Motor

Economía/Motor.- García Sanz tacha de "error" las restricciones al tráfico para los vehículos diésel

Aboga por soluciones de movilidad conjuntas, que engloben tanto al vehículo de uso privado como al transporte público y de mercancías

GINEBRA (SUIZA), 6 (EUROPA PRESS)

El presidente del consejo de administración de Seat y responsable de Compras del grupo Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, considera que las restricciones al tráfico en el centro de las ciudades de los vehículos diésel como medida para paliar los altos niveles de emisiones de dióxido de carbono (CO2) representan un "error" y que lo único que consiguen es "penalizar" al cliente.

En declaraciones Europa Press en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, el directivo ha subrayado que prohibir la circulación de este tipo de vehículos como plantean algunas ciudades alemanas, Roma o Baleares, en el caso de España, no es la mejor solución para combatir la contaminación.

García Sanz ha matizado que para mejorar la calidad del aire de las ciudades no basta con tomar medidas que afecten tan solo al vehículo privado, sino que es necesario mejorar el transporte público y el de mercancías.

En este sentido, ha defendido que el diésel es un combustible "necesario" y que seguirá jugando un "papel importante" en el objetivo de reducción de emisiones de dióxido de carbono que impone Europa.

Para lograr un parque automovilístico menos contaminante, ha apostado por planes de incentivo a la compra de vehículos impulsados por energías sostenibles, como por ejemplo, el gas, "que se debería promocionar mucho más", según el propio presidente del consejo de administración de Seat.

"Tenemos que pedir soluciones en conjunto para el transporte público y el automóvil y en España, (las marcas) estamos en contacto con el Gobierno a través de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones)", ha apuntado.

En este contexto, García Sanz ha asegurado que el grupo Volkswagen aspira a ser líder en movilidad sostenible. El consorcio cuenta en la actualidad con una cartera de ocho modelos eléctricos de todas sus marcas.

El directivo español ha destacado que el consorcio alemán tiene una "gran ventaja" respecto a otros grupos automovilísticos por su tamaño (12 marcas), por su plataforma MEB para coches eléctricos y por su "enorme" gama de vehículos que una marca por sí sola no podría tener.

Por otro lado, ha señalado que su compañía se toma "muy en serio" la entrada en el sector de la automoción de empresas "muy potentes" y con "mucho dinero" como Uber, Microsoft o Google. "Creo que jugamos con ventaja porque nosotros sabemos hacer coches. Ahora lo que tenemos que hacer es darle movilidad conectada al cliente. Es un reto que tenemos ahí", agrega.

ESPAÑA.

De cara al ejercicio en curso, García Sanz no espera que el mercado automovilístico español crezca mucho y augura una progresión "moderada" respecto 2017, en el que se matricularon 1,2 millones de turismos y todoterrenos, lo que significó un 7,7% más en comparación al ejercicio precedente.

Así, el vicepresidente de Compras de Volkswagen prevé que las ventas de automóviles se mantendrán "estables" este año en España y que no habrá ni una "explosión" ni un incremento sustancial de las ventas de coches.

La industria española de la automoción no alcanzó en 2017 el objetivo de producir tres millones de vehículos. De hecho, cayó un 1,5% (2,8 millones de unidades) debido a, entre otros factores, que competidores "directos" de España como Francia e Italia aumentaron su producción.

Para 2018, el vicepresidente de Compras del grupo Volkswagen tampoco se atreve a afirmar que las factorías nacionales ensamblarán los tres millones de unidades deseados. Según García Sanz, esto dependerá del comportamiento de mercados vecinos y de cómo afecte a España la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

"El 80% de los coches que se fabrican en España son exportados y alcanzar esta cifra dependerá de cómo se comporten mercados como Francia, Alemania o Inglaterra. Tampoco sabemos cómo nos afectará el 'Brexit' y tendremos que esperar a las cifras de producción del primer trimestre", ha señalado.

García Sanz ha asegurado, a su vez, que las inversiones por parte del consorcio alemán continuarán llegando "según plano" a las factorías de Volkswagen en Landaben (Pamplona) y Seat en Martorell (Barcelona), como ya demostró la compañía con los 4.200 millones que anunció para estas dos plantas en 2015.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin