Motor

Economía/Motor.- (Ampl. 2) El Gobierno extiende hasta julio de 2016 el Plan PIVE y aprueba el Movea, con 16,6 millones

El Gobierno ha aprobado este viernes la extensión hasta julio del próximo año del Plan PIVE 8, de incentivo a la compra de automóviles nuevos a cambio de achatarrar uno antiguo, con el fin de gastar los fondos remanentes que inicialmente finalizaban el próximo 31 de diciembre.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Asimismo, también se ha aprobado el Plan Movea, que busca impulsar la adquisición de vehículos impulsados con energías alternativas. Este programa contará con un presupuesto de 16,6 millones de euros durante 2016.

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que estas medidas permitirán reducir el impacto del transporte sobre el medio ambiente, así como disminuir la dependencia energética española al diversificar las fuentes de transporte y fomentar la renovación del parque.

PLAN MOVEA.

Saénz Santamaría indicó que el Gobierno ha puesto en marcha un Real Decreto para la concesión directa de ayudas a la compra de vehículos con energías alternativas y para la instalación de puntos de recarga para automóviles eléctricos en 2016, bajo la denominación Plan Movea, que unifica los anteriores Movele y PIMA Aire.

Las ayudas se destinarán a la compra directa, así como a través de renting o leasing, de un vehículo nuevo o de seis meses antigüedad, en el caso de los eléctricos, que usen electricidad, gas (GNC, GNL o GLP) o pila de combustible de hidrógeno. También se podrán acoger motos y bicicletas eléctricas de pedaleo asistido.

Igualmente se subvencionarán estaciones, cableados y dispositivos necesarios para la puesta en servicio de un sistema de recarga "rápido o semi-rápido" en zonas de acceso público. La cuantía de la ayuda variará en función del tipo de vehículo, del combustible, de la masa máxima autorizada o de la autonomía, con una horquilla de entre 200 euros (para bicicletas) y 20.000 euros (para autobuses).

La vicepresidenta señaló que el plan obligará al achatarramiento de furgones, camiones, autobuses o autocares anteriores a 2009, mientras que en el caso de los turismos y furgonetas se incentivará la baja con ayudas de 750 euros, aunque no será obligatoria.

Los beneficiarios podrán ser personas físicas, autónomos, empresas privadas, entidades locales y comunidades autónomas y se subvencionarán vehículos como cuadriciclos, turismos, furgonetas, furgones, autocares, camiones, motos y bicicletas eléctricas.

Los plazos en los que se podrán solicitar las ayudas serán entre el 1 de enero y el 15 de octubre de 2016, aunque también se apoyarán operaciones realizadas en 2015, desde el día siguiente de su aparición en el BOE.

Con el fin de dar continuidad al Movele, las reservas que no se han podido activar con fecha 31 de diciembre de 2015 por agotamiento de presupuesto de dicho programa, se podrán transferir al Movea, con cargo a su presupuesto.

EXTENSIÓN DEL PIVE.

En cuanto a la prórroga del Plan PIVE hasta el 31 de julio de 2016 o cuando se agoten los fondos, Sáenz de Santamaría apuntó que inicialmente estaba previsto que este programa finalizara en 2015, aunque señaló que habrá fondos para prolongarlo.

Esta medida, en su opinión, generará un ahorro de 100 millones de litros de combustible al año y la reducción de la importación de barriles de petróleo. Los planes PIVE también han tenido un efecto positivo sobre la producción de vehículos en España y sobre el conjunto del sector industrial.

La octava edición de este programa contaba con un presupuesto de 225 millones de euros y el conjunto de los planes han tenido con apoyo por parte del Gobierno de 1.115 millones de euros, que han permitido la sustitución de 1,18 millones de vehículos antiguos por otros nuevos y permitiendo un ahorro de 850.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud