Novedades

Volkswagen Polo R WRC: directo del rally a la calle

El Volkswagen Polo R WRC ya está aquí. Se trata de una edición limitada a 2.500 unidades, necesaria, entre otras cosas, para homologar el coche del mundial de rallys con el que Sebastián Ogier se acaba de proclamar campeón del mundo. Espectacular desde cualquier punto de vista, desde hoy pasa a ser el Polo más potente, ágil y rabioso jamás fabricado.

La clave del éxito, sin duda, está bajo el capó, donde aparece un motor turbo TSI de 2,0 litros y 220 CV que ha de dar vida a un pequeño coche que apenas alcanza los 4 metros de longitud y 1.300 kilos de peso. Recordemos que esta es justo la potencia del propulsor que mueve al Golf GTI, su hermano mayor, que es más grande y pesado. Quien busque sensaciones a los mandos de este Volkswagen las encontrará al primer pisotón que dé al pedal derecho, ya que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 243 km/h.

La autenticidad a la hora de conducir va firmada por una precisa caja de cambios manual de seis velocidades -la transmisión automática DSG no está disponible ni en opción- mientras la motricidad queda en manos del diferencial electrónico XDS, que forma parte de la dotación de serie y que ayuda a traccionar cuando se abre gas en plena curva. Sin duda, el diferencial autoblocante mecánico disponible para el Golf GTI Performance sería un gran aliado en el Polo R WRC, ya que hace su trabajo infinitamente mejor que citado sistema XDS. Pero la realidad es que este elemento tampoco está disponible en el catálogo de opciones. Mucho me temo que el precio tiene que ver en todo esto, ya que la factura final se habría disparado de forma preocupante.

Diferente por fuera y por dentro

El Polo más radical de la gama se diferencia de los demás por una serie de detalles, tanto interiores como exteriores, que lo hacen muy apetecible a los ojos de quienes disfrutan de un producto de aspiraciones deportivas. Dentro del habitáculo, la nota distintiva la ponen los asientos calefactables y forrados en Alcántara, el volante ?recubierto de la misma piel-, los pedales de aluminio y las costuras en color azul. Un toque quizá algo discreto el del interior, que contrasta con el exterior, donde las llantas de 18 pulgadas, el llamativo alerón trasero, las pinzas de freno azules o los vinilos decorativos que adornan la carrocería se encargan de dejar bien claro que el Polo R WRC no es un cualquiera.

En lo referente al equipamiento de serie, es todo lo abundante que se pueda esperar en un coche de su segmento. Airbags de cabeza, faros bixenón con luz diurna de LED, XDS, sensores de lluvia y aparcamiento, pantalla táctil con navegador? Nada queda en el tintero del Volkswagen Polo R WRC. Eso sí, hay que pagar un peaje un tanto elevado por tener semejante delicatessen en el garaje. Concrétamente, 34.860 euros. Estaba claro que un modelo así no podía ser barato. Sin duda, la exclusividad sigue su propio camino a la hora de fijar precios. Pero saber que hay un Golf GTI por 31.000 euros y que el más caro de la gama cuesta 33.475, hace pensar que no será nada fácil dar salida al VW Polo R WRC en nuestro mercado.

Ficha técnica

Motor: gasolina

Cilindrada: 1984 cc

Potencia: 220 CV

Par motor: 350 Nm

Consumo mixto: 7,5 l/100 km

Transmisión: manual, 6 velocidades

Tracción: delantera

Velocidad máxima: 243 km/h

Aceleración: 6,4 segundos de 0 a 100 km/h

Volumen maletero: 204 litros

Precio: 34.860 euros

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum