Motor

El coche de aire comprimido de Peugeot 'revienta' antes de arrancar

Peugeot 208 Hybrid Air 2l , el prototipo híbrido de aire comprimido | Archivo

Unos de los programas más ambiciosos y revolucionarios de Peugeot, el proyecto de vehículo híbrido con motorización de gasolina y aire comprimido, ha sido cancelado por los responsables de la marca.

Incluso apoyado con dinero gubernamental francés en el año 2011, dicho proyecto estaba ya bastante avanzado y había atraído una importante implicación del fabricante de componentes alemán Bosch. Incluso había merecido la dedicación personal del ex-director Philippe Varin, antecesor de Carlos Tavares en la dirección de Peugeot.

Se trataba de un proyecto muy elaborado, con gran inversión, y a medio plazo pues la comercialización del modelo definitivo basado en el actual prototipo se preveía para el año 2020.

El 208 de bajo consumo anunciaba ya en su propia denominación gastar 2 litros cada cien kilómetros y estaba llamado, entre otros objetivos comerciales, a motorizar el mercado emergente chino con un vehículo limpio y asequible.

Excesivo coste

Las causas del abandono radicarían en una falta de financiación del proyecto, cuyo coste para llevarlo a cabo hasta el final se estima en unos 500 millones de euros. Excesiva para acometer el desarrollo en solitario, Peugeot hubiese necesitado la colaboración de algún otro fabricante que, al parecer, no ha encontrado. Las recientes y profundas reestructuraciones en el grupo PSA tampoco habrían creado las condiciones óptimas para pelar por un proyecto tan oneroso y revolucionario.

El ingeniero principal Karim Mokaddem abandonó hace unos meses PSA y su equipo se ha dispersado por otros departamentos, con lo cual, huérfano y sin apoyo empresarial ni financiación, el Hybrid Air ha desaparecido de los planes de Peugeot.

Por su parte, Bosch, que había asignado muchos recursos materiales y humanos al proyecto, no tira aún la toalla pues ya ha desarrollado la tecnología hidráulica necesaria para el sistema y no descarta compartirla con algún otro fabricante interesado en este nuevo campo de los vehículo híbridos.

La mitad de consumo en ciudad

Con su carrocería aerodinámica (incluso sustituye los retrovisores por pequeñas cámaras) y neumáticos de baja fricción, el 208 Hybrid Air 2L podría haber rebajado el consumo por ciudad en casi la mitad respecto a una versión convencional. Equipado con un motor de gasolina 1.2 PureTech de 84 caballos, el Hybrid Air dispone además de un sistema de dos calderines de aire comprimido que proporcionan impulsión al coche ya sea con emisiones cero en distancias cortas o bien combinado con el motor térmico para aumentar su eficacia y rebajar sus emisiones. El aire almacenado se consigue mediante un compresor hidráulico aprovechando la energía de las frenadas y las deceleraciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum