Motor

Las averías de coche más caras y cómo evitarlas

Tener un coche en propiedad supone un importante coste, pues a los pagos del seguro, mantenimiento habitual -ruedas, aceite, etc...- o el dinero que se esfuma en combustible, hay que añadir el de las averías que se originan. Por ello, es imprescindible que sepa qué elementos debe 'mimar' especialmente de su vehículo para tratar de evitar alguna de las más comunes.

Pero ¿cuáles son las reparaciones más caras? Según la tienda online de recambios de coche Endado.com., las averías en la correa de distribución, los inyectores o el turbo se postulan como las reparaciones más costosas, cuyo precio parte de los 1.000 euros y puede alcanzar los 5.000 euros, dependiendo del vehículo.

Turbo: en este caso, la reparación supone un desembolso para el cliente de entre 1.000 y 5.000 euros, dependiendo de la marca y del modelo del automóvil. Esta pieza es la que se encarga de conceder ese plus de potencia a su coche, y lo hace inyectando aire a gran presión en el motor gracias a una turbina.

¿Cómo cuidarlo? Evite dar acelerones en frío -más aún en vacío- y, si puede, aguarde un par de minutos con el motor encendido cuando termine su ruta para rebajar la temperatura antes de apagarlo.

Inyectores: en este caso, los problemas suelen estar provocados por su uso y en ocasiones por la mala calidad del combustible o por virutas de suciedad alojadas en el circuito, lo que provoca su obstrucción. Su reparación se traduce en un desembolso de 2.000 euros.

Prevenir esto es más complejo puesto que en la mayoría de los casos su deterioro responde al mero desgaste.

La correa de distribución: puede oscilar entre los 250 euros y los 2.000, situándose como el tercer elemento del coche más caro a la hora de reparar. Su función es sincronizar el movimiento de válvulas, pistones, arboles de levas y piñones que hacen posible el funcionamiento del motor.

Para evitar que se rompa, lo aconsejable es seguir las recomendaciones que refleja el fabricante en el libro de mantenimiento y cambiarla cuando se indique. Habitualmente, su duración oscila entre los 80.000 y 130.000 kilómetros o cinco años, dependiendo de la marca.

Módulo de control motor: se encarga de gestionar toda la información de los sensores y actuadores de un motor tanto en diésel como en gasolina. La avería se puede producir por un fallo general en la tensión del vehículo, así como a un fallo general de algún sistema independiente, que puede suponer un desembolso de entre 650 euros y 2.500 euros.

Evite exponer el coche a altas temperaturas o humedad para favorecer su buen estado.

Caja de cambios: es menos frecuente, pero también puede romperse. Normalmente sucede por descuidar el mantenimiento del vehículo o por una mala práctica al cambiar de marchas. El coste de reparación o sustitución de los elementos dañados oscila entre los 1.000 y los 3.000 euros, según informa el comparador online de seguros y productos Rastreator.com.

Para mantenerla en buen estado es fundamental cambiar de marchas sin 'rascar', así como no apoyar la mano sobre la palanca para evitar rozamientos con otros elementos como consecuencia del peso.

Por otra parte, desde Endado.com. explican que a todos estos presupuestos habría que añadir la mano de obra, que suele tener un precio medio de 50 euros la hora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0