Motor

Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport: para los más circuiteros

Continúan las novedades relacionadas con la gama 718 de Porsche, la que da acceso a la marca en su variantes Cayman y Boxster. Si hace unos días hablábamos de los Porsche 718 'T', representantes de la más pura esencia, lejos de artificios y ornamentos exagerados, hoy toca poner sobre la mesa algo bien distinto y alejado de las carreteras. Porque la última novedad de la firma alemana, el Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport, es un coche pensado para su uso exclusivo en circuitos. Una máquina para divertirse entre pianos y vértices con el objetivo de arañarle décimas al crono en cada vuelta.

El nuevo Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport es un modelo monoplaza (sólo hay un asiento útil, el del conductor, en su interior), que se comercializa en dos variantes: 'Trackday' y 'Competition'. La idea es que cada tipo de cliente se sienta totalmente a gusto con su máquina, ya que no todos tienen las mismas pretensiones. Pero de las especificaciones de uno y otro hablaremos más adelante. Ahora citaremos las diferencias que existen frente al modelo antecesor, que no son pocas.

Evidentemente, la mejora de la dinámica y de prestaciones ha sido prioritaria a la hora de diseñar este nuevo modelo. Pero más allá de eso, en Porsche quieren dejar claro que el respeto al medio ambiente les importa. Por este motivo se ha decidido hacer un uso sostenible de las materias primas empleadas en la construcción. Ejemplo de ello son grandes piezas de la carrocería, como las dos puertas o el alerón, que están hechas a base de una fibra natural orgánica que presenta cualidades similares a la fibra de carbono en cuanto a peso y resistencia. La marca asegura que este es el primer coche de carreras de producción en serie que recurre a esta solución innovadora.

Situado en posición central se encuentra un motor bóxer de 6 cilindros opuestos (tres a tres), con 3,8 litros de cilindrada, que rinde en este caso 425 CV (40 CV más que antes). La potencia llega a las ruedas traseras mediante una transmisión PDK de doble embrague y seis velocidades, con control optimizado para su uso en competición. Existe, también, un bloqueo de diferencial mecánico -de serie- que optimiza la tracción en curva.

En materia de chasis, hereda del Porsche 911 GT3 Cup ciertos componentes de la suspensión delantera para garantizar una pisada óptima. Los frenos cuentan con discos de 380 mm de diámetro en ele eje delantero con el objetivo de lograr esas detenciones tan eficaces que caracterizan a todo Porsche. El habitáculo sale de fábrica con la jaula de seguridad pertinente y con unos asientos tipo backet con arneses de seis puntos de anclaje. El peso total del coche es de apenas 1.320 kilogramos.

Decíamos al inicio del texto que el Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport se comercializa en dos versiones, 'Trackday' y 'Competition'. La primera, enfocada a satisfacer a esos conductores y pilotos amateur que, de vez en cuando, llevan su coche a divertirse a los circuitos, sin más pretensiones más allá; la segunda va dirigida a aquellos pilotos más profesionales que sí pretenden competir con el coche. A continuación, los detalles que caracterizan a una y otra versión.

'Trackday'

- controles electrónicos presentes para hacer la conducción más fácil (desconectables)

- suspensión fija

- aire acondicionado

- escotilla de rescate en el techo

- extintor de mano

- depósito de combustible de seguridad de 80 litros

'Competition'

- suspensión ajustable en tres etapas

- depósito de combustible de 115 litros

- repartidor de frenada

- volante del Porsche 911 GT3 R

- sistema automático de extinción de incendios

El Porsche 718 Cayman GT4 Clubsport ya admite pedidos en sus dos variantes, aunque las primeras entregas no se harán hasta el mes de febrero. El precio de la versión 'Trackday' es de 134.000 euros; la variante 'Competition' eleva su factura hasta los 157.000 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0