Motor

Se filtran los planes de General Motors para su coche autónomo

General Motors, el fabricante de automóviles norteamericano matriz de firmas como Opel o Chevrolet, entre otras, ha desvelado cómo será su tecnología para el coche autónomo en una carta enviada al Gobierno de Estados Unidos.

Una misiva a la que ha tenido acceso Reuters y que esboza los principales rasgos de esta tecnología, denominada 'Cruise Super' ('Súper Crucero'), entre los que destacan los dos siguientes:

-Será un sistema semiautónomo: el conductor podrá apartar las manos del volante y los pies de los pedales, pero deberá estar en todo momento pendiente de la circulación, al igual que sucede, por ejemplo, en los vehículos de Tesla. De hecho, en los trazados con demasiadas curvas o giros muy pronunciados, el vehículo emitirá una alerta con la que solicitará al conductor que asuma el control del coche. En caso de que este no responda o hago caso omiso, el coche encenderá las luces de emergencia y procederá a detenerse progresivamente en el arcén de la calzada cuando sea posible.

-Sistema de reconocimiento facial: 'Super Cruise' trabajará en consonancia con el sistema de monotorización del gigante norteamericano, que permitirá detectar a través del reconocimiento facial si el conductor se encuentra cansado, con sueño o indispuesto. Si es así, la pantalla del vehículo emitirá un aviso en color rojo que se sumará a un mensaje de alerta sonoro y a la vibración del asiento del piloto.

General Motors, que previsiblemente iba a incluir por primera vez esta tecnología en el Cadillac CT6, la lujosa berlina del fabricante norteamericano lanzada en 2016, finalmente desvelará de forma oficial su 'Super Cruise' a comienzos de 2017.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud