Motor

Porsche 911 Carrera T: para los amantes de las sensaciones puras

Las versiones para puristas del Porsche 911 empiezan a salir de debajo de las piedras, cosa que nos encanta. Si hace no mucho tiempo salía a la palestra el 911 R, dotado de un motor atmosférico y de un delicioso cambio manual de seis velocidades, hoy la sorpresa es el Porsche 911 T, un modelo que huye de artificios y que busca la máxima pureza, como ya hiciera el 911 T del año 1968. La "T" viene de "Turismo", aunque bien podría haber sido de "Turbo", ya que el modelo actual emplea un motor sobrealimentado con turbocompresor.

El Porsche 911 T, como decíamos, enlaza con la esencia del 'nueveonce' y parte del modelo más modesto de la gama: el Carrera. Es, por lo tanto, un tracción trasera con 370 CV, pero con una serie de aditivos que lo hacen realmente interesante y digno merecedor de esa T que luce en los logos. Esos elementos tienen que ver con la estética, el equipamiento y el chasis.

Si empezamos por el primer apartado, el de la estética (y la aerodinámica), encontramos detalles como el espoiler delantero optimizado, los retrovisores Sport Design en gris Agata metalizado o las llantas de 20 pulgadas en gris titanio, que mejoran la imagen del coche y le dan un puntito diferenciador.

Pero lo más interesante de todo, es decir, aquello que sabrán disfrutar los amantes de la conducción, es que su motor de seis cilindros bóxer cuenta con un cambio manual de seis velocidades con desarrollos acortados para sacarle el máximo partido a los 370 CV y 450 Nm. Además, el eje trasero cuenta con diferencial autoblocante mecánico para exprimir la motricidad en cualquier situación. Este eje posterior, por cierto, puede ser directriz, una opción disponible en algunos 911, pero no en el Carrera.

Con este motor, el Porsche 911 T es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos o en 4,2 si se elige el cambio automático PDK de siete relaciones. La velocidad máxima supera los 290 km/h y el consumo medio oscila entre 8,5 y 9,5 litros cada 100 km en función de la transmisión.

En materia de chasis, este Porsche tan especial rebaja la altura de la carrocería en 20 milímetros y ofrece de serie la suspensión PASM. También llama la atención el esfuerzo llevado a cabo a la hora de reducir el peso total del conjunto. Para ello se han sustituido los cristales laterales y la luna trasera convencionales por otros fabricados con materiales ligeros, se han eliminado los asientos traseros, se han colocado piezas de cuero en lugar de los clásicos tiradores de las puertas y, quien así lo quiera, puede pedir que eliminen el sistema de entretenimiento PCM. Esto último es una solución interesante, pero deja un hueco vacío en la consola central bastante que rompe la estética interior. Cuestión de prioridades.

Si hablamos de equipamiento, el Porsche 911 T monta lo siguiente:

- paquete Sport Chrono

- palanca de cambios más corta

- tapizado Sport-tex para la parte central de los asientos

- reposacabezas con el logo 911 bordado en negro

- asientos bacquet integrales (opcional)

- volante deportivo GT con aro de cuero

- molduras decorativas de color negro en salpicadero y puertas

El Porsche 911 carrera T ya está disponible en los centros Porsche oficiales y las entregas comienzan en enero de 2018. El precio final en España es de 124.259 euros. Con el cambio PDK baja a 124.010 debido a los tramos generados por el sistema impositivo de nuestro país.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0