Motor

Cómo asegurarse el precio más barato online en la compra de un coche y que luego no haya sorpresas

  • Carwow desembarca en España tras su acogida en Reino Unida y Alemania
  • Aspiran a intermediar en la venta de 10.000 coches este año
  • El Reino Unido el año pasado vendieron 75.000 coches, el 5,5% del total del mercado

Muchas son las herramientas online que buscan los precios más baratos de cualquier artículo: seguros, tarifas eléctricas, compañías de móvil... También las hay para coches. Sin embargo, los problemas empiezan cuando uno pregunta por el precio de un vehículo al vendedor final y descubre que hay algunos extras que encarecen el producto. Carwow, el operador de origen británico instalado en Alemania y que opera en España desde hace un año aproximadamente, aporta algo inédito: el precio de los coches que ofrecen a los clientes va a misa.

Y eso es así porque operan bajo el mismo principio que Booking.com en el mercado de las reservas de alojamiento. Carwow cierra previamente con los concesionarios de coches el precio al que están dispuestos a vender cada uno de los modelos que quieren promocionar a través de este buscador y los concesionarios, como en el caso de los hoteles con Booking.com, respetan el precio ofertado. Y pueden ir modificándolo si entienden que sus precios están mal posicionados frente a la competencia.

Los concesionarios, al igual que los hoteles, están dispuestos a pagar a Carwow un precio fijo por cada cliente que les remitan y que acabe comprando un coche en la concesión. Apuntarse es gratis, por lo que el coste para el vendedor de coches está ligado exclusivamente a que se realice una operación.

"Apuntarse es gratis, por lo que el coste para el vendedor de coches está ligado exclusivamente a que se realice una operación"

Aunque Carwow llegó a España en agosto del pasado año, se han dedicado a poner en marcha la empresa y sobre todo a convencer a los concesionarios con las bondades de estar apuntados en la herramienta. Borja Badiola, el responsable de la empresa en España, declara que ya han conseguido 500 puntos de venta de 11 marcas (Opel, 75 concesionarios, Citroën 65, Peugeot 60, Renault 50, Ford 50, Toyota 50, Kia 50, Seat 40, Hyundai 40, Nissan 20 y BMW 10).

20 marcas y 1.000 concesioniarios

Pero el objetivo es cerrar el año con el doble, un millar de concesionarios, y un total de 20 marcas. Según Badiola no será difícil. Su forma de expansión es ir marca por marca priorizando los concesionarios en las zonas más pobladas. Han empezado por esas once primeras marcas, pero ya han iniciado los contactos con los puntos de venta de Volkswagen, Dacia (aunque se venden en los concesionarios de Renault el acuerdo no incluía los modelos de Dacia), Skoda, Audi y Mercedes.

Y en lo que queda del año irán entrando otras marcas. Además, en las que ya están presentes irán sumando más concesionarios, como en el caso de BMW que es la última que han comercializado en Carwow. "Algunos concesionarios de las marcas donde ya estamos nos llaman para apuntarse pues no quieren quedarse en desventaja", explica Badiola.

Marketing digital

Pero una vez convencidos los concesionarios, la herramienta ha de cumplir su parte del trato y empezar a generar clientes. Para ello, Carwow utiliza las técnicas de marketing digital, posicionándose con técnicas SEO y SEM en lo más alto de los buscadores como Google la empresa cuando alguien entra en la web en busca de los mejores precios para tal o cual modelo con palabras claves como precio, oferta, concesionarios, los modelos o los tipos de acabados.

Pero además, también hacen marketing digital en las redes con publicidad en Facebook e Instagram, aunque la búsqueda se centra principalmente en Google. De momento, para ir dándose a conocer Carwow está invirtiendo en comprar tráfico y conseguir así los clientes que puedan acabar comprando un coche en uno de los 500 concesionarios adheridos.

En definitiva, Carwow se convierte de facto en el departamento de marketing digital de estos concesionarios, muchos de los cuales no tienen capacidad para afrontar estos sistemas de búsqueda de clientes.

Cómo funciona

Una vez que un potencial comprador de un coche ha sido redicionado a la página de Carwow, la búsqueda es muy intuitiva. Primero se elige el coche que se desea –la página arranca con los ahorros medios que se puede conseguir en distintos modelos- y una vez elegido, el sistema va dando alternativas de combustible, tipo de cambio (manual o automático), color, motorización y potencia, posibles descuentos promocionales y, finalmente, solicita el código postal y un email al que se enviará cinco ofertas del modelo elegido.

La petición del código tiene un sentido de proximidad, pues en los parámetros de selección a la hora de enviar las ofertas se valora no solo el precio, también la calidad del servicio del concesionario y la distancia respecto al código postal.

Si finalmente el cliente se decido, la compra se realiza directamente en el concesionario, al que el cliente debe desplazarse. Y, al igual que hace Booking.com, Carwow genera un documento que el cliente imprime y presenta en el concesionario, que debe respetar el precio pactado. Y una vez en el concesionario, es posible que el comercial pueda incluso, ofrecerle algún otro modelo que pueda estar disponible en stock o tengan de oferta. Pero eso ya es otra historia.

10.000 coches en un año

De momento, el director general en España no da cifras de ventas, pero apunta que para el presente año, el primer de ejercicio completo en España, aspiran a intermediar en la venta de coches por valor de 200 millones de euros. Eso, a una media de 20.000 euros, supondría 10.000 coches. El año pasado, Carwow intervino en la compra de 75.000 coches en el Reino Unido, lo que supone el 5,5% de las matriculaciones en ese país.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0