Motor

La OCU alerta de tres sillas de bici para niños que suspenden en seguridad

Después de analizar una docena de modelos de sillas de sujeción de niños a bordo de una bicicleta, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha concluido que tres de ellas son inseguras, pese a que el fabricante las declara como homologadas.

Las sillas señaladas por la OCU son Hamax Caress, Siesta y Smiley, ninguna de las cuales superó las pruebas de resistencia y durabilidad llevadas a cabo, concretamente en lo relativo a vibración lateral, descrita en el punto 7.4.4.3 de la norma europea EN 14344: el sistema de anclaje de la silla resultó dañado durante la prueba de dos unidades de cada modelo.

Por ello, la OCU ha contactado con el fabricante y con las autoridades competentes en esta materia para alertarles de este problema y que se tomen las medidas oportunas para garantizar la seguridad de los consumidores.

La organización de defensa de los derechos del consumidor recomienda a quien tenga una de estas sillas de niño para bici que compruebe con regularidad la sujeción de la silla a la bici, apriete los tornillos por seguridad y tenga especial precaución en zonas bacheadas o de firme irregular.

Además, en el análisis también se obervó que otra silla, la Weeride Kangaroo, no cumplía los criterios establecidos por la norma europea en lo concerniente a las dimensiones de la zona del asiento, pero la OCU detectó que la silla, comprada en Europa a través de Amazon, era la versión destinada únicamente al mercado americano y que el modelo europeo sí se ajustaba a la norma.

La OCU recuerda que los productos a la venta en España deben haber pasado una homologación europea en materia de seguridad, por lo que conviene asegurarse de que el producto esté destinado al mercado europeo, especialmente si compra en Internet.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin