Novedades

Maserati Quattroporte y Ghibli 2017: lujo y deportividad a la italiana

Como no podía ser de otra forma, París nos ha dejado este año algo más que todocaminos, híbridos y eléctricos. Sin duda, estos tres grupos de vehículos son los que más miradas acaparan, pero no todo iba a ser habitabilidad, eficiencia y maneras políticamente correctas. No, la capital francesa, referente mundial por su salón del automóvil, también ha dejado espacio en esta edición a coches tan pasionales como las berlinas de Maserati, que, en su versión 2017, llegan repletas de novedades.

Si empezamos por el Maserati Quattroporte vemos que ha modificado su estética con unos paragolpes rediseñados, una parrilla más acentuada, unos faldones laterales más marcados y nuevos espejos retrovisores. Elementos, todos ellos, que le dan una nueva personalidad a esta gran berlina de 5,26 metros (su longitud es mayor que la de un BMW Serie 7 o un Mercedes-Benz Clase S, ambos con batalla larga).

Dos nuevos acabados llegan al cuatro puertas italiano (GranLusso y GranSport), uno centrado en el aspecto más lujoso y otro en el más deportivo. Están disponibles para todos las versiones con motor V6 y su precio es exactamente el mismo.

Por cierto, hablando de motores, las opciones siguen siendo las mismas: los gasolina están fabricados por Ferrari y son un V8 de 3,8 litros TwinTurbo de 530 CV y un V6 TwinTurbo 3.0 de 410 CV. Con el primero, el Maserati Quattroporte 2017 sobrepasa holgadamente los 300 km/h; el segundo es interesante porque puede tener cuatro ruedas motrices como alternativa a la tracción trasera.

La otra opción mecánica es un diésel 3.0 V6 de 275 CV, que gana la batalla del consumo y logra unas buenas cifras de prestaciones gracias a su generoso par motor. Todos los motores, gasolina o diésel, emplean una transmisión automática de ocho velocidades firmada por ZF.

Maserati Ghibli 2017

En el caso del Maserati Ghibli 2017 que se ha presentado en el Salón de París, los cambios quizá sean menos aparentes que en su hermano mayor. Aquí el restyling se centra más en el interior, gracias a la llegada de los paquetes Luxury y Sport, que se centran en conductor y pasajeros al ofrecer tapicerías que combinan seda y piel, y otros elementos como los asientos envolventes, un volante de corte deportivo y levas de aluminio para el cambio. Como complemento a estas dos líneas de equipamiento aparecen dos packs de personalización, uno exterior y otro interior, con la fibra de carbono como protagonista.

La oferta mecánica del Maserati Ghibli sigue siendo la misma, con un motor 3.0 V6 de gasolina que se ofrece en dos niveles de potencia (350 y 410 CV) y el mismo diésel V6 3.0 de 275 CV que da vida al Quattroporte.

Al margen del plano estético, si hay algo que caracteriza a los nuevos Quattroporte y Ghibli es la dotación tecnológica que incorporan. Las dos berlinas cuentan desde ahora con una pantalla táctil de 8,4 pulgadas con función multi-touch y con un nuevo sistema de infoentretenimiento con Apple Car Play y Android Auto. También cambia el diseño de la consola central -ahora con nuevos elementos de control- y se incorpora un completo paquete de ayudas a la conducción (ADAS), que incluye:

- Control de crucero adaptativo con Stop&Go.

-Vigilancia del ángulo muerto.

-Advertencia de cambio de carril.

-Alerta de colisión frontal con asistente de frenada avanzado y frenada de emergencia.

-Cámara de visión periférica adicional.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0