Ecomotor

Miedo del coche autónomo a los hackers: los ciberataques amenazan su seguridad

Juan Luis Soto8:27 - 7/07/20150 comentarios

El desarrollo de los vehículos autónomos está ya en fases muy avanzadas. Sobre todo en Estados Unidos, donde se prevé su puesta en funcionamiento generalizada antes de que termine la presente década. Pero la vulnerabilidad de los sistemas informáticos que guiarán estos vehículos se ha convertido en un problema acuciante y prioritario para los ingenieros y las marcas implicados.

Las agencias norteamericanas de vigilancia informática Perrone Robotics Inc y la Mission Secure Inc (MSi) han alertado de los peligros que entraña la posibilidad de que los sistemas sean vulnerados y pirateados.

Google, el gigante de la informática, se ha convertido en uno de los grandes actores de la conducción autónoma. En su trabajo de desarrollo del vehículo que espera comercializar a partir del 2017, ha incluido según la agencia de noticias AFP a un grupo de expertos, volcados en este acuciante problema de la seguridad.

El equipo, formado por informáticos especializados en el hackeo, va a poner a prueba todo el sistema antes de que el coche salga a realizar sus primeras pruebas por la vía pública. Trabajan contra reloj pues el inicio de los ensayos reales por carreteras californianas se han iniciado este mismo verano.

Vulnerables a través de wifi y bluetooth

Los numerosos elementos gestionados por la informática que necesitan los coches autónomos no pueden flaquear en cuanto a sus sistemas de seguridad. Todos los sensores, radares, cámaras de reconocimiento, receptores GPS y detectores por láser deben funcionar perfectamente coordinados. Cualquier injerencia externa podría ser desastrosa y poner en peligro la circulación y a los pasajeros.

Por ello, se han implicado también en el problema de proteger el sistema de conducción autónoma la Universidad de Virginia y el propio gobierno, a través del Ministerio de Defensa. Pruebas recientes han demostrado que era posible acceder al ordenador del coche a través del bluetooth o el propio wifi. Las simulaciones de pirateo han conseguido hacer que el coche acelere en lugar de frenar o, al contrario, provocar un brusco frenazo sin necesidad.

La dimensión del problema ha puesto de relieve a otro de los actores implicados, las compañías de seguros se muestran muy preocupadas ante la llegada de estos nuevos vehículos. primeramente por su alto coste a asegurar debido a sus avanzadas tecnologías, y en segundo lugar por la indefinición legal de la responsabilidad, agravada por el posible pirateo del sistema autónomo. Por lo pronto adelantan un significativo aumento de las primas en este tipo de vehículos.

El avance de los vehículos interconectados sería enorme en cuanto a seguridad ya que eliminarían en gran medida el fallo humano en la provocación de accidentes. Pero añade otros peligros hasta ahora desconocidos que habrá que tomarse muy en serio mediante férreas medidas de protección. Lo más probable es que la implantación de los coches autónomos se produzca de forma gradual y que no todas las funciones de circulación sean automáticas. Por el momento, ya se ha obligado a que los primeros prototipos dispongan de mandos convencionales como volante, acelerador y freno para que el conductor pueda tomar el control cuando sea necesario.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias