Motor

"Los coches eléctricos vienen imparables, pero no son la solución milagrosa"

  • La disponibilidad energética podría condicionar la movilidad a medio plazo
  • Los motores térmicos seguirán siendo imprescindibles, según el informe de ASEPA
  • El usuario debería comprometerse más con el uso eficiente de los vehículos
La automoción del futuro es el gran tema de portada de los últimos años

La Asociación Española de Profesionales de Automoción (ASEPA) presentó esta semana el informe "El automóvil en la movilidad sostenible", en el que un grupo de catedráticos universitarios y expertos en la materia pretenden contribuir al conocimiento riguroso de los problemas que se atribuyen al uso de los automóviles en la movilidad sostenible.

El informe constituye un compendio de conocimientos y datos actualizados de interés para comprender los principales aspectos relacionados con las innovaciones en motores, sistemas de propulsión y combustibles que configuran el presente y van a protagonizar el futuro de los vehículos automóviles.

Las principales conclusiones son:

1. El automóvil seguirá siendo protagonista en la movilidad del futuro.

Los vehículos automóviles han contribuido y contribuyen en la actualidad, más que cualquier otro modo de transporte, a la socialización de la movilidad, al desarrollo económico y al bienestar de la Sociedad, especialmente en los países de mayor desarrollo.

2. La disponibilidad energética podría condicionar la movilidad a medio plazo.

Los problemas de disponibilidad energética y los impactos medioambientales a escalas global y local exigen decisiones estratégicas y soluciones tecnológicas a corto, medio y largo plazo, que hagan posible la evolución de la movilidad, de forma sostenible, compatible con la satisfacción eficiente de las demandas y preferencias de los usuarios.

3. Los motores térmicos seguirán siendo imprescindibles.

En el corto y medio plazo los vehículos con propulsión basada en el motor de combustión interna son imprescindibles en sus diferentes opciones para satisfacer las necesidades de movilidad de los ciudadanos, con mínimos impactos sobre el medioambiente.

4. Los vehículos eléctricos vienen imparables, pero no son la solución milagrosa a corto plazo.

La electrificación del parque de vehículos es una solución de amplio alcance a medio y largo plazo; en el corto plazo presenta retos y barreras importantes que imponen límites a la velocidad de crecimiento del uso de los vehículos eléctricos. Deben superarse algunas barreras para lograr incrementos más significativos de la presencia de estos vehículos en el parque de automóviles, como la infraestructura y tiempos de la recarga, así como la vida, coste y autonomía de las baterías y la energía almacenada por kg. de batería.

5. El usuario debería comprometerse más con el uso energéticamente eficiente de los vehículos.

Los usuarios de los vehículos automóviles deberían asumir un papel corresponsable más activo ante los retos energético y medioambiental de su propia movilidad en automóvil. De esta forma, los usuarios deberían comprometerse de forma efectiva en la reducción de los impactos de éstos sobre el medio ambiente, a través de una conducción eficiente, un adecuado mantenimiento y racionalizando su uso, especialmente en las ciudades.

Los autores del informe son Francisco Aparicio Izquierdo(catedrático emérito de la Universidad Politécnica de Madrid y presidente de ASEPA); Jesús Casanova Kindelán (catedrático de Motores Térmicos de la Universidad Politécnica de Madrid); José María López Martínez (catedrático de Transportes de la Universidad Politécnica de Madrid); Francisco Payri González(catedrático emérito de la Universidad Politècnica de València); Francisco V. Tinaut Fluixà (catedrático de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad de Valladolid); y Guillermo Wolff Elósegui (doctor ingeniero industrial, profesor del Máster en Ingeniería de Automoción del INSIA).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
forum Comentarios 5
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

yo11
A Favor
En Contra

Para eso haría falta que los americanos investigasen e inventaran baterías baratas y fiables, de grafeno por ejemplo, y luego que los chinos las copiaran (esto último lo podrían hacer en cuestión de días u horas). Entonces los chinos fabricarían todos los componentes, en rumanía se montarían los coches, y finalmente las marcas de capital aleman les pondrían la etiqueta "made in europa". Pero se ahorrará bastante dinero comprando el coche directamente china, a riesgo de un montaje de baja calidad y nula garantía. Pero el transporte internacional del coche a cargo de la empresa postal china será gratis.

Puntuación 13
#1
Híbridos para la transición
A Favor
En Contra

Para una transición real hacia el modelo de coche eléctrico sería necesario mejorar las versiones de los coches híbridos.

Por ejemplo estos coches híbridos dentro de núcleos urbanos tendrían que usar el motor eléctrico y en las autovías el de combustión. Esto ahorraría en parte, las emisiones y permitiría utilizar aumentar la autonomía en km.

Si te quedas sin batería, usas el motor de combustión.

Si no encuentras donde recargar la batería, usas el motor de combustión.

Está claro que hasta dentro de unos 6 o 7 años, los eléctricos tendrán que mejorar

Puntuación 2
#2
Usuario validado en elEconomista.es
OPEP-PETROLEO
A Favor
En Contra

Esto es el que penso que el coche a Diesel mataria el Coche de Gasolina por lo economico.

El Coche electrico será solo una pequeña porcion de la tarta del mercado de los coches.

Puntuación 2
#3
Usuario validado en elEconomista.es
JuanCarlos000
A Favor
En Contra

Es una solución cero contaminación de aire (sin contar con el proceso productivo). También menos costo de mantenimiento, el auto de explosión interna es muy complejo, tiene muchas partes y piezas y requiere mucho mantenimiento. El motor de un eléctrico no se deteriora con la misma rapidez que el eléctrico.

En aras de eliminar la contaminación del aire provocada por automóviles, se debería PROHIBIR, el auto de combustión interna para el 2025. El negocio de unos es el cáncer y cambio climático del resto del mundo.

Puntuación -8
#4
neandertal
A Favor
En Contra

me falta poco para jubilarme y me comprare un coche de gasolina que tenga lo minimo inprescindible electrico si puede ser los mandos normales y el freno normal como al principio,cuando proiban la gasolina dejo el coche a tomar por saco,las averias electricas son una ruina economica que se compren coches electricos los ricos

Puntuación 2
#5