Pruebas

Volkswagen Passat TDI 150 DSG: ¿consigue su objetivo de ser un coche premium?

Nada menos que 42 años lleva dando guerra el Volkswagen Passat. Fue en 1973 cuando salió al mercado esta berlina alemana que hoy cuenta ya con ocho generaciones a sus espaldas. La que hoy presentamos en esta prueba es la última, la octava, que lleva en el mercado apenas unos meses y que hemos decidido probar en su variante TDI de 150 CV, sin duda la más demandada.

Dentro de su segmento, el D, el Passat es uno de los más grandes. Mide 4,76 metros de longitud, tiene una distancia entre ejes de casi 2,8 metros y tanto la habitabilidad interior como el maletero dejan en evidencia a muchos de sus rivales. Así que aquí puede aparecer el primer argumento de peso para decantarse por este modelo y no otro. Gracias al aumento de sus cotas, los pasajeros de la fila trasera disfrutan de unos cuantos centímetros extra para las piernas, mientras la zona de carga ha aumentado su volumen hasta los 586 litros. No existe berlina de cuatro puertas de este tamaño con un maletero mayor y apenas podemos encontrar modelos similares que ofrezcan el mismo desahogo para los acompañantes.

Otro de los puntos fuertes del Volkswagen Passat actual es su presentación. Tanto por fuera como por dentro el coche ha ganado puntos en modernidad y empaque. Es más agradable a la vista y puede llegar a transmitir una cierta sensación de deportividad. Pero por otra parte no deja de tener ese punto de sobriedad que siempre ha caracterizado al Passat. De alguna manera, ese puesto que ocupa la marca Volkswagen dentro de su grupo (a mitad de camino entre Audi y Skoda) queda patente en su diseño, que deja a la vista su filosofía de coche generalista con aspiraciones premium.

Con tecnología de clase premium

Una vez dentro del coche, este toque premium se ve en los materiales de recubrimiento, en la disposición de la consola y sus funciones, en la iluminación interior o en lo fácil que resulta acoplarse en el puesto de conducción. También se nota en la cantidad de tecnología, de serie y opcional, que ofrece al cliente. Nos referimos a los asistentes de conducción (aparcamiento automático, lector de señales de tráfico, detector de cansancio, avisador de cambio de carril involuntario, frenada automática...) y a otros como el Volkswagen Digital Cockpit que, sinceramente, nos parece una opción altamente recomendable. Se trata de un tablero de instrumentos digital que renuncia a los relojes analógicos tradicionales para colocar en su lugar una pantalla TFT de 12,3 pulgadas, en la que se proyectan el velocímetro, el cuentavueltas, el navegador, el ordenador de viaje y todo lo que tiene que ver con el sistema de entretenimiento. Es muy similar al Audi Virtual Cockpit que montan los Audi R8, Q7 y TT, y añade un punto de modernidad al interior del Passat. Su precio es de 630 euros y está disponible a partir del acabado Advance.

El motor de este Passat es el 2.0 TDI de 150 CV, en este caso asociado al cambio automático DSG de 6 velocidades. Es una mecánica solvente que ofrece consumos muy contenidos (en torno a los 6 litros en condiciones reales, apenas 4,0 l/100 homologados por el fabricante), capaz de mover al coche con soltura y de forma cómoda gracias a la ausencia del cambio manual. El problema de este TDI está en su poco refinamiento, ya que llegan al interior más ruido y vibraciones de lo deseable. Puede ser, quizá, un tema de falta de insonorización, pero el caso es que una berlina como esta debería ofrecer un rodar más silencioso. No es nada grave, pero si lo comparamos con la finura de los motores TSI de gasolina, la diferencia es notable.

Los conductores que busquen otras opciones pueden elegir, en diésel, el austero 1.6 TDI de 120 CV, y los más prestacionales 2.0 TDI de 190 y 240 CV (este último biturbo). En gasolina, la gama está compuesta por los TSI de 125, 150, 170 y 220 CV. Cambios manuales, automáticos y dos tipos de tracción (delantera e integral) entran en juego a la hora de definir las opciones.

Justificar un precio elevado no siempre es fácil

En cuanto a las maneras sobre el asfalto del Passat, podríamos decir que se sitúa en el término medio entre los más cómodos y los más dinámicos. No sobresale en ninguno de los dos extremos, pero es un coche siempre confortable y con una puesta a punto eficaz. El conductor medio se sentirá a gusto a los mandos -y el pasaje también- nada más empezar a rodar. Pero los que busquen un toque de deportividad o viajar como en una alfombra rodante, probablemente deberían decantarse por otras opciones. En cualquier caso siempre se puede montar la suspensión adaptativa opcional que, por 1.035 euros, permite seleccionar diferentes configuraciones, de más cómodo a más rígido de suspensión.

El VW Passat TDI 150 con cambio DSG es una muy buena opción para todo aquel que busque un coche bien hecho, cumplidor y muy capaz, que se salga de los cánones puramente generalistas. Eso sí, dentro de esta categoría es uno de los más caros o, por lo menos, es fácil encontrar unas cuantas opciones comparables con un precio de salida más contenido. Y es que, entrar en el selecto grupo VAG no es barato, a menos que se haga por la puerta de Skoda que, por cierto, no es una mala opción. Es más, todo aquel que esté interesado en el Passat quizá debería echar un ojo al nuevo Skoda Superb. Quizá se sorprenda.

Ficha técnica

Motor: 4 cilindros, TDI

Combustible: Gasóleo

Potencia: 150 CV

Tracción: Delantera

Dimensiones (largo x ancho x alto): 4.767 x 1.832 x 1.456 mm

Batalla: 2.791 mm

Capacidad maletero: 586 litros

Consumo medio: 4,0 l/100 km

CO2: 106 g/km

Precio: desde 29.740 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9

joan
A Favor
En Contra

basura de coches diesel que no hacen más que contaminar

Puntuación 7
#1
Xesus
A Favor
En Contra

Asqueroso petroleo, coches electricos ya!!

Puntuación -4
#2
KLBHGVI
A Favor
En Contra

Volkswagen Passat TDI 150 DSG: ¿consigue su objetivo de ser un coche premium?

Por los precios, ya es un premium. JEJEJE

Puntuación 10
#3
Luisito
A Favor
En Contra

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Volkswagen significa coche del pueblo, por lo tanto es contrario a ser premium y menos con tecnología que tienen los skoda.

Puntuación 2
#4
Rondalla
A Favor
En Contra

Cada uno es libre de actuar como le parezca. Pero les cuento una pequeña anécdota: la semana pasada alquilé un PASSAT en el aeropuerto de Frankfurt a la empresa SIXT. Todo fue muy bien, a la entrega, uso y devolución. Después he recibido la factura, y la "clásica" encuesta sobre mi grado de satisfacción. La sorpresa agradable e inesperada, ha sido ver que me han mandado la encuesta en catalán. Supongo que no hace falta que les diga a quién volveré a alquilar un coche cuando lo necesite....

Puntuación -3
#5
Anónimo
A Favor
En Contra

Yo no creo que a VW se le haya pasado por la cabeza querer competir en el segmento Premim con el Passat. VW lo diseñó para lo que es y donde es imbatible: coche de flota de empresas. No hay en el mercado ningún modelo que le haga sombra en este segmento. Entre otras cosas porque VW hace descuentos de hasta el 40% según el número de unidades que se encarguen. Eso sí, todos del mismo acabado y color. Repito que no es un turismo, es una oficina con ruedas. Parco, frío y sin florituras. Pero en prestaciones supera a los rivales más Premium. Yo tengo el de 187 CV de empresa y es verdad que en confort (sonoridad, etc) es muy mejorable. Pero cuando lo arrancas y lo conduces barre a cualquier BMW de la línea 5 con su mismos motro. Por supuesto al Mercedes 200 y 300 y al propio Audi A6.

Puntuación 2
#6
Pedro
A Favor
En Contra

AL 6# No sé de donde sacas que tu Vw barre a los BMW serie 5 o MB C220. Quizás no se dieron cuenta que estabas picado con ellos. La velocidad de ambos BMW y MB pasan de los 230 Km/h que es la velocidad máxima de tu VW, y eso que tu VW tiene 20 cv más que el MB.

Pero aqui no se trata de correr mucho a esas velocidades máximas, que probablemente no las hagas más de una vez al año (es un delito). Aqui se trata del confort de marcha y en eso MB y luego BMW, están ha años luz del resto.

Yo tengo un MB en propiedad, y te aseguro que conozco a los VW. ¿TU te crees que a igualdad de confort de marcha y algunas cosas más me hubiera gastado la diferencia de precio que hay ? como se dice en Media Mark YO NO SOY TONTO

Puntuación -3
#7
Anónimo
A Favor
En Contra

Pedro, cuando te digo que lo barre, hablo con conocimiento de causa porque los he conducido todos con vehículos de sustitución en los últimos 8 años. Y no me refiero a velocidad punta a la que evidentemente es imposible llegar a demás, con los KM que yo hago, no me juego el carnet. El sistema DSG de VW es inigualable. Los consumos cercanos a 4,5 litros inigualables. La aceleración, inigualable. Y las revisiones, piezas, etc. inigualables. Las tienes en Mercadona al lado del atún. Oficiales, marcas blanacas, lo que quieras... te digo que cada coche es para lo que es. Y el Passat no es para "lucir el palmito. Pero como coche, es inalacanzable por el resto.

Puntuación 3
#8
Pues yo mismo
A Favor
En Contra

Al comentarista numero 8. Eres un cachondo mental.... jijiji ¡¡¡ que tio más graciosos !!!!!!

Puntuación -1
#9