Motor

Punto de inflexión en Ferrari: todos sus modelos serán híbridos desde 2019

Ferrari LaFerrari.

Ferrari producirá todos sus vehículos con motores híbridos desde 2019. Pondrá así punto y final a sus emblemáticas mecánicas basadas en los clásicos motores de combustión V8 y V12 para adaptarse al porvenir de la industria del automóvil, donde dejarán de tener cabida de forma progresiva los grandes motores tradicionales para dar paso a motores híbridos y eléctricos de menor tamaño.

Un cambio de tendencia que ha sido anunciado por el propio consejero delegado de la firma del Cavallino Rampante, Sergio Marchionne, quien asegura que el objetivo de Ferrari es vender 10.000 coches cada año desde 2025. Un plan en el que se pronostica un incremento de ventas de forma gradual, pasando de las 8.000 unidades que se prevén comercializar este año a 9.000 en 2019, para acabar superando las 10.000 en 2025.

Precisamente esos niveles de ventas a los que aspira Ferrari son el principal motivo de su hibridación pues, de acuerdo con lo que establece Europa en su normativa de emisiones contaminantes, los fabricantes que venden entre 10.000 y 30.000 vehículos por año están obligados a reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos un 25% respecto a la media de 2007 para el periodo entre 2012 y 2019, y un 45% en 2020. En cambio, las marcas que venden anualmente entre 1.000 y 10.000 coches -donde se encuentra Ferrari actualmente- fijan libremente una reducción de emisiones de CO2, mientras que aquellos que no llegan a 1.000 - caso de Catterham- no tienen obligación de modificar la eficiencia de sus motores.

Por ello, Ferrari pretende llevar a cabo "un cambio fundamental" en la fabricación de los vehículos, tratando de ampliar la gama y poder captar así también una mayor cuota de mercado. Un cambio de tendencia que se inició con la llegada del primer Ferrari híbrido al mercado allá por 2013, el LaFerrari, y que se acentúa en la actualidad.

De igual forma, según informa Reuters, entre los planes de Marchionne se encuentra hacer de Ferrari una marca de referencia en artículos de lujo más allá de los coches. Ampliar las miras de negocio se antoja fundamental para que el fabricante italiano siga siendo rentable después de su escisión del grupo FCA, materializada en enero de este año.

Una maniobra que ya han repetido otras marcas de automóviles de lujo como Aston Martin, que fabrica desde cochecitos para bebés hasta gorras de 1.300 euros para incrementar sus beneficios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin