Motor

La exportación salva los resultados de la industria española de componentes para automoción en 2018

  • Se exportó por valor de 21.415 millones de euros, un 7% más
  • El sector de componentes crece un 2,6% el pasado año en España
  • Sernauto prevé que la facturación crecerá un 0.5% este año
Participación de los componentes españoles en salón de Arabia Saudi

La industria española de equipos y componentes para automoción facturó 37.170 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 2,6% en comparación con el ejercicio precedente, según datos de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto). La exportación, que creció un 7% salva el año, pues las ventas a las fábricas de automoción en España bajan un 5,9%.

Sernauto destaca que el sector continuó creciendo el año pasado pese al "estancamiento" de la producción de vehículos en España, la "incertidumbre" y las tensiones comerciales que mantienen países como Estados Unidos y China.

"Las cifras demuestran, un año más, todo lo que contribuye la industria de componentes a la economía y sociedad española. Nuestra fuerte apuesta por la internacionalización y la I+D+i nos permite alcanzar estos resultados y seguir siendo socios estratégicos de todas las marcas de fabricantes de vehículos y de los principales grupos de distribución de recambios", señaló la presidenta de la asociación, María Helena Antolin.

Además, en 2018, la exportaciones alcanzaron un nuevo récord, hasta 21.415 millones de euros, un 7% más que en 2017 y cifra que representa el 57,6% de la facturación.

Por su parte, del total de la facturación en el mercado nacional (15.755 millones de euros), 10.270 millones de euros correspondieron al suministro de equipos y componentes a los fabricantes de vehículos, lo que se traduce en una caída del 5,9% respecto a 2017, mientras que 5.485 millones de euros procedieron del mercado de recambios, un 3,2% más.

Inversión en I+D+i

La industria española de equipos y componentes para automoción invirtió el curso pasado un 4,2% de su facturación en I+D+i, lo que hace un total de 1.545 millones de euros.

En lo que respecta al empleo, creó más de 5.000 nuevos puestos de trabajo en 2018, hasta alcanzar 230.100 empleos directos y 372.800 empleos directos e indirectos.

Además, con el fin de seguir siendo competitivos y adecuarse a las demandas de sus clientes, Sernauto destacó que los proveedores de automoción continuaron invirtiendo más de 2.000 millones de euros en incrementar y mejorar sus capacidades productivas.

En los últimos cinco años, la facturación del sector se ha incrementado en más de 9.000 millones de euros, mientras que se han generando casi 40.000 empleos directos nuevos y se han invertido más de 6.500 millones de euros en I+D+i.

Crecimiento en 2019

Según las primeras estimaciones de la junta directiva de Sernauto, en 2019 se ralentizará el crecimiento del sector manteniéndose los mismos niveles de facturación y empleo, con incrementos del 0,5% y 0,6%, respectivamente.

Para que la industria de componentes pueda mantener los niveles alcanzados, se hace preciso el apoyo de la Administración a este sector"

Maria Helana Antolín, presidente de Sernauto.

"Para que la industria de componentes pueda mantener los niveles alcanzados, se hace preciso el apoyo de la Administración a este sector, a través de medidas concretas y reales, para el fomento de la competitividad y para poder llevar a cabo la transición tecnológica e industrial con éxito, con el firme propósito de continuar generando riqueza y empleo de calidad en este país, como están haciendo en otros países europeos", subrayó el director general de la asociación, José Portilla.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.