Motor

Un diseñador ruso crea un Audi propulsado por fusión nuclear

Un diseñador ruso llamado Grigori Gorin ha creado un prototipo firmado por Audi que propone una nueva revolución en la industria del automóvil: un coche impulsado por la fusión nuclear.

Bajo el nombre de Audi Mesarthim F-Tron Quattro, se esconde un nuevo concept que propone ir más allá de la propulsión eléctrica, que se encuentra en pleno auge. Adentrados en tecnicismos, el combustible se logra gracias a un procedimiento en el cual núcleos atómicos con cargas similares se unen para conformar otro más pesado. Al mismo tiempo, se libera o absorbe una gran cantidad de energía que permite a la materia transformarse a un estado plasmático, que es similar al estado gaseoso pero en el que determinada proporción de sus partículas están cargadas eléctricamente y no poseen equilibrio electromagnético.

Dicho de una forma más común, la fusión nuclear permite liberar una gran cantidad de energía que posteriormente habrá que canalizar. La gran ventaja de este método es que se consigue una gran cantidad de energía con muy pocos átomos, por lo que no serían necesarias muchas centrales eléctricas de fusión para abastecer a todos los vehículos del mundo.

En concreto, el corazón del Audi Mesarthim F-Tron Quattro late gracias sus cuatro motores eléctricos situados cerca de cada una de las ruedas que se alimentan de unas baterías ligadas a un generador que, a su vez, está conectado con una turbina que gira gracias al vapor que se desprende del reactor de fusión nuclear con el que está enlazado.

Pero la espectacularidad no termina ahí. El chasis monocasco 'Solid Cage' que le reviste no esta creado de forma convencional, sino que ha sido diseñado mediante impresión 3D con materiales ligeros y ultraresistentes. Además, equipa el sistema de control de chasis MHDS (Hydro-Dynamic Magnetic System), que distribuye el apoyo necesario para permanecer pegado a la carretera en todo momento.

Grigori Gorin diseña así un nuevo mecanismo que no hace más que apresurar el fin de los combustibles fósiles, aunque, al menos de momento, no se contempla utilizar este tipo de energía en los vehículos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud