Motor

Economía/Motor.- Trabajadores de Renault Sevilla, dispuestos a negociar sin cruzar la "línea roja" de bajada salarial

Los trabajadores de la factoría de Renault de San Jerónimo, en Sevilla, se han mostrado dispuestos a negociar medidas de "flexibilidad" para poder cumplir el plan industrial propuesto para Renault España, aunque aseguran que rechazarán cruzar la "línea roja" que, a su juicio supondría una bajada salarial generalizada.

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

Fuentes del comité de empresa han indicado a Europa Press que la empresa les ha presentado un plan industrial que abarca de 2014 a 2016, donde la empresa pretende aumentar la producción entre un 30 y un 40 por ciento, algo que la representación de los trabajadores saluda "con cariño" y que afecta a las plantas de Palencia, Valladolid y Sevilla.

En el caso sevillano, el nuevo plan contempla pasar de 1,2 millones de cajas de cambios anuales a 1,4 millones a partir de 2014, lo que supondría un aumento de puestos de trabajo de entre 200 y 250 empleos más.

De esta forma, los trabajadores aseguran que negociarán ese plan, a través del comité intercentros, "hasta las últimas consecuencias", ya que "queremos que esta gran carga de trabajo se quede en España".

En ese sentido, las fuentes esperan que la empresa "está dispuesta a negociar" pero esperan que la empresa "no se quiera aprovechar de la crisis y no quiera recortar en salarios", tras lo que han recordado que el convenio colectivo está en vigor hasta 31 de diciembre de 2013.

"Esperamos que la empresa tenga la misma altura de miras para negociar", han aseverado fuentes del comité de Sevilla, quienes aseguran que están "dispuestos" a aceptar que se aplique medidas de flexibilidad, con la implantación de "turnos especiales en momentos puntuales de producción".

No obstante, dejan claro que los trabajadores van a "marcar la línea roja de recortes de salarios, pues no estamos dispuestos a negociar bajadas salariales".

Consideran que "hay campo de negociación dentro del convenio colectivo y se pueden introducir medidas de flexibilidad que se podrán incorporar al nuevo convenio colectivo".

"Hay cosas que se pueden negociar, y que no sean una reducción general de salarios", han agregado las fuentes, quienes están dispuestas a "permitir que los pluses por fin de semana se paguen en descansos, no con dinero, además de estar dispuestos a eliminar horas extraordinarias, que suponen un coste importante, implantando un nuevo turno adicional; estamos dispuestos a negociar, y esperamos que se vaya avanzando".

Los trabajadores, que prevén mantener nuevas reuniones con la empresa la próxima semana en el seno del comité intercentros, donde esperan mayor concreción sobre los números de este nuevo plan, también celebrarán asamblea de trabajadores para informar de este nuevo plan industrial.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin