Motor

Endesa lanza un ambicioso plan para impulsar la movilidad con coches eléctricos

  • Ofrece 300 coches a sus empleados y electrificará la mitad de su flota en 2020

Endesa ha lanzado un ambicioso plan de movilidad eléctrica que cuenta con tres partes: vehículos eléctricos para empleados, coches compartidos y electrificación de la flota comercial.

Según explica la directora de Sostenibilidad, María Malaxachevarría, desde ayer se ofrece por segundo año consecutivo la posibilidad a sus empleados de acceder a un vehículo eléctrico mediante un plan de ayudas. La eléctrica ofrece 300 coches -el doble que el año anterior- en la modalidad de renting (pago por uso) para que los empleados puedan utilizar un coche eléctrico durante un plazo de dos años y poder evitar así el desfase tecnológico de los mismos.

La intención es que el empleado afronte un pago mensual a las empresas de renting Alphabet o Arval por el uso y disfrute de este coche.

Con este salto, el 5 por ciento de la plantilla de la eléctrica utilizará ya este tipo de vehículos libres de emisiones y consolidará a la empresa como pionera en este tipo de transporte. En España apenas se vendieron 2.342 vehículos eléctricos en 2015.

La intención, tal y como explica Malaxechevarría, ?es concienciar a los empleados y testar el interés existente en este tipo de automóviles. La empresa quiere desarrollar un modelo energético más sostenible y mejorar la calidad de vida de las ciudades. Para ello, la electricidad es la fuente menos contaminante y más eficiente. Por ello, hay que electrificar el transporte y la climatización, para desplazar los combustibles fósiles con renovables?.

La eléctrica hizo una encuesta a los empleados para conocer las barreras de entrada de este tipo de movilidad y sus preocupaciones. En el primer análisis se constató que se realiza un uso medio de 65 kilómetros diarios, frente a los 20 kilómetros que se consideraba al principio con unos vehículos con unas autonomías de entre 100-150 kilómetros.

Barreras de entrada

Endesa, consciente de que el coche eléctrico no se compra fácilmente, ya que hay que considerar el punto de recarga y la tarifa de electricidad, ha armado una oferta en la que incluye la facilidad de aparcamiento en la compañía, así como incentivos por participar en el estudio sobre el uso de coche eléctrico que desarrollará la empresa y un incentivo de colaboración por llevar el rótulo de la empresa. Además, instalar un punto de recarga tiene un coste de entre 1.000 y 1.500 euros y la compañía también facilita la instalación, aunque se podrá utilizar otras empresas eléctricas.

Endesa quiere reducir al máximo los desplazamientos de sus empleados para lo que pondrá a su disposición los medios informáticos necesarios, pero si hay que hacerlos tendrán opciones menos invasivas como los coches eléctricos compartidos, que servirán para reducir los gastos en taxis. En estos momentos, hay 20 vehículos en las sedes repartidas por toda España para que los empleados puedan reservarlos para su utilización. Endesa ha instalado 60 puntos de recarga en las sedes para alimentar estos vehículos.

La eléctrica avanza en la electrificación de sus flotas. Endesa renovará la flota de corto recorrido con coches eléctricos para llegar al 50 por ciento en 2020, pero todavía no hay todoterrenos eléctricos que permitan atender las necesidades de negocios como la distribución.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin