Motor

La Cumbre de Movilidad 2018 aterriza en la ciudad de Tel Aviv

  • Reúne a más de 2.500 participantes llegados desde más de 30 países

"El reto de la sostenibilidad, la movilidad y la calidad de vida en las grandes ciudades que concentran la mayor parte de la población mundial representan un reto para las autoridades, la industria y la lucha contra la dependencia de los combustibles fósiles". Este ha sido uno de los mensajes principales sustraídos de la Cumbre de Movilidad 2018 celebrada el mes pasado en Israel y donde elEconomista estuvo presente.

La sostenibilidad y movilidad se conforman como retos estratégicos ante la escalada poblacional mundial que llegará a 10.000 millones de habitantes en 2050, según Naciones Unidas, con urbes que verán crecer sus números en 2030 habas cuota 37 millones de personas en ciudades como Tokyo, 30 millones en Shanghai y 24 millones en ciudad de México.

La cumbre abordó estos desafíos reuniendo a más de 2.500 participantes, llegados desde 35 países, donde 15 delegaciones internacionales y una amalgama de las mejores empresas de tecnología han protagonizado más de 600 reuniones 'b2b' entre empresarios, donde destacaban los principales Fondos de Capital Riesgo de la industria del automóvil, "que llegaron con el carrito de la compra", como declaró a este periódico Roni Zehavi de CyberSpark, en busca de las soluciones que "les permitan mantener la competitividad en un futuro cada vez más basado en el software, las nuevas tecnologías y el Big Data".

El evento contó con la presencia de un Benjamin Netanyahu que con un discurso más propio de un CEO de una tecnológica de Silicon Valley que de un Primer Ministro israelí fijó los objetivos de la cumbre y del futuro estratégico de su país para el que "El petróleo pertenece al pasado, la energía limpia; al futuro. Todos nosotros compartimos la responsabilidad de mantener la tierra viva y limpia. Soluciones innovadoras en las que Israel es pionera servirán como modelo para todo el mundo", afirmó.

Las ciudades futuras

El mensaje del Presidente/CEO, además del trasfondo social, marcó un apuesta decidida de la política económica que ha situado en menos de diez años a Israel a la cabeza de la tecnología de la movilidad que a día de hoy está presente en miles de vehículos alrededor del mundo. Naciones Unidas estima que el 55 por ciento de la población global vive en áreas urbanas y vaticina que, para el año 2050, esta cifra se incrementará en un 68 por ciento. La masificación obliga hoy en día a las urbes afrontar los problemas medioambientales derivados de la rápida urbanización, saturación de los servicios y nuevos problemas para solventar amenazas medioambientales cada día más frecuentes. La implementación de nuevas tecnologías son la única alternativa para un correcto funcionamiento de los servicios, mediante la Inteligencia Artificial, puedan gestionar eficientemente y en tiempo real las diferentes alternativas de movilidad e incluso mejorar el ecosistema.

Propuestas y soluciones

Tras la cumbre de Tel Aviv algunos de los interrogantes de los retos que afrontan las grandes áreas urbanas parecen más fáciles de resolver gracias a las propuestas y soluciones desplegadas durante la celebración del evento.

La industria del automóvil y del transporte comienza a reaccionar ante el golpe sufrido tras la irrupción en el mercado de múltiples jugadores que han amenazado un modelo de negocio, con más de cien años de historia, que no logra adaptarse a las nuevas tecnologías a la velocidad que la sociedad demanda, con el riesgo de verse desplazados o superados por los nuevos jugadores como ha sido el caso de Tesla, que ya supera en ventas a las marcas premium en EEUU.

El consumo de movilidad comienza a reemplazar al de propiedad de un automóvil que cada día está más perseguido en las grandes ciudades, donde los espacios de libre circulación comienzan a restringirse a pasos agigantados.

La presencia de Mercedes-Benz, Volkswagen, Lamborghini, Porsche, Hyundai, Toyota y otras en Tel Aviv evidencian la necesidad de acceder a las últimas soluciones tecnológicas que nacen en el ecosistema de startups, apadrinado por el gobierno israelí, que se han abierto un hueco en un sector tecnológico adquiriendo una posición de liderazgo en una industria donde la ingeniería mecánica está dejando de ser la clave frente a la tecnología del software y de unas plataformas de servicios y conectividad.

La innovación de Israel parece haberse hecho con un puesto en la industria del automóvil donde el "el coche del futuro va a ser 90 por ciento software y un 10 por ciento hardware", afirma Eli Groner, Director General de la Oficina del Primer Ministro.

Para Michel Taride, Presidente de Hertz, "en poco tiempo el automóvil que conocemos dejará paso a una extensión de nuestra vida cotidiana, servicios y aplicaciones". Este nuevo cambio de modelo convertirá al automóvil en una plataforma que ofrecerá nuevas fuentes de ingresos para las marcas y las compañías emergentes, fruto de los servicios que contrataremos para los vehículos. "Consumiremos nuestra movilidad" creando un nuevo modelo económico como el que hoy representan las aplicaciones a las que nos suscribimos y compramos en nuestros teléfonos.

La cumbre constató por parte de los representantes de entes locales y administraciones, llegadas desde tres continentes, la necesidad de implementar una nueva forma de abordar los problemas de las grandes ciudades, abriendo la mente a las nuevas soluciones que las tecnologías aportan para garantizar que cada ciudad cumpla con los mayores estándares de calidad de vida y sostenibilidad que las superpobladas urbes del mañana necesitan para garantizar su futuro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin