Motor

La industria del automóvil de la UE invierte 54.000 millones al año en la seguridad de los vehículos

La industria automotriz de la de UE invierte 54.000 millones de euros del presupuesto anual de investigación y desarrollo del sector para hacer que los turismos y los vehículos comerciales sean aún más seguros, según ha informado la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) en un comunicado.

A pesar de que el número de automóviles en las carreteras ha aumentado en casi 60 millones desde 2001 hasta hoy, el número de accidentes ha disminuido en este mismo periodo, pasando de 54.900 justo después del cambio de siglo a 25.260 en 2017.

La Unión Europea tiene las carreteras más seguras del mundo, con 49 muertes por millón de habitantes, cifra que se sitúa por debajo de las 174 muertes por millón de habitantes que se producen de media en el mundo.

En las últimas décadas, la introducción de sistemas de seguridad pasiva, como cinturones de seguridad pretensados, bolsas de aire y zonas de deformación que absorben energía, han contribuido de manera "importante" a la seguridad vial protegiendo a los ocupantes de un vehículo y otros usuarios de la carretera en caso de accidente.

La tecnología de seguridad pasiva consiste en reducir el impacto de un accidente o el nivel de lesiones durante y después del choque, es decir, desde el momento en que se produce el primer contacto. Como resultado, la mayoría de los vehículos europeos ahora obtiene puntuaciones altas en las pruebas de choque. Sin embargo, la tecnología de seguridad pasiva está alcanzando un nivel de madurez, por lo que el margen de mejora es limitado, según explicó el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert.

Las medidas de seguridad activa ofrecen un gran potencial para mejorar la seguridad vial al evitar "por completo" las situaciones de emergencia, o al menos al ayudar "activamente" al conductor a manejarlas. Los sistemas de seguridad activa previenen o mitigan un accidente antes del impacto.

De cara al futuro, según explica el secretario general de ACEA, la seguridad activa debe tener prioridad cuando se trata de dirigir inversiones futuras o de establecer nuevos requisitos de seguridad para vehículos ya que puede ofrecer mayores beneficios y evitar accidentes en lugar de "solo" mitigar los efectos de un choque.

Al mismo tiempo, ACEA reconoce que la tecnología del vehículo es solo una pieza del complejo rompecabezas de seguridad. El error humano (como la distracción, la mala anticipación y la violación de las leyes de tránsito) es la causa del 90% de los accidentes actuales. En este sentido, se debes combinar la tecnología de vehículos de vanguardia con un mejor comportamiento del conductor, un mejor diseño y mantenimiento de las carreteras y una mejor aplicación de las normas de tránsito existentes.

"Si queremos avanzar hacia el objetivo de reducir a cero las muertes y lesiones graves a cero en el futuro, debemos poner más énfasis en una estrategia de seguridad vial integrada. Porque la única forma de alcanzar este objetivo es asegurarse de que los vehículos seguros sean conducidos por conductores seguros en carreteras seguras", apuntó el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0