Motor

Los 100 años de Opel a través de su logotipo: de un ojo a un rayo pasando por un zepelín y un cohete

La evolución de los logos de Opel en sus 100 años de historia

Máquinas de coser, bicicletas o vehículos a motor. Cada una de las fases de la historia, ya centenaria, de Opel, ha tenido una identificación gráfica cuya evolución va paralela a la de la marca. En los años 60, un rayo se estableció como imagen de la compañía, que también ha tenido su evolución en este último medio siglo.

Hoy, una marca no lo es tal sin un logo que la identifique. De hecho, muchas grandes firmas internacionales, como Nike, comunican su imagen a través de una imagen gráfica, sin letras. La historia de una marca es la evolución no solo de, en este caso, sus coches, sino también de su imagen corporativa.

El caso de Opel y de otras marcas centenarias es especial, ya que los orígenes de sus logotipos se remontan a tiempos en los que los responsables de estos elementos gráficos no eran profesionales y se guiaban solo por la intuición y la fuerza de los símbolos arquetípicos, mucho antes de que los diseñadores establecieran las normas de un lenguaje basado en el concepto, la forma y la estética. Así, vemos que antes de adoptar el rayo como seña de identidad, Opel se identificó con un ojo, un zepelín o un cohete. Eran otros tiempos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin