programa de incentivos a niveles administrativos mayores. Las medidas impositivas de tasas para reducir los atascos en los grandes núcleos urbanos han fracasado en ciudades como Nueva York, pero sigue siendo la principal solución que barajan las autoridades de los principales núcleos urbanos del mundo. Sin embargo, en Singapur están ya valorando la posibilidad de implementar el sistema de Prabhakar, cuya primera prueba a comienzos de año logró reducir la congestión del tráfico en más de un 10%.

Además, consciente de que impulsar una medida como la suya a nivel público puede suponer el desembolso de una importante cantidad de dinero -y que ello podría frenar su éxito-, Prabhakar ya ha experimentado con otros tipos de incentivos, tales como, a modo de aerolínea, un programa de puntos.

El éxito de la revolucionaria idea de este profesor universitario puede no llegar a culminarse nunca a grandes niveles, pero sin duda constituye una alternativa viable a la superpoblación de automóviles que amenaza a muchas de las principales ciudades del mundo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud