Motor

Los fondos del Plan Movalt, destinado a incentivar los vehículos de energías alternativas, se agotan en un día

El nuevo Plan Movalt Vehículos, que subvenciona la compra de vehículos impulsados con energías alternativas, ha agotado casi en su totalidad sus 20 millones de presupuesto en apenas 24 horas, después de que se abriera este miércoles el plazo para inscribir en la aplicación informática las primeras operaciones.

En concreto, de este Plan gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) se han comprometido 18,78 millones de euros de los 19,4 millones de euros de presupuesto inicial que se destinaron a subvencionar la compra de vehículos de cuatro ruedas, lo que supone el 96,8% del total, según los datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital recogidos por Europa Press.

De su lado, de los 600.000 euros destinados inicialmente para incentivar la adquisición de motocicletas eléctricas, hasta la fecha se han comprometido 294.750 euros, el 49% de los fondos iniciales contemplados.

De esta forma, en total se han comprometido 19,07 millones de euros en relación con las ayudas a la compra de vehículos y motocicletas impulsadas con energías alternativas, es decir, el 95,3% del presupuesto total (20 millones).

Las primeras operaciones de solicitud de las subvenciones del Plan Movalt Vehículos se pudieron inscribir en el sistema informático el 13 de diciembre desde las 10.00 horas, "a fin de dar las mismas oportunidades a todos los puntos de venta que quieran operar en el programa".

Hay interés real de la sociedad

Los fondos de este programa estaban destinados a incentivar la compra de vehículos eléctricos, de gas, de pila de combustible de hidrógeno y motocicletas eléctricas.

La previsión inicial contemplaba que esta iniciativa, aprobada el pasado 7 de noviembre por el consejo de administración del IDAE, impulsara la adquisición de unos 5.600 vehículos y que evitase la emisión de unas 9.500 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

El director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), Arturo Pérez de Lucia, explicó a Europa Press que esta situación pone de manifiesto que existe "un interés real" por parte de la sociedad a la hora de adquirir vehículos no contaminantes, dada la rapidez con que se consumen los fondos.

Por otro lado, resaltó que la corta duración evidencia la necesidad de que se implemente un plan de ayudas "más ambicioso" para este tipo de modelos, con cuantías como las que se aplicaban con anterioridad a los planes PIVE, "en línea con las que se aplican en otros países del entorno como Francia".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin