Motor

Al volante del Volvo V60: la familia primero

Los familiares, los rancheras, los breaks, los station wagons... como queramos llamarlos, no mueren. A pesar de la feroz competencia que les llevan unos años haciendo los SUV, las marcas, incluso las de lujo, siguen fieles a un formato de vehículo casi tan viejo como los coches en sí. Como ha sucedido en Volvo, que para la nueva generación de su modelo medio, denominado 60, ha decidido presentar primero la versión familiar, V60.

Y es que da gusto subirse en un coche como el Volvo V60 y sentirse casi como en casa, por su amplitud, sus materiales nobles, la suavidad de marcha y su perfecto aislamiento, con un nivel de ruido de los mejores del mercado. Y eso que el interior del nuevo V60 es marcadamente minimalista, herencia directa de su hermano mayor, el Volvo V90.

Pero, claro, en plena revolución tecnológica en el mundo del automóvil, si conseguimos concentrar la mayor parte de los controles del vehículo en su gran pantalla (de revolucionario y marcadísimo formato y vertical) de nueve pulgadas, la decoración del salpicadero queda mucho más ordenada, libre de ruedas, botones y palancas, que ya empiezan a parecer un poco vintage, por no decir otra cosa, en el diseño interior de un vehículo.

En los otros lugares donde el espacio es importante, sobre todo en el maletero, el nuevo V60, presentado en la última edición del Salón de Ginebra, también gana, como no puede ser de otra forma: ahora disponemos de 529 litros de capacidad con todos los asientos disponibles, y hasta 1.364 litros si prescindimos de la segunda fila. En total, la ganancia es de 99 litros. Las plazas traseras también ganan, tanto en alto como en profundidad.

El diseño, ya conocido en los nuevos tiempos de Volvo, de martillo de Thor, convierte al V60 en un vehículo realmente bonito, con unas líneas muy calmadas, y desde luego, con una apariencia de vehículo más grande de lo que es en realidad. A todo ello ayuda también una línea de luz formada por sensores LED.

Tres tipos de motor

La innovación también llega a la gama de propulsores del Volvo V90, que en un inicio se comercializa con dos diésel (denominados D3, de 150 caballos; y D4, de 190) y un gasolina (T6, de 310 CV). En los próximos meses llegará otro gasolina (T5, 253 CV) y, sobre todo, dos motorizaciones híbridas enchufables (T6 Twin Engine, de 341 caballos; y T8 Twin Engine, de 392 CV), ambos con una autonomía de 45 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico. Más adelante, habrá incluso una carrocería Cross Country, al igual que sucede con el V90, con mayor altura al suelo y protecciones de plástico en los bajos.

Para hablar del apartado tecnológico no hace falta decir que no tenemos página suficiente: por ejemplo, de asistente de frenada de emergencia automática con detecciones de peatones. Y los nuevos modelos que lleguen vendrán equipados con un sistema de conducción semiautónoma Pilot Assist, que conducirá el coche, hasta los 130 km/h a través de la dirección, el freno y el acelerador.

Volvo V60

Motor: gasolina y diésel

Potencia: de 150 a 310 CV

Par motor: de 320 a 400 Nm

Consumo medio: de 4,4 a 7,4 litros/100 km

Longitud: 4,76 metros

Maletero: 529 litros

Tracción: delantera y total

Transmisión: manual y automática

Velocidad Máxima: de 205 a 250 km/h

Aceleración: de 5,8 a 9,9 seg. de 0 a 100

Precio: de 39.683 a 56.130 euros

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin