Motor

Economía/Motor.- Faconauto dice que la situación actual insta a cambiar los contratos entre marcas y concesionarios

Gerardo Pérez asegura que empieza a "calar" en el Gobierno el mensaje de que es necesario un plan estructural del automóvil

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha asegurado que en la situación actual se dan las circunstancias adecuadas para que se lleve a cabo una modificación en los contratos de distribución que mantienen las marcas de automóviles con los concesionarios.

En un encuentro con la prensa, Pérez, que cumple un año de mandato en Faconauto, señaló que la situación actual está marcada por "el buen entendimiento" entre su organización y la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), lo que "puede abrir nuevas vías de diálogo" a la hora de avanzar en un cambio regulatorio.

En su opinión, el clima actual es propicio también por el cambio que ha habido en el Gobierno y por la forma en que está configurado en la actualidad el Parlamento, dos situaciones que, bajo su punto de vista, pueden ser positivas para este nuevo marco legal en la distribución del automóvil.

En este sentido, el directivo destacó que los concesionarios deben tener claro cómo van a ser sus relaciones con las marcas si éstas quieren que los empresarios sigan invirtiendo en sus instalaciones y también en acciones de formación y digitalización.

No obstante, indicó que los empresarios actualmente no perciben que exista una seguridad en la estrategia comercial de las marcas a medio plazo, ni tampoco que los fabricantes tengan claro si el papel de las redes de distribución "será decisivo" en todas las etapas de la venta.

De esta forma, apuntó que las marcas se están dando cuenta de que para ellas sería positivo el establecer "unas mínimas reglas de juego", con el fin de impulsar que los concesionarios sigan realizando inversiones en sus negocios.

"La posibilidad de vender a través de canales digitales, las nuevas formas de posesión de vehículos y los cambios que se vienen produciendo en los contratos hacen esencial que se avance hacia acuerdos entre fabricantes y redes de concesionarios", subrayó Pérez.

Por otro lado, el presidente de Faconauto hizo balance de su primer año al frente de la organización, en el que se ha impulsado su representatividad y visibilidad y en el que se está implementando el plan estratégico.

AUMENTO DE CONTACTOS CON EL GOBIERNO.

Pérez afirmó, a su vez, que desde Faconauto se han incrementado los contactos con el Gobierno, así como con las administraciones públicas y con otros actores representativos del automóvil, con el fin de analizar los temas relacionados con la actividad de sector.

Así, destacó que Faconauto se está posicionando como impulsor del cambio, ya que está llegando a diferentes acuerdos estratégicos con diferentes empresas que ayudan a los concesionarios a mejorar y a adaptarse a los cambios que está experimentando la automoción.

En esta línea, añadió que desde la federación están percibiendo una "buena disposición" por parte del nuevo Gobierno a la hora de valorar la importancia que tiene el sector del automóvil tanto para la economía española como para el medio ambiente.

EL PLAN ESTRUCTURAL EMPIEZA A "CALAR".

Pérez destacó, a su vez, que, en su opinión, "empieza a calar" tanto entre el Ejecutivo como entre el resto de asociaciones la idea de que existe la necesidad de poner en marcha un plan integral del automóvil vinculado al medio ambiente.

El presidente de Faconauto subrayó que este programa estructural serviría para "pasar de las palabras a los hechos" a la hora de luchar contra el problema del envejecimiento del parque automovilístico español y de impulsar la expansión de vehículos de energías alternativas.

Así, afirmó que la demanda de este tipo de vehículos alternativos se incrementaría en España en caso de contar con "más apoyo", aunque se mostró confiado en que dichos modelos podrían copar el 10% de las matriculaciones el año que viene y registrar "crecimientos de dos dígitos", ante la caída de otras tecnologías como el diésel.

Para el cierre del año actual, la organización contempla que se matriculen alrededor de 1,3 millones de automóviles en España, lo que supondrá una subida del 7%, mientras que las entregas de vehículos comerciales aumentarán un 9%, hasta 217.000 unidades.

De cara al año que viene, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción estima que el mercado automovilístico español se mantenga "estable", con cifras muy parecidas a con las que se cerrará el ejercicio actual.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint