Novedades

El BMW Serie 4 se pone guapo con la llegada del nuevo año

Hasta marzo no llegará a los concesionarios, pero ya conocemos todas las claves del BMW Serie 4 2017. Diseño, tecnología y deportividad en la puesta a punto de chasis son los tres factores que lo definen.

Hace ahora casi cuatro años, la Serie 3 de BMW, que ya llevaba un largo recorrido a sus espaldas y contaba con numerosas variantes de carrocería, se escindió: por una parte continuó viva la Serie 3, pero sólo para la berlina de cuatro puertas y la berlina familiar Touring; por otra, nació la Serie 4 para agrupar a las variantes Coupé y Cabrio de dos puertas, y Gran Coupé de cinco puertas. En realidad se trató de una operación de marketing enfocada al reordenamiento de la gama, ya que novedad en cuanto a carrocerías solo hubo una (Gran Coupé).

De cualquier modo, hoy nos interesa esa segunda vertiente del segmento D de BMW. ¿Por qué? Porque la firma alemana acaba de anunciar que renueva la Serie 4 al completo. Evidentemente, el restyling afecta al Coupé, al Cabrio y al Gran Coupé, y las novedades que incorpora se pueden resumir en varios apartados.

El primero de ellos es el diseño exterior, que queda marcado por los faros de LED delanteros que sustituyen a los anteriores de xenón, los faros de LED traseros, las tomas de aire modificadas y el nuevo faldón trasero.

En el interior aparecen nuevos detalles galvanizados, aplicaciones en cromo y una consola central en negro de brillo intenso. Elementos todos ellos que pretenden reforzar la sensación de exclusividad y calidad del habitáculo. Llaman la atención, también, la doble costura del panel de instrumentos, los tres nuevos colores de tapicería y las tres nuevas molduras interiores que aumentan las opciones de personalización.

Los dos nuevos acabados de pintura exterior azul Snapper Rocks y naranja Sunset Orange están disponibles exclusivamente para los nuevos modelos del BMW Serie 4 y también hay un nuevo diseño de llantas específicas para cada uno de los acabados de equipamiento Sport, Luxury y M Sport.

Más allá del apartado estético, el nuevo BMW Serie 4 llega con la intención de ser más firme sobre el asfalto. Por ello incorpora una suspensión más rígida, que, según afirma BMW "es aún más deportiva sin perder el confort". Esto es así tanto en la suspensión de serie, como en la deportiva M y la adaptativa, que son los tres tipos de amortiguación que puede elegir el cliente. Todos los modelos nuevos del BMW Serie 4 pueden presumir ahora de tener aún más estabilidad en recta y una dirección más comunicativa.

En el apartado tecnológico, cambia la interfaz del sistema de navegación Professional -es un elemento opcional- con controles basados en las series más altas (5 y 7) de BMW, que son más sencillos de usar. Otro elemento reservado al catálogo de opciones es el nuevo cuadro de instrumentos multifuncional que permite al conductor elegir entre distintas opciones de visualización para todas las pantallas, dependiendo del modo de conducción seleccionado.

Si hablamos de motores no hay novedades. La familia está formada por tres opciones de gasolina (420i, 430i y 440i), con potencias que van de los 184 a los 326 CV, y otros tres diésel (420d, 430d y 435d xDrive), cuya horquilla de potencia va de 190 a 313 CV.

El BMW Serie 4 2017 en sus tres variantes de carrocería estará disponible desde marzo de este año con las opciones mecánicas mencionadas anteriormente y con la posibilidad de elegir la tracción integral xDrive en muchos casos y el cambio automático en todos ellos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0