Motor

Mujeres y coches: 30 historias sobre ruedas con protagonistas femeninas

Autorretrato en un Bugatti verde (Tamara de Lempicka, 1928)

El mundo del motor siempre ha sido eminentemente masculino, por no decir machista. Pero ya desde los inicios de la industria de la automoción, a finales del siglo XIX, la mujer ha tenido una parte mucho más activa de lo que muchos creen. Aquí les relatamos 30 historias de mujeres sobre ruedas.

La relación de la mujer con los coches siempre se ha visto en ciertos foros desde una perspectiva muy machista. Sin ninguna razón lógica que lo sustente, muchos descerebrados siempre han pensado que el mundo de las cuatro (o las dos) ruedas no estaba hecho para las mujeres. Solo hay que recordar el famoso dicho "mujer al volante..." para recordar tan casposa "tradición". Y no hablemos ya de la constante cosificación que han protagonizado muchas veces las mujeres a la hora de vender coches, tanto en los diferentes salones del automóvil, con despampanantes modelos como "reclamo" para fijarnos en el coche de turno, como en los eventos deportivos, con esas "chicas de parrilla" que, por fortuna, empiezan a ser historia en muchos grandes premios.

Porque la mujer ha dicho, dice y tendrá mucho que decir en el mundo del automóvil. Porque muchos nombres propios están escritos en femenino entre los pioneros y las pioneras de la automoción mecánica, con mujeres en papel protagonista en los primeros balbuceos de la industria, allá por finales del siglo XIX. Porque las mujeres han contribuido a la evolución del mundo de los coches con inventos tan "necesarios" como, por ejemplo, los intermitentes. O los limpiaparabrisas. Y porque incluso en el muy masculino mundo de las carreras, tanto en coches como en motos, las mujeres tienen cada día un papel más importante.

Y para que quede constancia de que las mujeres saben, y mucho, sobre ruedas y volantes, relatamos en este artículo hasta 30 historias, del pasado y del presente, relacionadas con el mundo del motor en las que las mujeres son protagonistas absolutas.

La mujer del inventor del automóvil fue la primera "viajera en coche" de la historia

Bertha Benz, primer viaje en coche

Carl Benz estaba desencantado con su invento, el "Motorwagen", un triciclo propulsado por un motor de 0,75 caballos. Desde que lo patentara en 1866, no veía la forma de comercializarlo. Pues el "impulso" se lo dio su mujer, Bertha (1849-1944), que una mañana de agosto de 1888 cogió a sus dos hijos y se "echó" al monte con el Motorwagen en un viaje de 105 kilómetros entre Mannheim y Porfzheim (Alemania) para visitar a su madre. El viajecito, que duró entre el amanecer y el ocaso, estuvo plagado de problemas, pequeñas averías y subida de cuestas a patita, pues el "bólido" no daba para más. Pero al final Bertha hizo historia. Demostró que los coches mecánicos tenían futuro y se convirtió en la primera "viajera" en coche de la historia.

El Rougemont con el que Minnie Palmer causaba sensación entre los estirados londinenses

Minnie Palmer, dueña de un coche

Una de las mayores estrellas de Broadway en la segunda mitad del siglo XIX fue Minnie Palmer (1857-1936). Tras casarse y divorciarse de su mánager, Minnie contrajo segundas nupcias con un millonario inglés, Francis Jerrard, que le regaló un flamante Rougemont importado de Francia. De esta forma, Minnie se convirtió en la sensación de las calles de Londres, donde el matrimonio se había trasladado, al volante (más bien a la palanca) de uno de las primeras bellezas sobre ruedas. No en vano, la actriz norteamericana se convirtió en la primera mujer que poseía y conducía un automóvil en Gran Bretaña.

Había que ser desde luego muy valiente para competir 

Genevra Delphine Mudge, primera piloto

Genevra Delphine Mudge (1881-1964) es "multipionera" en el mundo de la automoción en Estados Unidos: fue la primera mujer a la que se le expidió una licencia de conducción en Nueva York, en 1899; la primera piloto de la que se tiene constancia (siempre en carreras de aficionados); y por desgracia es también una de las primeras culpables de un grave accidente, pues una vez, al salirse en una curva, se llevó por delante a cinco personas. Los locos primeros años del automóvil.

Trabajadoras de la planta de Seat en Martorell (Barcelona)

Seat, la marca que emplea más mujeres

Aunque la fabricación de automóviles siempre ha sido visto como un "trabajo de hombres", la mujer se ha ido incorporando poco a poco a las cadenas de montaje en los últimos años. España, segundo fabricante de automóviles de Europa tan solo por detrás de Alemania, cuenta con 17 factorías, entre las que destaca la de Seat en Martorell (Barcelona), por emplear al mayor número de mujeres en su personal. En los últimos años, la factoría de la firma española del Grupo Volkswagen ha pasado de emplear a 2.307 mujeres en 2007 (17% del total de la plantilla),  a 3.010 en 2018 (21%). Con este porcentaje, Seat dobla la media de mujeres que trabajan en las factorías de automoción de España.

El 35 HP fue el primer Mercedes de la historia, bautizado en honor a la hija de Emile Jellinek

Una marca en honor a Mercedes Jellinek

Una historia recurrente, pero no por ello menos interesante, es la de Mercedes Jellinek (1889-1929), la niña que "prestó" su nombre para bautizar una de las principales marcas de coches de la historia. Mercedes era hija del empresario y diplomático Ernest Jellinek, apasionado del mundo de los coches y distribuidor de los vehículos de la firma DMG, fundada por Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach. El primer Mercedes de la historia fue el 35 HP, en 1901.

Hèléne Bouteleau (Peugeot), María Helena Antolín (Sernauto) y Laura Ros (Volkswagen)

"Jefas" del motor en España

Las mujeres empiezan a hacerse ver en los consejos de administración de las grandes firmas de la automoción en España. Y nos sirven tres ejemplos para demostrarlo. La francesa Hèléne Bouteleau es, desde hace menos de un año, la directora de Peugeot para España y Portugal. Laura Ros, por su parte, afronta su quinto año como directora de Volkswagen España. Y, fuera de las marcas, la mujer más "poderosa" de la automoción en España es María Helena Antolín, presidenta de Sernauto (Asociación Española de Proveedores de Automoción.

Una ranchera de Alabama (EE. UU.) fue la inventora del limpiaparabrisas

Mary Anderson, inventora del parabrisas

Ranchera, viticultora y promotora inmobiliaria, Mary Anderson (1866-1953), viajaba un día de invierno en Nueva York cuando se fijó en que el conductor tenía que para continuamente la marcha para salir del vehículo y limpiar el cristal delantero, que acumulaba cada vez más agua y nieve, con los consiguientes retrasos. Nada más bajarse, empezó a darle vueltas a un artilugio que patentó en 1903, que consistía en una barra de goma sobre el parabrisas delantero de cualquier coche que, accionado desde dentro de forma manual, limpiaba en una sola pasada el agua y la suciedad que impedía la visibilidad. Había nacido el limpiaparabrisas.

Escritora, periodista, piloto... pero, ante todo, "la mujer más rápida del Reino Unido"

Dorothy Levitt, pionera total

Dorothy Elizabeth Levitt (1882-1922) es una de esas fascinantes y poco conocidas personalidades, hombre o mujer, que hicieron por el mundo de la automoción más que otros nombres mucho más conocidos. Pionera tanto en la conducción "de calle" como en la deportiva en su Gran Bretaña natal, Levitt, también periodista y escritora, introdujo a la reina Alejandra, consorte de Eduardo VII, y a sus hijas, en el mundo de la automoción. Conocida como "la mujer más rápido del Reino Unido" por su proeza en varias carreras, es la inventora oficiosa del espejo retrovisor, pues en su libro "La mujer y el automóvil: un manual amigable para todas las mujeres que compiten en automovilismo o desean hacerlo" recomendaba a las mujeres llevar un pequeño espejo para estar atentas al tráfico a su espalda en los atascos sin dejar de mirar hacia delante.

De ascendencia finlandesa, Mary Barra es la mujer que ha llegado más alto en la industria automovilística

Mary Barra, CEO de General Motors

El 15 de enero de 2014, Mary Barra (nacido en Michigan, cuna de la automoción norteamericana, en 1961) se convirtió en la primera mujer CEO de una gran marca de automoción en toda la historia, nada menos que General Motors. Miembro de una familia de inmigrantes finlandeses, el padre de Mary, Reino, trabajó 40 años en la fábrica de Pontiac en Detroit. Ingeniera electrónica, Barra ingresó en GM a los 18 años, donde ejerció diversos cargos hasta alcanzar la cima en la compañía en 2014. Desde 2017 Mary Barra es también miembro del consejo de Disney.

Aunque no es el de Florence Lawrence, arriba a la izquierda vemos uno de los primeros intermitentes patentados

Florence Lawrence, reina de Hollywood... y del intermitente

Otro de esos capítulos alucinantes de la historia del automóvil tiene como protagonista a Florence Lawrence (1886-1938). Aunque hoy su nombre está olvidad, Lawrence está considerada como la "primera estrella del cine". Participó nada menos que en 270 películas en la época del cine mudo, y se la llegó a conocer como "la chica Biograph", una de las compañías pioneras de Hollywood. Pero un accidente en un rodaje en 1914 marcó el declive de su carrera y de su gran fortuna. Hasta el punto de que se suicidó ingiriendo veneno para ratas a los 52 años. Pero antes, fuera del cine, se distinguió por inventar un dispositivo, colocado en el paragolpes trasero del coche, que indicaba mediante una mano de cartón la dirección a la que iba a girar el coche. Y otra mano mostraba una pequeña señal de "Stop" cuando se accionaba el freno. Inventos vitales para la industria del automóvil poco después, pero que Lawrence no llegó a patentar.

Avis, la madre de Effie, en el sidecar en el que acompañó a su hija en su aventura

Effie Hotchkiss, de costa a costa en Harley

Hablamos ahora de motos y de uno de sus primeros mitos, Effie Hotchkiss (1894-1966). Tras heredar una buena suma de dólares, Hotchkiss dejó su trabajo en Wall Street, se compró una Harley-Davidson y anunció su intención de cruzar Norteamérica de costa a costa. Pero su madre, Avis, no se fiaba... y decidió acompañarla. Para ello, se acopló un sidecar a la motocicleta, y comenzó la aventura. A lo largo de todo 1915, Effie y Avis Hotchkiss recorrieron los 14.000 kilómetros entre Nueva York y San Francisco, no sin grandes dificultades, pero ganando celebridad a cada estado que cruzaban. Finalmente, tras lograr su meta, se convirtieron en embajadoras vitalicias de Harley-Davidson.

Hasta junio de 2018, las mujeres de Arabia Saudí tenían prohibido conducir

Conductoras en Arabia Saudí

Del pasado al presente, en este reportaje no podemos pasar por alto la lucha de las mujeres de Arabia Saudí, que el pasado mes de junio consiguieron, por fin, conducir de forma legal. Desde ese momento, las mujeres saudíes dejaron de ser los únicos miembros del género humano a las que una ley medieval les impedía conducir. Y a pesar de que los derechos de las mujeres aún tienen mucho camino que recorrer en Arabia Saudí, esta "conquista" supuso un punto y aparte en la liberación de la mujer a nivel mundial.

La "hazaña" de June McCarroll brocha en ristre ha pasado a la historia de la automoción

June McCarroll pintó la raya "por sus ovarios"

Una de las mayores rebeldes de la historia del automóvil fue sin duda June McCarroll (1867-1954), una enfermera de Nueva York cuyo mérito fue... pintar la raya que separaba los dos carriles en una carretera. Tras ser su Ford T literalmente expulsado de la carretera por un camión en Indio (California) en el otoño de 1917, McCarroll decidió pintar ella misma una línea que dividiera la carretera. Y así lo hizo, a pesar de que su propuesta no había conseguido el permiso de las autoridades. Su rebeldía fue apoyada por una campaña de miles de cartas para que su "invento" fuera adoptado lo antes posible. Y por fin, siete años después del accidente, California "separó" los carriles en sus 6.000 kilómetros de carreteras.

El Galloway 10/20 (1920), el primer coche pensado para las mujeres

Galloway, coches para mujeres

Aunque pudiera parecer que la industria del automóvil aún estaba en pañales en 1920, no lo veía así sin duda Dorothée Pullinger (1894-1986), hija del director de Arrol-Johnston, compañía escocesa que fabricó en 1896 el primer automóvil de Gran Bretaña. En 1920, recién acabada la I Guerra Mundial, Pullinger fundó Galloway, una marca subsidiaria de Arrol-Johnston en la que solo trabajarían mujeres fabricando coches... para mujeres. Así, en 1920 nació el Galloway 10/20, muy influido por el Fiat 501, pero adaptado al gusto femenino, con un tamaño menor, frenos y controles más a mano y espejo retrovisor. A pesar de su audacia, la compañía tuvo que echar el cierre en 1928.

El Ford T con el que Aloha Wanderwell tardó poco más de cuatro años en dar la vuelta al mundo

Aloha Wanderwell, vuelta al mundo en Ford T

Otra de las grandes pioneras del automóvil fue Aloha Wanderwell (1906-1996), escritora, aviadora, cineasta y exploradora canadiense que se convirtió en la primera mujer que dio la vuelta al mundo en coche. Inició su aventura en Niza (Francia), el 29 de diciembre de 1922, y regresó al punto de partida en enero de 1927, más de cuatro años después. Y todo ello a bordo del que quizá es el modelo más icónico de la historia del automóvil: el Ford T.

El Volvo XC40, último ganador del Women's World Car of the Year

Women's World Car of the Year

El concepto "Coche del Año" también tiene su versión femenina: el Women's Car of the Year. Desde 2010, un grupo de mujeres periodistas de todo el mundo eligen el mejor coche del año enfocado a la mujer. En la última edición (2018), el ganador fue el Volvo XC40, votado por un jurado compuesto por 36 mujeres de 25 países, entre las que se encontraban dos periodistas españolas: Marta García ("Quo") y Sara Soria ("MovilidadHoy.com"). Los vehículos galardonados en anteriores ediciones han sido el Jaguar XF (2010), BMW Serie 5 y Citroën DS3 (empatados en 2011), Range Rover Evoque (2012), Ford Fiesta (2013), Mercedes-Benz Clase S (2014), Volvo XC90 (2015), Jaguar F-Pace (2016) y Hyundai Ioniq (2017).

Isadora Duncan: en persona y en una escena de la película "Isadora" (1968)

Isadora Duncan, mito muerto en accidente

Con los coches llegó la velocidad. Y con la velocidad, el peligro y los accidentes. Isadora Duncan (1877-1927), bailarina y coreógrafa norteamericana, considerada como la madre de la danza moderna, tiene el triste "honor" de ser una de las primeras celebridades que perdieron la vida en un accidente de tráfico. Aunque Isadora ya había conocido la tragedia, pues sus dos hijos, Deirde y Patrick, murieron en 1913 en París, ahogados en el Sena tras caer al río en el coche que conducía su niñera. El 14 de septiembre de 1927, en Niza, Isadora Duncan viajaba como copiloto en un Amilcar, un descapotable francés (la leyenda luego lo convirtió en un Bugatti), cuando el larguísimo fular que llevaba al cuello se enredó en el eje de la rueda trasera. Isadora murió estrangulada, y aquel mismo día se convirtió en mito.

Bugatti Type 43 en el que se basó Tamara de Lempicka para su famoso autorretrato

Homenaje Art Decó a Isadora Duncan

Mujer, arte y coches. Tres conceptos reunidos en una de las obras maestras del estilo Art Decó: "Autorretrato en un Bugatti verde" (1929), obra de la pintora polaca Tamara de Lempicka (1898-1980). Sus retratos femeninos y desnudos de ambos sexos son considerados obras maestras del arte de la primera mitad del siglo XX. A pesar de ser un autorretrato, el cuadro en cuestión es un homenaje a la icónica muerte de Isadora Duncan, que aunque no fue en un Bugatti, la leyenda la situó en un deportivo de la mítica firma italiana, mucho más acorde al lujo y la exclusividad tanto de Duncan como de Lempicka. "Autorretrato en un Bugatti verde" fue un encargo de la revista alemana "Die Dame" para celebrar la cada vez más visible independencia de la mujer.

Superdeportivos, mujeres y desierto. El mundo (afortunadamente), al revés.

Arabian Gazelles, supercoches solo para mujeres

Los países árabes se distinguen por su machismo innato, pero "oasis" como Dubái nos pueden llegar a sorprender de la forma más alucinante. Por ejemplo, porque el emirato alberga uno de los clubes más exclusivos del mundo. ¿Por qué? Porque solo está reservado para dueñas de superdeportivas. Dueñas, sí, no hombres. Se trata de "Arabian Gazelles", club al que pertenecen 80 mujeres de 17 países que cumplen las dos condiciones indispensables: ser mujer y poseer un superdeportivo. Fundado en 2016 por la piloto de rallys Hanan Mazouzi, las orgullosas miembros del club se presentan allí a diario a bordo de sus modelos de Aston Martin, Bentley, Bugatti, Ferrari, Lamborghini, Maserati, McLaren o Mercedes-AMG GT Coupe. Casi nada.

Rother, una de las primeras y más afamadas diseñadoras de interiores de automóviles

Helene Rother, primera diseñadora

Nacida en Leipzig (Alemania), Helen Rother (1908-1999) se convirtió en 1943 en la primera mujer en el equipo de diseño de una firma de automóviles, concretamente en General Motors, en Detroit. Rother había llegado a Estados Unidos tan solo dos años antes, tras huir de la Alemania nazi en 1941 y previo paso por un campamento de refugiados en el norte de África. Antes de recalar en GM, Helen Rother trabajó en la famosa Marvel Comics. Especializada en interiores, su mayor aportación al diseño automovilístico fue en la firma Nash.

Teresa de Filippis, pionera en la F1; en la imagen pequeña, Lella Lombardi

Teresa de Filippis, ¡una mujer en la F1!

Aunque la Fórmula 1 parece un coto exclusivo para pilotos masculinos, la italiana María Teresa de Filippis (1926-2016), "rompió la barrera" el 18 de mayo de 1958, cuando se convirtió en la primera de las cinco mujeres que hasta hoy han corrido en el "Gran Circo". De padre italiano (conde) y madre española, De Filippis "heredó" el Maserati 250F con el que Juan Manuel Fangio había ganado el Mundial de F1 en 1957. En su primera GP, Mónaco, no logró clasificarse para la carrera, pero sí pudo correr el Gran Premio de Bélgica el 15 de junio, en el que terminó en décima posición. En la siguiente carrera, el director del GP de Francia no le permitió correr porque "el único casco que debería ponerse una mujer es el de la peluquería". Tal cual. De Filippis disputó tan solo dos carreras más en 1958 y 1959.

La única mujer que ha logrado puntuar en una carrera de Fórmula 1 ha sido hasta la fecha la también italiana Lella Lombardi (1941-1992), que logró 0,5 puntos gracias a su sexto puesto, a bordo de un March Ford, en el Gran Premio de España de 1975, en el circuito barcelonés de Montjuïc. En total, Lombardi corrió 17 carreras en F1. 

El 208 y la "madre" de su diseño interior, la italiana Anna Costamagna

Anna Costamagna, diseño de interiores

La semilla que plantó Helen Rother en la posguerra mundial con su trabajo de diseño en Estados Unidos ha germinado en varias "sucesoras" que han encontrado su lugar en los equipos de diseño de grandes marcas y modelos automovilísticos en los últimos años. Una de ellas es la italiana Anna Costamagna (Turín, 1975), design manager del Design Lab de Peugeot en París. Y entre sus "creaciones", tenemos el interior de la anterior generación de un modelo tan importante para la firma francesa como es el 208.

Barbara Castle, en la visita a una fábrica de Ford en Inglaterra

Barbara Castle, ministra de Transportes

Y como hay mujeres para todo, Barbara Castle (1910-2002) no fue ni piloto, ni diseñadora ni nada relacionado directamente con la producción de vehículos. Porque Castle ha pasado a la historia como la mejor ministra de Transportes del Reino Unido. Y eso que solo permaneció tres años en el cargo (1965-1968) bajo la presidencia del laborista Harold Wilson. Pero en ese corto periodo Barbara Castle ha pasado a la historia de la automoción británica por la introducción, entre otras medidas, de los límites de velocidad permanentes, los controles de alcohol y los cinturones de seguridad obligatorios. Pero si por algo es recordada Barbara Castle, es por su papel de mediación en la huelga de las costureras de Ford en 1968 (leer debajo).

Las "costureras" de Ford, en plena protesta en sus 13 días de huelga en 1968

Huelga de las "costureras" de Ford

El 7 de junio de 1968, 187 "costureras" que trabajaban en el departamento textil de la planta de Ford en Dagenham, cerca de Londres, se pusieron en huelga. ¿El motivo? Que haciendo el mismo trabajo que un hombre, su salario no llegaba al 85 por ciento del de sus compañeros masculinos. Y lo que pareció un capricho llegó a convertirse casi en una tragedia, pues la factoría de Ford tuvo que parar la producción al no poder contar con la tapicería para los asientos de los coches. 40.000 empleos "masculinos" en su mayoría, quedaron pendientes de un hilo... de las costureras de Ford. Las presiones sobre ellas fueron enormes, por parte de los directivos de Ford, por parte de sus compañeros e incluso por parte de sus propios maridos.

Pero resistieron. Trece fueron los días de una intensa huelga que terminó en éxito para las trabajadoras de Ford, en parte gracias al apoyo de la antigua ministra de Transportes, Barbara Castle, y ahora secretaria de Estado de Empleo (leer arriba). De hecho, Castle logró dos años después, en 1970, que el Parlamento aprobase la Ley de Igualdad Salarial entre hombres y mujeres.

La huelga de las costureras de Ford dio pie a una película en 2010 titulada "Made in Dagenham" ("Pago justo en español"), en el que se relata una de las guerras laborales en las que las mujeres lograron una victoria, si no total (al final su salario se elevó hasta el 92 por ciento del de los hombres) sí desde luego ejemplar.

Los coches y las chicas también tienen cabida en las novelas gráficas. Y los gorilas y los aliens imaginarios.

"Motor Girl", desguaces y gorilas

Una joven veterana de guerra con estrés postraumático que trabaja en un desguace en medio del desierto, habla con un gorila imaginario y dice ver naves alienígenas extraterrestres. Este es el argumento de "Motor Girl" (Norma Editorial), la última creación de Terry Moore, creador del mítico cómic "Strangers in Paradise". Porque los coches (aunque sea a pedazos) y las mujeres también tienen cabida en el mundo del cómic.

Kleinschmidt, en plena "faena" con su Mitsubishi Montero en el desierto africano

Jutta Kleinschmidt, vencedora del Dakar

La edición del Dakar de 2001 fue la última que se disputó en su tradicional recorrido París-Dakar y es, hasta hoy, la única vez en que una mujer ha logrado la victoria. Se trata de la alemana Jutta Kleinschmidt (Colonia, 1962), que al volante de un Mitsubishi Montero, y con su compatriota Andreas Schultz como copiloto, logró el triunfo con 2:39 minutos de ventaja ante el japonés Hiroshi Masuoka, también con Mitsubishi. Su primera participación en la prueba africana tuvo lugar en motos, a lomos de una BMW, en 1988. En 1994 cambió a los coches y en 1997 fue también la primera mujer que ganaba una etapa en el Dakar.

Danica Patrick, en la mítica recta de llegada del circuito de Indianápolis

Danica Patrick, 3ª en Indianápolis

Si hablamos de mujeres piloto en circuito, la norteamericana Danica Patrick (Wisconsin, 1982) es sin duda la piloto más laureada y más famosa de la historia. No en vano, es la única mujer que ha logrado la victoria en una prueba de la IndyCar, la "Fórmula 1 norteamericana", aunque el triunfo en concreto fue en Japón, en la Indy Japan 200 en el circuito de Motegi, en 2008. Además, Patrick logró subir al tercer escalón del podio en las 500 Millas de Indianápolis del año siguiente. Hoy, Danica Patrick sigue en activo en la NASCAR, el "Mundial de Turismos estadounidense".

La sonrisa que siempre mostraba María de Villota no la perdió ni tras el accidente

María de Villota, la sonrisa

Si hablamos de mujeres en circuitos, no nos podemos olvidar de María de Villota (1980-2013), la mejor piloto española de la historia, hija del mítico Emilio de Villota, y fallecida a los 33 años a causa de las secuelas del accidente que sufrió 15 meses antes, el 3 de julio de 2012, en el aeródromo británico de Duxford. María realizaba diversas con el equipo Marussia de Fórmula 1, al que pertenecía. Tras perder un ojo en el accidente, y sufrir serias lesiones internas, su imagen con parche y una sonrisa perenne se convirtió en icónica. Pero, por desgracia, las secuelas le provocaron la muerte el 11 de octubre de 2013.

Por si no teníamos suficiente con Marc Márquez, también tenemos a Ana Carrasco

Ana Carrasco, mujer y campeona

En la inagotable cantera de campeones españoles de motociclismo destacó el año pasado Ana Carrasco (Murcia, 1997), tras proclamarse campeona del mundo en la categoría de Supersport 300 y derrotar a todos sus rivales masculinos. Pero es que en 2013, con tan solo 16 años, Carrasco se convirtió en la primera española que puntuaba en el Mundial de Moto3. Todo un carrerón.

Thelma & Louise: feminismo, cine y coches

Si hay que buscar una película en la que convergan los términos "feminismo" y "coches", la mejor sin duda es "Thelma & Louise" (Ridley Scott, 1991). La "road-movie" más femenina termina de una manera brutal con las dos protagonistas, Susan Sarandon y Geena Davis, cabalgando hacia la "libertad" en un precioso Ford Thunderbird del 66.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0